Mundo
Ver día anteriorMartes 14 de noviembre de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Asegura que el responsable del crecimiento del independentismo en Cataluña es el PP

Puigdemont no descarta una solución alternativa a la separación de España

Ex consejeros reconocen que el gobierno catalán no estaba preparado para la secesión

Foto
Carles Puigdemont, destituido presidente de Cataluña, declaró al diario belga Le Soir que siempre ha estado dispuesto a aceptar la realidad de otra relación con EspañaFoto Ap
Armando G. Tejeda
Corresponsal
Periódico La Jornada
Martes 14 de noviembre de 2017, p. 26

Madrid.

El cesado presidente de Cataluña, Carles Puigdemont, dijo que se podría proponer una solución que no sea la independencia, y señaló que aún es posible una solución alternativa a la secesión, en una entrevista publicada este lunes por el diario belga Le Soir.

Estoy dispuesto, y siempre lo he estado, a aceptar la realidad de otra relación con España, afirmó Puigdemont desde Bruselas, adonde se fugó el pasado 28 de octubre.

El ex mandatario catalán enfrenta un proceso penal en los tribunales españoles, pero primero la justicia belga tendrá que decidir si lo entrega a las autoridades ibéricas, así como a sus cuatro ex consejeros.

El político catalán está muy activo desde su refugio en Bruselas, donde hace apariciones esporádicas en los medios de comunicación para expresar sus intenciones políticas y como parte de su estrategia de internacionalizar el conflicto.

Otro objetivo prioritario de Puigdemont era llamar la atención de las instituciones de la Unión Europea (UE), que hasta ahora, y a pesar de los emplazamientos de los independentistas catalanes, han cerrado filas con el Estado español.

Puigdemont estará en las listas electorales de su formación, el conservador Partido Demócrata de Catalunya (PDCAT), que se presentará a los comicios del 21 de diciembre con la candidatura que llamaron Junts pel Catalunya, sólo que esta vez lo harán en solitario al no lograr convencer a ningún otro partido para ir juntos.

El líder nacionalista se refirió precisamente a su futuro político y a la estrategia que tendría su formación para reconducir la crisis abierta entre Cataluña y el Estado español, en una entrevista realizada el viernes pasado por el periódico belga Le Soir, en la que a la pregunta de si baraja alguna solución que no pase por declarar la independencia, respondió: Siempre es posible. He trabajado 30 años para obtener otro encaje de Cataluña en España. Hemos trabajado mucho en eso, pero la llegada al poder del señor (José María) Aznar (1996-2004) detuvo esa senda.

Así, Puigdemont se mostró en favor de un acuerdo con España, pero subraya que el origen de la crisis actual se remonta a 2010, cuando el Tribunal Constitucional declaró ilegales varios artículos del Estatuto de Autonomía de Catalunya. El origen de todo esto es la invalidación del Estatuto de Autonomía que había sido adoptado por los parlamentos catalán y español. ¿Sabe cuántos diputados independentistas había en ese momento en el Parlamento catalán?, ¡14 de 135! Ahora se han convertido en 72. El responsable del crecimiento del independentismo es, ante todo, el Partido Popular (PP).

Interrogado sobre si para él se trata de independencia o muerte, Puigdemont respondió: nunca, y aseguró que sigue siendo favorable a un acuerdo, refirió Europa Press.

Al impulsar el proceso de independencia, el gobierno de Puigdemont y las fuerzas soberanistas subrayaron que el mismo estaba amparado por el mandato otorgado en el referendo del primero de octubre, no autorizado por Madrid, y la ley de transitoriedad.

Actalmente ocho miembros del gobierno de Puigdemont, entre ellos su ex vicepresidente Oriol Junqueras, están en prisión, mientras algunas figuras del independentismo han tomado distancia.

Foto
Carme Forcadell, presidenta del Parlamento catalán, quien está libre gracias al pago de una fianza de 150 mil euros, volvió ayer al recinto y agradeció el respaldo de los trabajadores de la Cámara de DiputadosFoto Afp

Más aún, varios ex consejeros como Clara Ponsatí, de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), y Santi Vila, del PDCAT han reconocido que en realidad el gobierno no estaba preparado –ni convencido– de que pudiera salir adelante la declaración unilateral de independencia que fue proclamada en la sesión parlamentaria del pasado 27 de octubre.

Esa proclamación precipitó tanto la aplicación del artículo 155 de la Constitución española como la presentación de las querellas de la Fiscalía General del Estado por los delitos de rebelión, sedición y malversación contra el gobierno y la Mesa del Parlamento.

ERC ha reconocido que, efectivamente, el gobierno catalán no estaba suficientemente preparado para dar continuidad política de forma sólida a los resultados del referendo, sobre todo porque estábamos haciendo frente a un Estado autoritario sin límites para aplicar la violencia. Estábamos a punto de desarrollar la república en un contexto diferente al que nos encontramos, pero ante las pruebas claras de que esta violencia podría llegar a darse decidimos no traspasar esa línea roja, indicó Sergi Sabriá, vocero de ERC, al que los sondeos vaticinan una victoria en las elecciones de diciembre, aunque sin mayoría absoluta.

A su vez, Carme Forcadell, presidenta del Parlamento catalán, quien está libre gracias al pago de una fianza de 150 mil euros, volvió este lunes al recinto y agradeció el apoyo de los trabajadores de la Cámara de Diptuados y les pidió que laboren para garantizar la soberanía de la institución.

En tanto, el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, reiteró que está seguro de que los separatistas perderán apoyo en los comicios del próximo mes. Prometieron que Europa los respaldaría, pero ningún país ha hecho tal cosa. Prometieron que una separación de España no tendría consecuencias económicas, pero más de 2 mil empresas ya han abandonado Cataluña. Estoy convencido de que los catalanes sacarán sus conclusiones a la hora de las elecciones, declaró Rajoy al diario alemán Handelsblatt, indicó Europa Press.

En medio del fuego cruzado por el conflicto catalán, el diario El País publicó una serie de fotografías con las que señala que hay una vinculación directa entre el fundador de Wikileaks, Julian Assange, y el movimiento separatista catalán. En las imágenes aparece Oriol Soler –uno de los hombres más cercanos a Puigdemont– saliendo de un encuentro en Londres con Assange, que se había llevado a cabo en la embajada de Ecuador, donde el activista se encuentra refugiado desde hace varios años.

Preguntado al respecto, el canciller español, Alfonso Dastis, afirmó que sí, hay muchos indicios que apuntan a que este señor y otros tratan de intervenir, de manipular y de afectar a lo que debe ser el desarrollo democrático natural en Cataluña. Esas informaciones apuntan en esa dirección. Se han entrevistado nada menos que tres horas. Ya me dirá usted si no es un parecer que no repugna a la razón que hayan abordado este tema, más sabiendo la involucración de Soler.