Política
Ver día anteriorMiércoles 22 de septiembre de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Falta decisión para resolver el conflicto, afirma subsecretario

Cese a la violencia en San Juan Copala, exige el MULTI

Abandonarán el ayuno seis menores; las nueve indígenas continúan

Octavo Vélez Ascencio y Agustín Galo Samario
Corresponsales
Periódico La Jornada
Miércoles 22 de septiembre de 2010, p. 19

Oaxaca, Oax., 21 de septiembre. Mujeres y niños afines al Movimiento de Unificación y Lucha Triqui Independiente (MULTI), quienes el lunes iniciaron un ayuno frente al antiguo palacio de gobierno, marcharon hoy en esta ciudad y se manifestaron ante la Comisión Estatal de Protección a los Derechos Humanos de Oaxaca (CEPDHO) para demandar su intervención y el cese de la violencia en el municipio autónomo de San Juan Copala.

Reina Martínez Flores, portavoz de los ayunantes, dijo que realizaron la protesta porque ninguna autoridad se ha interesado por atender el caso, a pesar de los constantes hechos de violencia contra el MULTI por paramilitares de la Unión de Bienestar Social de la Región Triqui (Ubisort) y del Movimiento de Unificación y Lucha Triqui (MULT).

Subrayó que al menos siete niños se retirarán del ayuno porque presentan desnutrición debido a la pobreza y marginación del pueblo triqui. Pero las nueve indígenas se mantienen, precisó.

Fausto Merino, quien dijo formar parte de las autoridades autónomas de San Juan Copala, se pronunció por la intervención del Ejército para pacificar la zona y afirmó que desde el viernes están desaparecidos Susana López Martínez, José Gonzalo Ramírez, David García, Eugenio Martínez y Agustina Flores.

La CEPDHO envía recomendación a autoridades

Heriberto Antonio García, titular de la CEPDHO, dijo a los manifestantes que este martes remitió al gobierno del estado y al presidente municipal de Santiago Juxtlahuaca la recomendación 31/2010, en la que pide que instruya a dependencias atender el conflicto en la zona triqui y fija un plazo de 15 días para que informen si la aceptan.

La CEPDHO pide a la Secretaría de Gobierno realizar gestiones para lograr acuerdos entre las tres organizaciones, con la finalidad de que se restaure el orden, la paz social y la convivencia armónica entre los pobladores; a la de Seguridad Pública le pide garantizar la seguridad personal y de los bienes de los habitantes, así como el libre tránsito, para evitar nuevos hechos de violencia, además de ejecutar las órdenes de aprehensión por los delitos cometidos.

A la Procuraduría de Justicia le pide integrar las investigaciones relacionadas con hechos de violencia para que se determinen los procesos; a la Secretaría de Salud y al Instituto Estatal de Educación Pública les plantea adoptar medidas para normalizar los servicios en San Juan Copala y otras comunidades de la región.

Joaquín Rodríguez Palacios, subsecretario general de Gobierno, señaló que la pacificación de la región triqui es posible con la intervención de la Secretaría de Seguridad Pública del estado. Reconoció que no ha sido posible detener la violencia en la agencia municipal de San Juan Copala por falta de decisión del gobierno de Ulises Ruiz.

Confirmó que en Copala ni siquiera inició el ciclo escolar 2010-2011, no hay servicios de salud, electricidad, alimentos ni agua potable. Estamos hablando de un estado de excepción, ante el cual el gobierno no puede ser simple espectador, porque sería “muy delicado que incurramos en omisión.

“Esto se debe resolver con determinación y sensibilidad. Si tuviera que entrar la policía, tendría que ser exclusivamente con carácter de distensión y disuasión, no de represión.

Estoy hablando de exigir responsabilidad a los grupos de asesinos o de vándalos, de sinvergüenzas que están arrancándole la vida a los ciudadanos. Tiene que haber un operativo y devolver la tranquilidad a la gente.

–¿Por qué no ha entrado la fuerza pública?

–Porque algunas organizaciones no quieren. Se habla de no militarización, de no a la fuerza represiva del estado.

En este contexto, el MULTI dijo que no acudirá a la mesa de diálogo convocada por el obispo emérito de Tehuantepec, Arturo Lona Reyes, y el coordinador de la comisión diocesana de Justicia y Paz de la arquidiócesis de Antequera-Oaxaca, Romualdo Wilfrido Francisco Mayrén Peláez, mientras no se cumplan sus condiciones.

El MULT reiteró en un comunicado su decisión de dialogar, las veces que razonadamente sea necesario para lograr sentar las bases que permitan emprender el camino para encontrar la paz en nuestro pueblo.