Política
Ver día anteriorMiércoles 4 de agosto de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Tiene 10 años en prisión; defensor y vocero de otros presos, se ha convertido en un símbolo

Llevan el caso de Alberto Patishtán ante la CIDH
Hermann Bellinghausen
Enviado
Periódico La Jornada
Miércoles 4 de agosto de 2010, p. 17

San Cristóbal de las Casas, Chis., 3 de agosto. El Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas (CDHFBC) denunció hoy al Estado mexicano ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por su responsabilidad directa en la violación al debido proceso y la libertad personal del profesor Alberto Patishtán Gómez, preso considerado político y adherente de la otra campaña, y solicitó la intervención del organismo internacional.

Patishtán Gómez ya cumplió 10 años en prisión, como único acusado por una matanza de policías en el municipio El Bosque en 2000. Como el propio docente tzotzil recordó recientemente, aquel 19 de junio fui detenido por los delitos prefabricados de homicidio, lesiones y robo.

También reiteró su inocencia y la falsedad de los cargos, levantados contra él por el entonces presidente municipal de filiación priísta Manuel Gómez Ruiz, en lo que se ha señalado que fue una venganza política, con el respaldo abierto del gobierno estatal de Roberto Albores Guillén. Los verdaderos culpables –se dice– de la emboscada criminal nunca fueron investigados ni castigados.

Al paso de los años, Patishtán se fue volviendo un símbolo, defensor y vocero de los presos injustamente encarcelados; sobre todo a partir de la huelga de hambre de presos políticos en Chiapas en 2007, convocada por La Voz del Amate, organismo adherente de la Sexta Declaración de la Selva Lacandona del EZLN.

Como resultado de ese movimiento, que duró más de 40 días en varios penales chiapanecos, salieron libres cerca de medio centenar de presos de la otra campaña, bases de apoyo del EZLN y de agrupaciones católicas cercanas a la diócesis de San Cristóbal. Sólo Patishtán permaneció en prisión, con el argumento de que su caso es federal y su liberación no depende del gobierno de Juan Sabines Guerrero, si bien éste se ha comprometido reiteradamente a intervenir para que recupere la libertad.

En el momento de su encarcelamiento, en 2000, Patishtán era un respetado maestro bilingüe, oficialista pero comprometido en la defensa de lo derechos de los maestros indígenas en su zona. El edil Gómez Ruiz, su acusador con falsos testimonios, como ha sido demostrado, en 1998 fue impuesto como alcalde por el gobierno de Albores, luego de que éste, junto con el Ejército federal, desmanteló violentamente el municipio autónomo San Juan de la Libertad (El Bosque), con muertos zapatistas y no zapatistas por igual en Chavajebal y Unión Progreso.

Después de estar en los penales de Cerro Hueco y El Amate, Patishtán se encuentra ahora en el centro penitenciario número 5 de San Cristóbal de las Casas, purgando una condena de por vida por crímenes que no cometió.

Desde ahí es hoy defensor de los derechos de los reclusos. Con la suya, La Voz del Amate sigue viva y en lucha. Apenas este lunes, la organización de presos denunció violaciones a los derechos humanos de los reclusos y sus familiares, y malos tratos hacia ellos, del director del penal, Víctor Manuel Palacios Torres, quien, como siempre, se disfraza de piel de cordero, pero es muy diferente.

La Voz de Amate refiere que el 30 de julio el director había consensuado con los internos trabajar regularmente en su favor, pero en un acto de provocación contra los derechos de los internos, el lunes impidió el ingreso de todas las visitas, que vienen con sus hijos. La semana pasada, el funcionario había negado el ingreso a una comitiva de organismos civiles que intentó visitar a Patishtán.

La Voz de Amate pidió urgentemente al gobernador la destitución de Palacios Torres. En caso contario, sostuvo, de existir alguna provocación por nuestras vidas responsabilizamos directamente a las autoridades competentes.