Mundo
Ver día anteriorJueves 9 de diciembre de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Préval llama a opositores a presentar quejas por la vía legal

Disturbios en Haití tras primeros resultados de las elecciones
Foto
Soldados de la Misión de la Organización de Naciones Unidas para la Estabilización de Haití patrullan en Puerto PríncipeFoto Reuters
Afp, Reuters, Dpa y Pl
 
Periódico La Jornada
Jueves 9 de diciembre de 2010, p. 35

Puerto Príncipe, 8 de diciembre. Por lo menos cuatro personas murieron y varias oficinas públicas fueron incendiadas en los disturbios desatados en Haití tras el anuncio, la noche del martes, de los resultados provisionales de las elecciones del 28 de noviembre, consideradas fraudulentas por gran parte de la oposición.

El presidente René Préval y el secretario general de la Organización de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, llamaron a la calma e instaron a los candidatos presidenciales a presentar sus quejas por los canales legales.

La candidata Mirlande Manigat y el oficialista Jude Celestin disputarán la segunda ronda el 16 de enero, dado que ninguno de los aspirantes presidenciales obtuvo 50 por ciento de los votos. La opositora alcanzó 31 por ciento de sufragios, mientras que su contrincante obtuvo 22 por ciento, de acuerdo con el Consejo Electoral Provisional (CEP).

Celestin superó en sólo seis mil votos al cantante Michel Martelly, quien logró 21 por ciento, lo cual fue cuestionado por miles de partidarios que salieron a las calles a protestar, acción que devino en disturbios.

El ex senador Gabriel Fortuné, citado por Afp, señaló que tres manifestantes fueron baleados en enfrentamientos en la ciudad de Cayes, uno de ellos por los cascos azules de Senegal, frente a oficinas electorales, y otros dos murieron a la entrada de la ciudad, donde fue saqueada la estación de policía. Además, otro joven falleció y dos personas resultaron heridas durante las protestas en Cap Haitien.

Fortuné precisó que varias oficinas públicas fueron incendiadas en varias localidades, entre ellas la sede de la coalición de gobierno, Inité, en Puerto Príncipe. La policía disparó gas lacrimógeno para evitar que una turba llegara a las sede del CEP, mientras que las escuelas y los aeropuertos del país fueron cerrados.

En ciudades como Cabo Haitiano, Mirebalais y Petion Ville también había barricadas con neumáticos en llamas, mientras se veía a seguidores de Martelly armados con palos, machetes y piedras. El aspirante calificó de incorrectos los resultados electorales, pero rechazó la violencia.

Préval abogó por un cese de los ataques a las instituciones del gobierno, negocios y viviendas, y recordó que los datos no son concluyentes puesto que pueden ser apelados antes del 20 de diciembre, cuando se publicarán las cifras finales. Existe un un árbitro en el CEP para analizar cualquier litigio que surja durante el proceso, dijo.

Fustigó, además, declaraciones de la embajada de Estados Unidos sobre presuntas imprecisiones en el conteo de los votos. Aseveró que Washington no debe inmiscuirse en tales cuestiones.

Mientras, Ban expresó su inquietud por las acusaciones de fraude. En un comunicado expresó que es crucial hallar una solución pacífica a la situación actual, no sólo para enfrentar la epidemia de cólera en el corto plazo, sino para crear las condicones en el medianio plazo para la recuperación y el desarrollo tras el sismo, de enero pasado. En este contexto, el ejército de Nepal condenó el informe de un epidemiólogo francés entregado al Ministerio de Relaciones Exteriores en París, que atribuye a los soldados nepaleses de la Misión de la ONU para la Estabilización de Haití ser el foco de infección del cólera en la isla, que ha causado 2 mil 100 muertes.

No hay evidencia que sostena esa alegación, dijo Ramindra Chhetri, vocero de la institución castrense.

Médicos Sin Fronteras advirtió hoy que la situación por la epidemia es preocupante, sobre todo en las zonas rurales.