Economía
Ver día anteriorJueves 9 de diciembre de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Lección dolorosa, la crisis por la que atravesó la empresa, asevera el titular del Trabajo

Sindicatos de Mexicana e inversionistas de PC Capital firman nuevos contratos

Drástica reducción de personal, desde pilotos hasta trabajadores de tierra; difieren liquidación

Foto
El secretario general de SNTTTASS, Miguel Ángel Yúdico; la secretaria general de ASSA, Lizette Clavel; el secretario general de ASPA, Fernando Perfecto; el secretario de Trabajo, Javier Lozano, y el administrador de Mexicana de Aviación, Javier Christlieb, al formalizar ayer los nuevos contratos colectivos de trabajoFoto Francisco Olvera
Patricia Muñoz Ríos José Antonio Román
 
Periódico La Jornada
Jueves 9 de diciembre de 2010, p. 30

Los sindicatos de pilotos, sobrecargos y trabajadores de tierra de Mexicana de Aviación y los inversionistas de PC Capital rubricaron ayer los nuevos contratos colectivos de trabajo y, en este acto, informaron que la aerolínea regresará al aire a mediados de enero próximo; que tiene más de 24 mil acreedores, con los que se espera llegar a un acuerdo en las próximas semanas, y que sí habrá quita de deuda a esta compañía por el gobierno federal.

Atestiguó la firma el secretario del Trabajo, Javier Lozano Alarcón, quien sostuvo que la crisis que enfrentó la aerolínea fue una lección dolorosa no sólo para los trabajadores, sino para la aeronáutica nacional, y reconoció que el regreso de las operaciones de la empresa representan un gran sacrificio de los miembros de los tres sindicatos, los cuales actuaron con gran realismo para salvar a Mexicana.

Bonos y acciones para cesados

En el acto también se confirmó que de los mil 40 pilotos que tiene la empresa, sólo 280 serán recontratados de manera inmediata y el resto serán liquidados con una parte en efectivo, otra en bonos a siete años y el resto como acciones. En tanto, de los mil 350 sobrecargos sólo se recontratarán 375; de los 2 mil 460 trabajadores de tierra, sólo se quedarán 450 y de los más de mil 200 de confianza, al arranque de operaciones seguirán sólo 500.

Lozano recalcó que el acuerdo para salvar la empresa es producto de un trabajo arduo, de mucha negociación y de que todos los involucrados pusieron su parte.

A su vez, el administrador de Mexicana de Aviación, Javier Christlieb Morales, dijo que éste es un acto de madurez de todos los trabajadores no sólo para preservar las fuentes de trabajo, sino para dar viabilidad y desarrollo a corto y mediano plazos a la empresa. Añadió que falta concluir la negociacion con los acreedores, sobre todo con los bancos, que son los que tienen la mayor parte de la deuda de la empresa; pero también con los arrendadores de equipo de vuelo, por lo que primero se hará una lista de los 24 mil acreedores y luego se llegara a acuerdos finales con los mismos.

Por PC Capital, Arturo Barahona confirmó que esta empresa actuará como un banco de inversiones; que está buscando a los posibles empresarios que inyectarán el dinero, y que la intención es arrancar con una flota menor y pocos vuelos, pero se espera que para Semana Santa del próximo año ya se habrá incrementado el número de vuelos, rutas y aviones.

Por la Asociación Sindical de Pilotos de Aviación de México (ASPA), Fernando Perfecto destacó que el reto de reiniciar operaciones en Nuevo Grupo Aeronáutico es operar una aerolínea tan eficiente y rentable que haga posible un crecimiento acelerado de la fuente de empleo y, por lo tanto, la recuperación de plazas de trabajo.

Lizette Clavel Sánchez, secretaria general de la Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación (ASSA), dijo que se ha demostrado que lejos de ser un obstáculo para los inversionistas y el desempeño de la aerolínea, la planta laboral es parte de la misma y el aporte de una solución; en tanto Miguel Ángel Yúdico Colín, secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de Transportes, Transformación, Aviación, Servicios y Similares (SNTTTASS), dijo que los trabajadores están listos para iniciar labores de inmediato para poner en el aire de nueva cuenta a Mexicana.

Pide devolución de espacios

La instancia administradora que lleva el concurso mercantil de Mexicana de Aviación ya negocia con autoridades del Aeropuerto Internacional de la ciudad de México (AICM) la devolución de cuando menos la mitad de los espacios de mostrador y hangares que todavía ocupa en la terminal aérea, a fin de evitar que aumenten los pasivos de la empresa que dejó de operar en agosto pasado.

Mientras tanto, Aviacsa –aerolínea suspendida en julio de 2009 y que también enfrenta un concurso mercantil– solicitó a las autoridades del aeropuerto capitalino una docena de rutas y slots, además de que trabaja desde hace dos meses para lograr de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) la certificación de sus aeronaves, capacitación de sobrecargos y la revalidación de las licencias de sus pilotos.

En ambos casos, si reiniciaran las operaciones dentro del concurso mercantil, las aerolíneas tendrían que pagar por adelantado los servicios de aeropuerto, combustible y navegación en el espacio aéreo mexicano, es decir sin crédito y garantías suficientes para poder operar cuando menos dos meses, según revelaron fuentes aeroportuarias.

Los espacios que dejaría Mexicana ya han sido solicitados por Interjet, convertida en la tercera aerolínea en operaciones y horarios en y desde el AICM, con 66 operaciones diarias.