Sociedad y Justicia
Ver día anteriorMiércoles 25 de marzo de 2009Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

No es momento para cambiar la Ley del Trabajo, advierte la ANAD en foro de Casa Lamm

La reforma laboral, proyecto autista que empobrecerá más a los obreros: Alcalde

Es necesario revisar el artículo 123 de la Carta Magna, pero para mejorarlo, señala académica

Patricia Muñoz Ríos
 
Periódico La Jornada
Miércoles 25 de marzo de 2009, p. 49

La reforma laboral que impulsa este gobierno es un proyecto autista que no ve ni oye a los trabajadores; es un conjunto de normas huecas que va a empobrecer más a la clase obrera y ataca conquistas, como la libertad sindical, e imposibilita otras, como el derecho a huelga, por lo que habría que impulsar un verdadero diálogo con los sectores involucrados.

Señaló lo anterior Arturo Alcalde, abogado experto en temas laborales, en el foro organizado por Casa Lamm para analizar la reforma a la Ley Federal del Trabajo.

Ahí, el presidente de la Asociación Nacional de Abogados Democráticos (ANAD) y encargado de la Junta Especial 17 de Conciliación y Arbitraje, Lauro Sol, apuntó que no es el momento para esta reforma, pero sí lo es para defender el 123 constitucional contra la embestida al sector laboral.

El dirigente de la ANAD apuntó que más nos vale defender las leyes y la normatividad en materia laboral, sobre todo lo que está plasmado en la Constitución, o se verán desdibujados los derechos de los trabajadores en México.

A su vez, Graciela Bensusan, investigadora y catedrática de tiempo completo de la Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Iztapalapa, y especialista en temas de derecho laboral, planteó que debe revisarse el 123 constitucional, pero para mejorarlo, y también la Ley Federal del Trabajo, pero no para quitar derechos, sino para poner una regulación laboral más efectiva para los trabajadores.

Destacó que en la actualidad, más de 40 por ciento de la población ocupada en el país no tiene protección social, y que la crisis será un gran laboratorio mundial que derrumbará mitos, ya que países como los europeos, cuyos trabajadores tienen beneficios sociales y altos sueldos, saldrán más rápido de la recesión que aquellos como México, que han sacrificado a su sector laboral en aras de favorecer a las empresas.

Por su parte, Arturo Alcalde comentó que la reforma laboral impulsada por el titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), Javier Lozano, plantea limitaciones, como a los derechos de libre asociación y de huelga, y está desligada de la realidad: es autista.

Es como la gran carta a Santa Clos-STPS, presentada por los patrones para que todo se les conceda. Por ello –dijo–, es necesario el consenso entre todos los sectores involucrados para hacer una reforma más equilibrada, que llame al diálogo para integrar un proyecto viable que reconozca los derechos de los trabajadores y a la vez tome en cuenta a las empresas. Ya no es posible instrumentar leyes que estén desarticuladas de la realidad, sostuvo.

Asimismo, llamó la atención respecto a que es necesario transformar el sistema de justicia laboral porque es lento, tortuoso y algunas veces hasta corrupto; se requieren cambios en las juntas de conciliación y arbitraje, establecer esquemas que acorten la duración de los juicios y que haya reconocimiento oficial de que los derechos laborales también son derechos humanos.