Política
Ver día anteriorLunes 11 de diciembre de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Critica a Calderón y Fox por no terminar con el régimen corporativo clientelar

No busco Los Pinos para ser administrador en turno de la desgracia nacional: Anaya
Foto
Ricardo Anaya confirmó ayer que quiere ser el candidato de la coalición Por México al FrenteFoto Cristina Rodríguez
Georgina Saldierna
 
Periódico La Jornada
Lunes 11 de diciembre de 2017, p. 6

Al confirmar sus aspiraciones presidenciales y su interés en convertirse en el abanderado de la coalición Por México al Frente, integrada por PAN, PRD y Movimiento Ciudadano (MC), Ricardo Anaya dijo ayer que el país requiere un cambio de la mayor profundidad estructural y que su intención no es llegar a Los Pinos para convertirse en el administrador en turno de la desgracia nacional, sino para transformar la nación.

Prometió acabar con el pacto de impunidad imperante y se deslindó de los gobiernos panistas de Viente Fox y Felipe Calderón, a los cuales criticó por no terminar con el regimen corporativo clientelar vigente y desatar niveles insospechados de violencia.

Anaya también acusó a José Antonio Meade, postulado por el PRI, de ser el candidato de la continuidad, de únicamente aspirar a administrar la realidad y de defender las políticas públicas que han generado más pobreza. De Andrés Manuel López Obrador, interesado en Los Pinos por Morena, puntualizó que propone ideas viejas que han resultado un fracaso, como la aministía a narcotraficantes que se intentó sin éxito en Colombia.

El político queretano hizo públicas sus intenciones ante miles de militantes reunidos en un salón del World Trade Center, donde lo arroparon 11 de los 12 gobernadores blanquiazules. Sólo faltó el poblano Antonio Gali, ligado a su eventual contendiente, el ex mandatario Rafael Moreno Valle, pues hasta los que han hecho su carrera en las filas del calderonismo decidieron respaldar al ahora ex dirigente nacional del blanquiazul.

Uno de estos últimos reveló que ya hicieron saber a Margarita Zavala, esposa del ex presidente Felipe Calderón, que no van a apoyarla en su interés de llegar a la Presidencia de la República por la vía independiente, y que igualmente dialogaron con Meade para decirle que no trabajarán en su favor y se mantendrán en la institucionalidad panista, aunque tienen una vieja amistad con el ex secretario de Hacienda.

Eso sí, si al final de la campaña presidencial de 2018 se requiere unir fuerzas para detener López Obrador, dijo que no dudará en promover un voto prianista en su contra.

Al acto multitudinario de destape de Anaya también acudieron senadores, diputados, alcaldes y militantes de a pie que fueron traídos a la capital desde distintas entidades, como Puebla y el estado de México, y quienes a la menor oportunidad le gritaron ¡Presidente, presidente! Como parte de la cargada, los panistas se abalanzaron contra el queretano para saludarlo, abrazarlo y tomarse fotos con él, provocando empujones y magullones a no pocos asistentes.

Del PRD y en primera fila estuvieron los dirigentes de las principales corrientes, el nuevo presidente de ese partido, Manuel Granados, y su antecesora, Alejandra Barrales. Por parte de MC, el dirigente Dante Delgado y Alejandro Chanona, así como el alcalde de Guadalara, Enrique Alfaro, entre otros.

Resaltó la inasistencia de Moreno Valle y del jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, cuyo interés en llegar a Los Pinos fue hecho de lado, aunque curiosamente sí estaba Luis Serna, su secretario particular.

Anaya, quien estuvo acompañado por su esposa, Carolina, y sus pequeños Santiago, Mateo y Carmen, destacó que México no va por el camino correcto y se encuentra en una situación de maxima gravedad, debido a la violencia, la desigualdad socioeconómica y la corrupción.

El país requiere un cambio, pero no cualquier transformación, subrayó y reconoció que los gobiernos panistas de Fox y Calderón no modificaron el sistema clientelar y corporativo priísta y tampoco tocaron el pacto de impunidad.

El aspirante presidencial señaló que de buena fe, con rectitud de intención, pero sin una estrategia clara y eficaz, se disparó la violencia, hasta alcanzar niveles insospechados.

Luego de puntualizar que la coalición representa un cambio inteligente y con propuestas, expuso que los que están satisfechos con la desatrosa situación del país ya tienen al candidato de la continuidad, que es José Antonio Meade.

Por último, Anaya defendió la propuesta de entregar a la población un ingreso básico universal, y a quienes pusieron en duda la creación de la alianza electoral, les repondió con una frase atribuida erróneamente a Zorrilla: Los muertos que vos matáis, hoy gozan de cabal salud.