Capital
Ver día anteriorDomingo 11 de febrero de 2018Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

El empleo selectivo de la ley de uso de suelo inició con la llegada de Mauricio Toledo, acusan

Negocios en Coyoacán se alinean con el PRD o son clausurados

Residentes de la delegación afirman que el ex delegado convirtió espacios tradicionales y culturales en establecimientos de alto impacto

Acosan a simpatizantes de otros partidos

Foto
Habitantes de la colonia Santo Domingo denunciaron que el salón Terraza Jardín fue clausurado por supuestas quejas vecinales, después de que la precandidata de Morena a la jefatura del Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, tuvo una reunión con simpatizantes en ese lugarFoto La Jornada
Rocío González Alvarado/II
 
Periódico La Jornada
Domingo 11 de febrero de 2018, p. 25

Los establecimientos mercantiles en la delegación Coyoacán, especialmente en su centro histórico, están sometidos a la aplicación selectiva de la ley desde hace seis años, con la llegada de Mauricio Toledo al gobier- no de la demarcación.

Hay propietarios que gozan de privilegios que les permiten operar incluso sin contar con el uso de suelo; pero por otro lado, hay negocios que por la simple ausencia de un letrero de No fumar padecen la clausura inmediata por no estar alineados con el PRD.

De acuerdo con vecinos y empresarios consultados, el uso discrecional de la ley que se aplica en la actual administración comenzó con el arribo de Toledo a la delegación, en 2012. Recordaron que el primer caso de negligencia ocurrió en el jardín Centenario, cuando el funcionario permitió la operación de una marisquería en lo que era la legendaria librería El Parnaso.

Ese fue el primer cambio en el uso de suelo que permitió y resultó ser muy simbólico, porque antes era un espacio cultural, donde ibas a tomar café y te encontrabas junto a los intelectuales que vivían en Coyoacán. Después se convirtió en una pi-zzería y ahora es un restaurante de comida mexicana, que renta la parte superior para actos con música a todo volumen en la madrugada, narraron residentes de Villa Coyoacán.

Después, en cascada, una tras otra, se repitieron las violaciones al uso de suelo en el centro histórico con la transformación de las casonas en establecimientos de alto impacto, a pesar de las restricciones que existen por ser un área patrimonial, donde sólo se permite la orientación habitacional y los comercios con derechos adquiridos.

Denuncias sin resultados

De estos cambios dan cuenta las quejas que repetidamente han presentado los colonos ante la Procuraduría Ambiental y de Ordenamiento Territorial (Paot), la cual ha investigado y documentado las irregularidades con las que operan bares y cantinas, sin que se proceda a suspender sus actividades.

Hemos presentado alrededor de 50 denuncias, todas por violación al uso de suelo y lo único que hemos logrado es la clausura de un local en Caballo Calco. En algunos casos, el Instituto de Verificación Administrativa (Invea) supervisa e impone una sanción de entre 6 mil y 13 mil pesos y los conmina a no violar el uso de suelo, pero continúan operando, expusieron.

Bares que durante las gestiones de Heberto Castillo y Raúl Flores se habían mantenido cerrados por no contar con el uso de suelo, en la actualidad se encuentran abiertos, como el ubicado en Carrillo Puerto número nueve, habilitado en la planta alta de un inmueble de dos niveles, donde las actividades se extienden hasta la madrugada.

La operación del Cine Coyoacán, que a pesar de la resolución de un juez que mandató su clausura, exhibe una o dos películas, pero organiza conciertos de rock pesado; se trata de otro caso emblemático, al igual que la transformación de la papelería Dabo en una plaza comercial, a unos pasos de la sede delegacional.

Durante un recorrido se pudo constatar que calles tradicionales del centro, como Francisco Sosa, en el barrio de Santa Catarina, e Higuera en La Conchita, de uso habitacional y que en anteriores administraciones eran intocables, se convirtieron en corredores comerciales. Si bien no ha impactado en la plusvalía, gracias a que las propiedades se cotizan en dólares, ha provocado la paulatina migración de sus habitantes.

Las circunstancias cambian drásticamente para quienes no son afines al PRD y al gobierno delegacional, ya que el mínimo incumplimiento de la ley de Protección Civil amerita el cierre de sus negocios. Algunos dueños afirman que basta la sospecha de que tienen algún acercamiento con el partido Morena para enfrentar todo el rigor de la ley, sin que tengan la oportunidad de subsanar las deficiencias.

Como botón de muestra, relataron los colonos, se encuentra el salón Terraza Jardín, en la colonia Santo Domingo, donde se colocaron sellos de suspensión de actividades por supuestas quejas vecinales, después de que la precandidata de Morena a la jefatura del Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, tuvo una reunión con simpatizantes en ese lugar.

Marlen N fue víctima de la negligencia, narró que durante más de 10 años mantuvo abierta su estética Look Fashion sobre la avenida Cafetales, pero su afinidad con Morena provocó que de un día para otro autoridades delegacionales clausuraran su negocio hace un año por no contar con uso de suelo.

Si te atreves a poner una manta de otro partido que no sea el PRD, van y te cierran, buscan cualquier pretexto y lo hacen, lamentó.

En otras zonas, los negocios son cerrados por funcionarios en espera de recibir una mordida para levantar la clausura. Así sucedió en la cafetería Playa Coyote, ubicada en Filosofía y Letras número tres, en Copilco, la cual ofrece a estudiantes café y alimentos preparados para llevar a bajos precios; sin embargo, desde agosto pasado le pusieron sellos de suspensión de actividades por no contar con el letrero de No fumar y un extintor.

Tenemos uso de suelo y todo en regla. Si incurrimos en alguna falta, lo entendemos, ya hicimos lo que nos pidieron para remediarlo, pero no han abierto. Nos dicen que quieren que paguemos un monto extra, pero no vamos a caer en ninguna extorsión, aseguró la propietaria Shelley Chapman.

Heberto Castillo, quien llegó a gobernar esta delegación sin pertenecer a ningún grupo político, consideró que lo que ocurre actualmente en Coyoacán es reflejo de lo que se ha convertido el PRD en la ciudad. Perdió sus principios y se volvió una franquicia política. Ya no se gobierna, se controla y se opera con base en acuerdos, apuntó.

Cuando goberné eran otras las condiciones, se trabajaba por principios y con políticas claras. Hoy hay un deterioro total, refirió, al confiar que en las próximas elecciones haya un cambio, porque es muy necesario, sobre todo, tras las pasadas dos administraciones.

Btn rs