Capital
Ver día anteriorMiércoles 14 de marzo de 2018Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Elecciones 2018

La izquierda trajo desorden, afirma

Se reúne Mikel Arriola con organizaciones pro vida y pro familia
Rocío González Alvarado
 
Periódico La Jornada
Miércoles 14 de marzo de 2018, p. 34

Luego de reunirse con asociaciones civiles pro familia y pro vida, ante quienes refrendó su postura en favor de la familia tradicional, el candidato del Partido Revolucionario Institucional al gobierno capitalino, Mikel Arriola, insistió en que es necesario que sus oponentes políticas Claudia Sheinbaum y Alejandra Barrales definan su postura sobre el aborto, la adopción por parejas del mismo sexo y los matrimonios homoparentales.

“A los simpatizantes del PAN les gustaría saber qué piensa la candidata del frente por la ciudad, y a los de la alianza ‘exótica’ del PES y Morena también”, expresó, al argumentar que la sociedad y los votantes deben tener perfectamente clara la postura de sus abanderados.

Interrogado en relación a que se trata de derechos ya establecidos en la Constitución de la Ciudad de México, Arriola respondió que si el texto constitucional tuvo una aprobación de apenas 20 por ciento hay que escuchar a los que no han sido escuchados, a partir de los mecanismos de consulta que ya existen. No se trata de confrontar ni de pasar por encima de nadie, sino de escuchar, apuntó.

Aseguró que también estaría dispuesto a reunirse con colectivos de homosexuales y feministas, al considerar que no sólo es una obligación, sino un principio elemental de convivencia.

Señaló que en la reunión privada que sostuvo con más de un centenar de líderes de organizaciones civiles defensoras de la familia y de la vida, se expresó que lo que más afecta a las familias es la corrupción, por lo que debe abordarse desde el punto de vista moral y ver cómo desde el núcleo familiar se deben formar mejores personas e instituciones en la ciudad.

En los pasados 20 años, apuntó, los gobiernos de izquierda han menospreciado el valor de la familia, provocando la ruptura del núcleo familiar y trayendo el desorden a la Ciudad de México.

Ellos han promovido el desprecio por los valores, junto con un libertinaje encubierto de supuestos derechos, que ha puesto en riesgo el desarrollo de nuestros hijos y que ha derivado en una desintegración de nuestra sociedad, expuso.