Política
Ver día anteriorViernes 6 de agosto de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Derechos de la diversidad sexual

Ahora buscarán que se otorgue rango constitucional a los matrimonios gay

Festejan ONG decisión de la Corte; conservadores intentarán revertirla
Foto
Activistas en pro de los matrimonios entre personas del mismo sexo y la adopción festejan los avances en la materia alcanzados durante la sesión de la Suprema Corte de Justicia de la Nación este 5 de agostoFoto Roberto García Ortiz
Víctor Ballinas. Emir Olivares, Mariana Norandi, Gustavo Castillo, Carolina Gómez y Georgina Saldierna, reporteros; Georgina García, de La Jornada Jalisco
 
Periódico La Jornada
Viernes 6 de agosto de 2010, p. 4

Defensores de derechos humanos, organismos internacionales y asociaciones en pro de la diversidad sexual expresaron su beneplácito por el fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que declaró la constitucionalidad de la ley que permite en el Distrito Federal los matrimonios entre personas del mismo. Los sectores conservadores lamentaron la determinación de los ministros.

Incluso, estos últimos indicaron que podrían recurrir a instancias internacionales con la finalidad de intentar revertir esa decisión. Expresaron que en el tema de la adopción de menores, esperan que prevalezca el interés de los niños en lugar de la preferencia sexual.

La Academia Mexicana de Derechos Humanos (AMDH), el Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria, el Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia (IMDHD) e Idheas consideraron una buena decisión el fallo de la Suprema Corte.

Gloria Ramírez, presidenta de la AMDH, sostuvo que la resolución es coherente con el derecho internacional y con los principios básicos de derechos humanos: la no discriminación y la igualdad.

No obstante, manifestó su preocupación porque no se avanzó en declarar que los matrimonios entre personas del mismo sexo se permitan en todo el país; habrá aberraciones jurídicas y la Corte abrió la puerta a que priven las ideologías de los gobernantes, o sus compromisos, o el interés de ciertos poderes; dejó un vacío muy grave.

El abogado Alfonso García, del Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria, manifestó que el hecho de que la Suprema Corte haya abordado el tema desde el punto de vista de las garantías individuales es bastante positivo, pues con ello desechó la solicitud de la Procuraduría General de la República en la que demandaba que esos derechos se restringieran.

La alta comisionada adjunta de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Kyung-wha Kang, sostuvo que ese organismo apoya las bodas entre personas del mismo sexo y la posibilidad de que adopten menores, porque nadie debe ser discriminado sobre las bases de su preferencia sexual o su identidad de género. (Los homosexuales) deben gozar de los mismos derechos que todas las demás personas. Somos defensores del matrimonio gay y su derecho a adoptar niños.

Consideró que cada caso de adopción debe analizarse cuidadosamente a partir de los méritos de quienes lo solicitan, y no desecharse o vetarse a priori por el solo hecho de que se trata de parejas gay.

La comunidad de la diversidad sexual, así como el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación, celebraron la decisión de la Corte.

Activistas e integrantes de varios grupos la calificaron de precedente histórico y aseveraron que se trata de un triunfo del movimiento, porque sabemos que con esta decisión se irá construyendo una transformación social y seguiremos creciendo en nuestros derechos, expresó Lol Kin, del colectivo Acciona.

Judith Vázquez, de la misma organización, agregó que es relevante ampliar este derecho a los demás estados y que el matrimonio entre personas del mismo sexo sea elevado a rango federal.

Jorge Saavedra López, de la Fundación Aids Healthcare, indicó que la resolución ubica al Distrito Federal dentro de la tendencia mundial en materia de reconocimiento de igualdad de los derechos fundamentales para quienes embarbolan la diversidad sexual.

Gabriela González, de la organización Padres y Madres por la Diversidad Sexual, grupo Condesa, señaló que la próxima decisión de los ministros deberá apuntar hacia el reconocimiento del derecho de adopción de las parejas gays.

El gobernador del estado de Jalisco, el panista Emilio González Márquez, indicó que aunque esa decisión afectará nuestras instituciones, nos toca acatar la ley.

Destacó que su gobierno no juzga el estilo de vida ni las creencias de la gente y explicó que su apelación contra los matrimonios entre personas del mismo sexo tuvo como trasfondo un mero interés constitucional, porque las leyes que emanen de los legisladores del Distrito Federal no deben mandar en Jalisco.

La Confraternidad Nacional de Iglesias Cristianas Evangélicas (Confraternice) lamentó la determinación de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y señaló que los argumentos en que se basaron los ministros para adoptar esa decisión son poco serios y nada científicos.

Arturo Farela, presidente de la Confraternice, indicó que espera que los ministros, a la hora de decidir si permiten las adopciones por esas parejas, esta vez ponderen el valor del menor por encima de la preferencia sexual.

La arquidiócesis primada de México condenó la resolución de la Suprema Corte y sostuvo que los ministros mostraron su incapacidad de ver en la naturaleza y las leyes de Dios al no emitir un marco legal que evite que la humanidad se destroce y confunda a sí misma. Lamentó que una discusión de un orden trascendental para la raza humana haya sido conducida con ligereza y taimada actitud.

Sostuvo que una vez más hemos sido testigos de la iniquidad con que las leyes son interpretadas para favorecer unilateralmente a situaciones extraordinarias que no reflejan la actividad ni la razón de ser de una sociedad humana natural.

Acerca de las adopciones, la arquidiócesis señaló que espera que se tome en cuenta y privilegie el bien superior de los niños y se protejan sus derechos humanos fundamentales a tener una familia, a un padre y una madre.

La Conferencia del Episcopado Mexicano no emitió opinión oficial al respecto en sus páginas electrónicas.

Obdulio Avila, del Comité Ejecutivo Nacional del PAN, dijo que respeta pero no comparte la decisión de la Corte. Insistió en que el matrimonio debe ser entre hombre y mujer, como estipula el Pacto de San José, y dijo que su partido analizará la posibilidad de recurrir a instancias internacionales para revertir el fallo.

Agregó que por lo pronto el blanquiazul reconoce la resolución de la Corte como la verdad jurídica, y ahora falta esperar que los ministros resuelvan de manera diferente acerca de la posibilidad de que estos matrimonios puedan adoptar hijos.