Estados
Ver día anteriorMiércoles 14 de marzo de 2018Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

La juez también le impone reparación de daños, gastos y multa

Prisión vitalicia a doble feminicida en el Edomex

Mostró total desprecio a las víctimas por su condición de mujeres

Fiscal general se congratula de la resolución; hay 107 sentenciados

Silvia Chávez González
Corresponsal
Periódico La Jornada
Miércoles 14 de marzo de 2018, p. 29

Tlalnepantla, Méx.

En una sentencia por feminicidio inédita en el país, una juez de control del Tribunal Superior de Justicia del Estado de México condenó a prisión vitalicia a Fernando González García, de 38 años de edad, por el asesinato de la estudiante Karen Rebeca Esquivel de los Monteros, de 19 años de edad, y de Adriana Hernández Sánchez, de 52, a quienes mató por el hecho de ser mujeres.

La juez Mariana Edith Gutiérrez Hernández también determinó que González García deberá pagar a los familiares de la estudiante un millón 95 mil 600 pesos por reparación de daño, así como una sanción pecuniaria de 365 mil 200 pesos; 115 mil 600 pesos por daño moral para cubrir terapias sicológicas, más de 4 mil pesos para gastos funerarios y, como parte del restablecimiento del honor, tendrá que ofrecer una disculpa pública a los deudos.

En la audiencia efectuada la noche del lunes en la sala de juicios orales y de control, en el poblado de Barrientos, la juez argumentó que la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (Fgjem) acreditó con peritajes y testimonios que el acusado fue responsable de los dos feminicidios, perpetrados el 22 de septiembre de 2016, en un acto de total desprecio hacia las víctimas por su condición de ser mujeres. Rebeca Esquivel y Adriana Hernández fueron asesinadas, introducidas en maletas y arrojadas al interior de un domicilio.

Rebeca Espinosa de los Monteros, madre de Karen, y Jorge Hernández Sánchez, hermano y tutor de Adriana, de 52 años, pero con edad mental de un niño de entre nueve y 10 años de edad, acudieron a las audiencias de desahogo de alegatos y de individualización de sanciones y reparación de daño, la cual terminó la noche del lunes.

De invitado a victimario

Según relató la juez, el día del crimen, alrededor de las 16 horas, de acuerdo con las pruebas presentadas por el Ministerio Público, Fernando fue invitado por Adriana a comer en su domicilio, en el número 24 de la avenida Adolfo López Mateos, en la colonia Jardines de San Mateo, municipio de Naucalpan, pues eran amigos. A la reunión también acudió Karen.

En la cocina del inmueble, Fernando sometió a Adriana, la golpeó en la nuca y le provocó la muerte por lesión cráneoencefálica. Después arrastró a Karen a una de las habitaciones, donde abusó sexualmente de ella y luego la estranguló con una media.

Fernando metió los cadáveres en sendas maletas, las llevó a un gimnasio contiguo a la casa de Adriana (donde el sentenciado y Karen laboraban). Pasadas las nueve de la noche sacó los velices y los llevó a su vivienda, ubicado en lote 6, manzana 8 calle El Tejocote, en Naucalpan.

Foto
Cientos de integrantes del movimiento Mujeres Unidas, en el estado de México, realizaron una marcha el domingo para exigir que pare la violencia misógina en la entidad. Las activistas clausuraron simbólicamente la Fiscalía de Feminicidios en EcatepecFoto Javier Salinas Cesáreo

Fernando llegó como a las 23 horas a su domicilio, que rentaba. Vivía solo. Vi cuando bajó dos maletas y las aventó hacia dentro de su cuarto; luego salió a fumarse un cigarro, declaró un testigo ante el Ministerio Público. Otra persona dijo que del domicilio de la colonia El Tejocote emanaban olores fétidos y por ello llamó a la policía municipal, que descubrió los cadáveres el 25 de septiembre.

El fiscal general de la entidad, Alejandro Gómez Sánchez, se congratuló de la sentencia porque, sostuvo, responde a quienes dicen que en la entidad existe impunidad para los asesinos de mujeres. En el estado han sido sentenciados 106 feminicidas, agregó.

En entrevista al término de una reunión con empresarios en la entidad, agregó: Sí tenemos, y no lo hemos negado, un problema de violencia de género. Lamentablemente de violencia extrema, que es feminicida.

La víspera, organizaciones no gubernamentales (ONG) protestaron en Ecatepec y Toluca para denunciar que existen numerosos feminicidios impunes.

ONG podrían estar confundiendo cifras

El funcionario explicó que cifras del Sistema Nacional de Seguridad Pública ubican al estado de México en el vigésimo lugar nacional en feminicidios, lo cual no es consuelo, de ninguna manera, y en cada caso la Fgjem debe trabajar muy de la mano con las familias de las víctimas para obtener sentencias condenatorias, añadió.

Si bien aceptó que los números que presentan las ONG difieren de los oficiales, comentó que no se trata de contrapuntear cifras, porque posiblemente están confundiendo homicidios dolosos de mujeres con feminicidios. De cualquier forma, todo homicidio o violencia contra mujeres se investiga con perspectiva de género, añadió.

Alejandro Gómez comentó que desde 2011 se han judicializado 373 casos de feminicidio; en 60 por ciento de ellos los acusados ya están vinculados a proceso penal y se han emitido 107 sentencias condenatorias.

En lo que va de 2018 suman 54 homicidios dolosos de mujeres y 15 feminicidios; en el mismo periodo de 2017 se registraron 46 homicidios dolosos y nueve feminicidios. Esta disminución revela una contención de este delito, consideró.