Mundo
Ver día anteriorViernes 7 de enero de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Contra el Establishment

Arreglan partidos, evaden impuestos y lavan dinero

Mafias penetran equipos de futbol de Bulgaria, revela Wikileaks
De la Redacción
 
Periódico La Jornada
Viernes 7 de enero de 2011, p. 21

Los equipos de futbol de Bulgaria han sido penetrados por figuras de la delincuencia organizada que arreglan partidos, lavan dinero y evaden impuestos, pero las acciones del gobierno del primer ministro Boyko Borisov han tenido poco impacto en la solución del problema y “como resultado, el público ha perdido fe en la legitimidad de la liga (profesional), como lo evidencia la caída en los ratings de televisión y la concurrencia a los estadios”, según un informe diplomático estadunidense filtrado en Wikileaks.

El futbol búlgaro se ha convertido en un símbolo de la influencia corrupta de la delincuencia organizada en importantes instituciones, afirmó Susan Sutton, consejera de la embajada de Estados Unidos en Bulgaria.

Algunos de los equipos infiltrados por la delincuencia organizada –de acuerdo con el cable diplomático fechado en enero de 2010– son el Levski FC de Sofía, propiedad del empresario ruso-israelí Michael Cherney; el Cherno More Varna, en poder del consorcio TIM; el Slavia, de los hermanos Marinov, que han sido procesado judicialmente por homicidio y chantaje; el Lokomotive Sofía, de Nickolay Gigov, un presunto traficante de armas, y el Litex, de Grisha Ganchev, conocido por lavar dinero.

Sutton precisó en el documento que el equipo CSKA fue propiedad de Vassil Krumov Bozhkov, presunto delincuente conocido con el alias de El cráneo. La diplomática señaló que los tres últimos presidentes del equipo Lokomotive Plovdiv, periódicamente en manos del grupo delictivo VIS, han sido asesinados.

Para tratar de corregir los problemas de evasión y lavado de dinero, la Agencia Nacional Búlgara de Tributación informó que los ocho principales equipos del país tenían una deuda fiscal equivalente a seis millones de dólares y puso en duda la veracidad de la documentación empresarial, de acuerdo con la cual los jugadores recibían un salario mínimo equivalente a 170 dólares mensuales.

La información sobre los ingresos personales de los futbolistas contrasta –de acuerdo con la diplomática Sutton– con imágenes publicadas en medios de comunicación, donde se puede observar que los deportistas profesionales llevan una vida de lujos.

Como resultado de una pesquisa oficial búlgara, el ex presidente del CSKA, Alexander Tomov, y tres de sus cómplices, fueron acusados en 2009 por un desfalco de 28 millones de dólares, relató Sutton.

En el memorando, la funcionaria estadunidense dice que la prensa búlgara con frecuencia se refiere a situaciones y resultados ilógicos en partidos de futbol, como evidencia de que los juegos están arreglados.