Mundo
Ver día anteriorDomingo 2 de mayo de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Esfuerzos extraordinarios, vitales para preservar el sistema social, dice Salvador Valdés

Llama líder de central sindical cubana a apoyar plan económico del gobierno

Rechazan críticas internacionales a las autoridades por la muerte del preso Orlando Zapata

Foto
La movilización en La Habana, en la que participaron sindicalistas y estudiantes, duró casi dos horasFoto Reuters
Gerardo Arreola
Corresponsal
Periódico La Jornada
Domingo 2 de mayo de 2010, p. 27

La Habana, 1º de mayo. En la apertura del desfile tradicional del primero de mayo, el líder de la central sindical única de Cuba, Salvador Valdés, pidió a los trabajadores que apoyen el plan económico del gobierno, que requerirá de extraordinarios esfuerzos y sacrificios y resulta vital para preservar nuestro sistema social.

En guayabera y sombrero campesino de hoja de palma, el presidente Raúl Castro presenció desde la tribuna de la Plaza de la Revolución la marcha de sindicalistas y estudiantes, que consumió casi dos horas.

Como es habitual en esta fecha, el dirigente de turno de la Central de Trabajadores de Cuba respaldó la prioridad en la agenda política de la coyuntura. En este caso se trataba del rechazo del gobierno a las críticas internacionales, tras la muerte del preso opositor Orlando Zapata Tamayo hace dos meses y el ayuno posterior del disidente Guillermo Fariñas.

Un segundo tópico, igualmente constante en la celebración del Día Internacional del Trabajo, es el de la economía nacional, que esta vez ocupó la mayor parte del breve mensaje de Valdés.

En julio de 2008, Castro anunció un giro en la política económica, cuyos detalles sólo se conocen parcialmente. Sin embargo, desde entonces el mandatario y otros altos funcionarios han expuesto trazos de lo que se avecina, y sus argumentos se repiten con abundancia en promocionales de radio y televisión.

El propio presidente citó el mes pasado objetivos como la reducción del gasto público al mínimo indispensable, la eliminación de subsidios y el mercado negro, el impulso a la agricultura y un potencial despido masivo de un millón de trabajadores sobrantes (cerca de la quinta parte de la población ocupada). Castro subrayó entonces que el gobierno buscará crear condiciones para que todos tengan un empleo productivo, pero que la reubicación de los cesantes será tarea individual.

Valdés, quien ocupa ex officio un asiento en el Buró Político del Partido Comunista, principal círculo dirigente del país, dijo este sábado que en la actualización del modelo, como se llama a la nueva política, tendremos que compartir carencias y los esfuerzos por vencerlas.

El líder de los sindicatos expuso que la reforma económica es de tal tamaño que resulta como nunca antes tarea vital para preservar nuestro sistema social. Raúl Castro repitió la idea tres veces en su discurso del mes anterior y su hermano mayor, Fidel Castro, la expuso ampliamente en la Universidad de La Habana en noviembre de 2005.