Política
Ver día anteriorMiércoles 15 de abril de 2009Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Infructuosos intentos de PRD y PT por mantener el país al margen de Washington

Permite el Senado a la Armada participar en ejercicios bélicos coordinados por EU

El objetivo ahora no es la guerra fría, sino el combate al narcotráfico, justifica Rosario Green

Andrea Becerril y Víctor Ballinas
 
Periódico La Jornada
Miércoles 15 de abril de 2009, p. 16

Luego de un ríspido debate, que enfrentó a los perredistas entre sí, el Senado de la República aprobó ayer la salida de un contingente de la Armada de México para participar en los Ejercicios Internacionales de Guerra Antisubmarina (Unitas, por sus siglas en inglés) 50-09, que coordina Estados Unidos.

Fue una discusión en la que salió a relucir que la priísta Rosario Green Macías reveló que cuando fue canciller, en 1999, Estados Unidos propuso a México entrar a un programa que permitiera el arribo de buques extranjeros comerciales y de guerra a sus zonas marítimas.

Eso lo dijo en tribuna el panista Felipe González y no fue desmentido por Green, quien pidió en nombre del tricolor aprobar la participación de la Armada en Unitas bajo el argumento de que la situación ahora es distinta, porque el objetivo de ese organismo no es la guerra fría, sino el combate al narcotráfico.

El perredista Pablo Gómez y el petista Ricardo Monreal advirtieron en tribuna que la asistencia de integrantes de la Marina en las maniobras que se llevarán a cabo en los mares de Florida, del 19 de abril al 7 de mayo, pone en riesgo la doctrina militar que México ha seguido tradicionalmente y le ha permitido no depender de potencias militares extranjeras y estar a salvo de las presiones de Estados Unidos.

Ambos deploraron que se pretendiera minimizar la trascendencia del hecho y se asegurara, como lo hizo en nombre de las comisiones dictaminadoras el panista Sebastian Calderón Centeno, que se trata sólo de prácticas navales.

A quienes sostienen que no implica compromisos militares, respondo que por algo se empieza. No pueden pedir de entrada un pacto militar entre México y Estados Unidos, pero están tratando de empezar con algo, recalcó Pablo Gómez.

No se trata, agregó, de vivir en una burbuja, sino de no ser presionables, de seguir con la doctrina que impida que Estados Unidos solicite cualquier cosa al Estado mexicano, insistió.

Monreal, por su parte, expresó en que se viola la Constitución y su artículo 129, donde se asienta con toda claridad que en tiempos de paz ninguna autoridad puede ejercer más funciones que la que tengan conexión con la disciplina militar.

Recordó que el ex presidente Lázaro Cárdenas insistió siempre en mantener la dignidad del Ejército en su territorio y no aceptar ni la ayuda ni la intromisión de fuerzas militares extranjeras.

Foto
El senador panista Gustavo Madero aplaude al titular de la Secretaría de Marina, almirante Francisco Saynez Mendoza, ayer en XicoténcatlFoto Jesús Villaseca

La bancada del PRD se dividió. Gómez Álvarez y Graco Ramírez Garrido Abreu expusieron criterios opuestos en tribuna y este último se confrontó con Monreal, quien a gritos y desde su escaño reclamó al morelense lo que consideró una defensa de Felipe Calderón.

¡Es el espurio!, le contestó el ex gobernador de Zacatecas cuando Ramírez Garrido Abreu dijo ante el pleno que podrán desconocerlo a él, pero no la facultad constitucional de que el Presidente sea el jefe de las fuerzas armadas.

Monreal le gritó de nuevo: “Es tu presidente, ustedes lo reconocen, y Ramírez Garrido Abreu respondió: No confundas, no caricaturices, porque el presidente algún día puede ser un hombre de izquierda.

La priísta Rosario Green, por su parte, insistió en que es importantísimo que varios países trabajen en el Golfo de México y hagan un ejercicio naval para ver cómo se patrullan las costas, lo que no implica desembarcos ni compromisos mayores. Y realmente no tengo por qué pensar que los va a implicar.

Y como Monreal antes preguntó si estamos en guerra, para que la Armada salga del país, Green sostuvo: Sí estamos en guerra contra el narcotráfico y el crimen organizado, ya que “quienes gobiernan en el Golfo de México son los cárteles de la droga”. El objetivo común en los ejercicios conjuntos de Unitas es combatir el narcotráfico. Y en eso, no nos hagamos tontos, no podemos solos.

El senador Pablo Gómez Álvarez enfrentó el argumento de Rosario Green Macías. Lo del narcotráfico es una coartada, porque el objetivo de Unitas han sido siempre los ejercicios militares continentales y quienes crean lo contrario estarán actuando no por falta de experiencia o de entendimiento, sino por conveniencia.

Al final, con 66 votos en favor y 13 en contra –de perredistas y petistas– el Senado autorizó la salida de un contingente de 343 elementos de la Armada de México para participar en maniobras militares coordinadas por Estados Unidos.