Política
Ver día anteriorLunes 4 de mayo de 2009Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Nada se ha escondido; se actuó rápido y a tiempo conforme al criterio internacional, afirma

Niega Córdova haber desestimado alerta de OMS sobre casos de neumonía aquí

Presenta cronología de comunicaciones con el organismo, las cuales primero pasan por Washington

Karina Avilés
 
Periódico La Jornada
Lunes 4 de mayo de 2009, p. 5

El titular de la Secretaría de Salud, José Ángel Córdova, rechazó ayer los señalamientos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) –de que México desestimó su alerta sobre casos inusuales de neumonía y negó la posibilidad de una epidemia–, al afirmar que no hay nada que se haya escondido y el gobierno del país actuó rápido y a tiempo de acuerdo con lo que tenemos como obligación en el reglamento sanitario internacional.

No obstante, admitió que el pasado 11 de abril la OMS y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) cuestionaron sobre el brote en Perote, Veracruz, pero al día siguiente la Dirección General de Epidemiología contestó a ello.

Por la noche señaló que el caso de Perote fue un brote autolimitado, después ya no hubo más casos y, en relación con la paciente de Oaxaca que falleció, dijo que en el momento en que se informó a las organizaciones internacionales “no había otro caso. Si hubiera habido una epidemia de influenza A se habría informado… Nunca hubo un brote epidémico en Oaxaca… Se informó como fue, no se escondió ningún dato y creo que esto ha sido recalcado por OPS-OMS. Jamás ha habido un ocultamiento de ninguna situación”.

Para el funcionario es claro que hubo una confusión de conceptos, y por ello pidió al representante de la OMS-OPS en México, Philippe Lamy, estar presente en la conferencia nocturna. Así, este último dijo que todos los implicados actuaron a tiempo en la medida de sus posibilidades y por primera vez se aplicaron los mecanismos de acción del reglamento sanitario internacional.

Sin dar más detalles de los intercambios entre las organizaciones internacionales y el gobierno federal, Philippe Lamy añadió que el gobierno de México tomó medidas valientes y está trabajando para atender la salud de su población, además de que está comprometido con la salud del mundo.

Córdova dijo que la alerta se dio el 17 de abril, pero no en función de una situación política, pues si hubiera tenido que emitirse el 13, el 12 o el 11 se habría suspendido la visita del presidente Obama. La alerta se dio en el momento en que el número de casos rebasó la normalidad.

En la conferencia matutina, rechazó que el objetivo de la misma fuera dar respuesta a los señalamientos de Michael Ryan, director de Alerta y Respuesta Global de la OMS, quien afirmó que desde el 11 de abril se alertó a nuestro país de casos atípicos de neumonía y, sin embargo, el gobierno mexicano reportó que el evento había terminado, nadie había muerto y que casos clínicos estaban en recuperación. Esto, en referencia al caso en Veracruz.

OMS y OPS agradecieron el informe de la Ssa

Sin embargo, Córdova señaló que nunca se desatendió lo que la OMS y la OPS señalaron y, en cambio, destacó que ambas instancias agradecieron el informe de nuestro país y estuvieron de acuerdo con la respectiva evaluación del riesgo.

Al igual que Ryan, Córdova Villalobos presentó una cronología de las comunicaciones entre la OMS, la OPS y el gobierno federal en el que apuntó que el 17 de abril –la fecha en que, de acuerdo con el funcionario de la OMS, México respondió sobre el caso de la mujer de Oaxaca que no se trataba de una epidemia sino de casos severos de neumonía y una mujer grave– la Dirección General de Epidemiología contestó que ese paciente se encuentra bien identificado y que corresponde a una neumonía atípica, por lo que las muestras de la paciente –fallecida– se enviaron a Canadá.

Sin embargo, esto contradice lo señalado en días pasados por Miguel Ángel Lezana, director del Centro Nacional de Vigilancia Epidemiológica y Control de Enfermedades (Cenavece), quien apuntó que el 22 de abril se enviaron al Laboratorio Nacional de Salud, en Winnipeg, Canadá, 51 muestras de personas que resultaron positivas a la influenza tipo A.

Sin embargo, Córdova enfatizó que la Ssa cuenta con la comprobación documental de todos los correos electrónicos que se enviaron y pidió que se reconociera que para que dichos informes lleguen a Ryan, en Ginebra, primero tienen que pasar por un punto intermedio que es Washington. Esto, porque la información de México se remite primero a la oficina de Washington, y ésta discrimina la información y la envía a Ginebra.

Insistió en que al encontrarse casos de neumonía atípica grave “fue cuando se decidió enviar las muestras a Canadá y a Estados Unidos… Esto no lo supimos hasta el día 23 y el mismo día 23 actuamos. No podíamos haber lanzado una alerta prepandémica si se hubiera tratado del virus de influenza estacional”.