Política
Ver día anteriorJueves 3 de marzo de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Un año antes, la embajada estadunidense había aconsejado a Obama no aceptar lugartenientes

En 2010, México acató la exigencia de EU para extraditar a peces gordos del narco

Mario Villanueva y Benjamín Arellano, los enviados; también se pedía a La reina del Pacífico

Alfredo Méndez
 
Periódico La Jornada
Jueves 3 de marzo de 2011, p. 9

Un capo del narcotráfico y un político vinculado al crimen organizado que eran del interés del gobierno de Estados Unidos, Benjamín Arellano Félix y Mario Villanueva Madrid, respectivamente, fueron extraditados al vecino país (entre abril y mayo de 2010) nueve meses después de que el presidente Barack Obama viajó a Guadalajara para asistir a la cumbre de jefes de Estado de Norteamérica, el 9 y 10 de agosto de 2009.

Ayer, La Jornada publicó el contenido de un cable del sitio de Internet Wikileaks en el que se revela que la embajada de Estados Unidos en México le aconsejó en 2009 a Obama, previo a su viaje a este país exigiera a su homólogo Felipe Calderón demandar que, en materia de extradición de presos, sean entregados los jefes de alto rango del narcotráfico, no solamente sus lugartenientes. Los diplomáticos estadunidenses citaron específicamente a Benjamín Arellano y Sandra Ávila Beltrán.

El procedimiento de extradición contra La reina del Pacífico casi llega a su etapa final, y pese a que dos jueces mexicanos han opinado que no es procedente el envío de la mujer a Estados Unidos, la Secretaría de Relaciones Exteriores determinó el año pasado autorizar su traslado, el cual está detenido hasta que se resuelva una petición de amparo presentada por los abogados de la procesada.

Durante 2009, dos jueces federales opinaron que La reina del Pacífico no debía ser entregada al gobierno estadunidense, ya que no es en realidad la persona reclamada por las autoridades de aquel país y la petición no cumple con los requisitos del Tratado de Extradición.

Ávila Beltrán fue detenida en la ciudad de México el 28 de septiembre de 2007 por elementos de la Policía Federal.

En octubre del mismo año, el juzgado décimo octavo de distrito en el Reclusorio Norte abrió el juicio 101/2003 contra Ávila Beltrán, al considerar que había indicios de su probable responsabilidad en delitos contra la salud y delincuencia organizada.

Sin embargo, luego de más de tres años de proceso, ese mismo juzgado dictó sentencia absolutoria al resolver que las pruebas aportadas por los fiscales federales fueron insuficientes para demostrar la plena responsabilidad penal de la mujer en los cargos que le fueron imputados.

Otro caso de extradición reciente fue el de Mario Villanueva Madrid, ex gobernador de Quintana Roo. En mayo de 2010 fue entregado a las autoridades estadunidenses para ser procesado por delitos contra la salud y asociación delictuosa ante la Corte Federal para el Distrito Sur de Nueva York.

Según el gobierno estadunidense, Villanueva Madrid suministró de 1993 a 1999 apoyo como funcionario público para que el cártel de Amado Carrillo Fuentes, El señor de los cielos, introdujera a la ciudad de Cancún, Quintana Roo, cientos de toneladas de cocaína procedentes de Colombia, y luego transportarlas al vecino país.

En 2010 también fue extraditado Benjamín Arellano, uno de los jefes del cártel de Tijuana. En abril pasado, el primer tribunal colegiado penal del estado de México dio luz verde para que Arellano Félix fuera enviado a Estados Unidos, donde actualmente es juzgado por diversos cargos de narcotráfico y lavado de dinero.

Enlaces:

Los cables sobre México en WikiLeaks

Sitio especial de La Jornada sobre WikiLeaks