Economía
Ver día anteriorSábado 14 de agosto de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Son 12.8 millones de mexicanos, que representan 28.8% de la población ocupada

El empleo informal llega ya a cifra récord en seis años: Inegi

Están sin trabajo 2.5 millones, revela la encuesta del instituto del periodo abril-junio

Foto
Feria del empleo que organizaron autoridades del gobierno del Distrito Federal el pasado 3 de agostoFoto Ap
Susana González G.
 
Periódico La Jornada
Sábado 14 de agosto de 2010, p. 23

Por segundo trimestre consecutivo se rompió el récord de mexicanos que laboran en la economía informal al ascender en junio a 12.8 millones de personas, que equivalen a 28.8 por ciento del total de la población ocupada, informó este viernes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

La cifra corresponde al periodo abril-junio de 2010 y es la más alta en los últimos seis años, desde que el instituto realiza trimestralmente la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE). Si se compara con los resultados del mismo trimestre del año pasado, la población ocupada en el sector informal aumentó en 660 mil personas.

Pese a la crisis económica, la población ocupada en la economía informal no superó en 2008 ni en 2009 el porcentaje de 28.4 por ciento registrado a finales de 2005. Es hasta este año, cuando las autoridades pregonan la recuperación de la economía nacional, que los mexicanos que trabajan en este sector sumaron 28.6 por ciento en el primer trimestre y luego 28.8 por ciento en el segundo trimestre.

Una cifra histórica. Si se toma en cuenta que en dicho lapso la población total del país aumentó en 849 mil personas puede afirmarse que el crecimiento de la informalidad representa 77.8 por ciento de dicho número, cuestión que ya hace evidente que parte del motor de generación de empleo no descansa en las políticas oficiales, sino en la válvula de escape que representa la informalidad, apuntó José Luis de la Cruz Gallegos, director del Centro de Investigación en Economía y Negocios del Tecnológico de Monterrey.

En cuanto al desempleo, a la mitad del año México sumó 2.5 millones de personas en tal condición, cantidad que supera en 30 por ciento los 1.9 millones que carecían de trabajo cuanto estalló la crisis financiera, a finales de 2008. Es decir, a la mitad del presente año se contabilizaron 563 mil 329 desocupados más que los que había antes de la crisis, casi los mismos que el gobierno del presidente Felipe Calderón asegura se han creado en el sector formal durante el primer semestre de 2010.

Las estadísticas del Inegi demuestran que la tasa de desempleo se ha mantenido en 5.3 por ciento en los últimos tres trimestres. Hace un año fue de 5.2 por ciento, así que comparado con el periodo abril-junio de 2010 implica que hay 121 mil desocupados más.

Las cifras de desempleo se mantienen muy por encima de lo que el crecimiento económico debería implicar. Con una tasa de desocupación de 5.3 por ciento, 2010 refleja una realidad del mercado laboral que en mucho dista de las perspectiva que las autoridades económicas y laborales del país han tratado de presentar, manifestó De la Cruz Gallegos.

La ENOE destaca que también aumentó la población ocupada en 1.3 millones de personas, para sumar 44.6 millones, pero explica que creció la población económicamente activa (PEA) en 1.4 millones debido al crecimiento poblacional y a que la gente que desistió de buscar trabajo en el trimestre señalado tuvo un cambio de expectativas sobre la posibilidad de encontrarlo.

Así, los empleos creados durante el último año no fueron suficientes para cubrir el crecimiento de la PEA y tampoco han sido de calidad, consideró Grupo Financiero Banamex.

La encuesta trimestral detalla el tipo y calidad de empleos que predominan en el país: a las ya mencionadas 12.8 millones de personas que laboran en el sector informal, se suman 13.7 millones que carecen de seguridad social y un número similar que no tiene contratos escritos; 10 millones de trabajadores independientes; 4 millones de subocupados, y 3 millones más no perciben ingresos.

Los indicadores de la ENOE arrojan una lectura conjunta negativa sobre la calidad del empleo: aumentan las tasas de ocupación parcial y la informalidad. El empleo generado sigue concentrándose en los estratos salariales más bajos e incluso se destruyen empleos en los estratos altos, puntualizó Banamex Citigroup.

De cada decena de empleos creados en los últimos 12 meses, siete corresponden al comercio, dos al campo y sólo uno a la industria. En todos los casos, los micronegocios y pequeños establecimientos generaron más puestos mientras los medianos y grandes disminuyeron personal. El Inegi considera 13 actividades económicas distintas, de las cuales cinco presentaron aumento en el desempleo. En primer lugar se ubicó la industria extractiva y la eléctrica, seguida del sector transporte y la construcción.