Cultura
Ver día anteriorLunes 4 de mayo de 2009Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
 

Papeles inesperados compila textos de varias épocas y géneros hallados en 2006

Escritos inéditos de Cortázar, que yacían en una vieja cómoda, salen a la luz

Se presentará el 8 de mayo en la Feria Internacional del Libro en Buenos Aires

Foto
En medio de la polémica, se presentará la compilación de obra inédita del escritor argentino, dentro de las actividades por su 25 aniversario luctuosoFoto Fabrizio León
Stella Calloni
Corresponsal
Periódico La Jornada
Lunes 4 de mayo de 2009, p. a13

Buenos Aires, 3 de mayo. Uno de los acontecimientos literarios más esperados de este año, y no exento de polémica, es la presentación, el viernes 8 de mayo, en la 35 Feria Internacional del Libro en Buenos Aires, de Papeles inesperados, que reúne textos inéditos y dispersos del escritor argentino Julio Cortázar, quien murió en su casa de París el 12 de febrero de 1984.

La presentación de esta y algunas otras de sus obras revisadas, forma parte de la serie de homenajes al gran escritor, al cumplirse el pasado febrero 25 años de su muerte.

Papeles inesperados fue el título acordado para reunir 11 relatos que no fueron incluidos por el autor en ninguno de sus libros; tres historias de cronopios que se consideraban desaparecidas; autoentrevistas, 13 poemas y un capítulo del Libro de Manuel, inéditos; 11 episodios adicionales del libro de cuentos Un tal Lucas, entre otros textos encontrados en una vieja cómoda en la terraza de la casa parisina de Córtazar en la Navidad de 2006. El hallazgo lo hicieron su viuda y albacea, Aurora Bernárdez, y el escritor y crítico español Carlés Álvarez Garriga.

Un adelanto apareció ayer en la sección literaria ADN del diario La Nación, donde también se menciona que Papeles inesperados incluye artículos sobre pintura, literatura, política, viajes realizados por el autor, así como algunos textos considerados inclasificables, en un vasto volumen de 450 páginas que editó Alfaguara.

“Este conjunto de textos escritos por el autor de Rayuela permite apreciar sus múltiples facetas: el Cortázar formal y en ciernes de 1938, el cuentista genial, el lúdico, el comprometido, el sagaz crítico de música y artes plásticas, el cronista y el poeta”, reseña un artículo local.

Álvarez Garriga, estudioso de la obra de Córtazar, relató en una entrevista que fue encargado por Bernárdez de inventariar los papeles y determinar si había inéditos.

Ambos habían optado por mantenerse en silencio ante el hallazgo para poder clasificar y ordenar los textos.

Desde esos momentos, Álvarez consideró que lo encontrado  era valioso y que sería muy significativo para la literatura. “Hay que pensar, además, que desde la Imagen de John Keats (obra de Cortázar, publicada en 1996 por Alfaguara) los cortazarianos no teníamos nada tan maravilloso para echarnos a la boca”, explicó en la entrevista.

Ahora, Álvarez destaca el hallazgo del Discurso del día de la Independencia, de 1938, ya que Julio Cortázar, un alumno ejemplar, abanderado de su colegio, recitó ese texto ante el cuerpo de profesores y sus compañeros.

Álvarez estima que la diversidad de géneros y de tiempos de los escritos permitirá al lector viajar desde esa prosa grandilocuente y juvenil, con un punto incluso cursi, a esa liberación retórica del castellano que personificó en uno de los casos más extraordinarios de la literatura del siglo XX.

A su vez, Julia Saltzmann, editora de Alfaguara en Buenos Aires, dijo en una entrevista con un medio local que el arco vivencial que se refleja en los textos recorre desde principios de los años 30 hasta casi 1984. Lo cual nos permite ver desde el personaje más engolado al más lúdico.

Resaltó que desde su punto de vista es, junto con la correspondencia, el otro gran texto autobiográfico, donde se ve la formación de la persona y del escritor; del pre Cortázar al Cortázar famoso.

En el prólogo de Papeles inesperados, Álvarez Garriga se pregunta cómo es posible que a 25 años de la muerte del autor de Bestiario aparezca una miscelánea de inéditos de nada menos que 450 páginas.

Él mismo explica cómo fueron sacados con dificultad de la vieja cómoda aquellos papeles en la antevíspera de la Navidad de 2006, cerca de la medianoche, cómo se abrió con esfuerzo un cajón y de allí sacaron “un puñado de hojas de varios tamaños y colores, y dijo (Bernárdez): ¿Has leído alguna vez esto? ¿Y esto? ¿Y esto otro?

Repitió el truco con otros cajones, y de cada uno brotaron páginas y más páginas de material. A la madrugada, todo el piso estaba empapelado de textos nunca publicados en libro. Álvarez Garriga comenzó a trabajar casi de inmediato, y de todo ese tiempo apasionado surgió el libro.

Pero la aparición de este libro también está precedida por debates. Escritores y estudiosos se expresaron sorprendidos por el tiempo que pasó entre la muerte de Cortázar y el hallazgo de los papeles; otros esperan ver la obra completa para dar una opinión, y hay también quienes consideran que Cortázar era muy estricto, y que publicaba sólo lo que consideraba que estaba terminado.

No falta quien estime que estos papeles fueron encontrados mucho tiempo antes, y que con mentalidad comercial se pensó publicarlos para el 25 aniversario de su muerte.

Este libro marca las mayores expectativas en la feria, que este año tuvo la deserción de algunos países por la crisis, y recién comienza a brillar en sus días finales.