Sociedad y Justicia
Ver día anteriorSábado 19 de marzo de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Convoca la UNAM a analizar la nucleoelectricidad y la posible clausura de la planta

Por insegura, Laguna Verde debe cerrar, dicen activistas y expertos

La energía atómica, además de riesgosa, resulta muy cara, advierten especialistas

Foto
Panorámica de la nucleoeléctrica de Laguna Verde, captada el miércoles pasado durante la visita que efectuaron el titular de la Secretaría de Energía, José Antonio Meade Kuribreña, y otras autoridadesFoto Notimex
Angélica Enciso
 
Periódico La Jornada
Sábado 19 de marzo de 2011, p. 33

Los dos reactores de la Central Nuclear de Laguna Verde son viejos, ya que su construcción duró más de dos décadas y han tenido 21 años de operación comercial. Allí se han reportado 55 paros de emergencia que han repercutido en su vida útil, son tan vulnerables como las plantas de Japón en su sistema de enfriamiento a base de agua, que paradójicamente no funciona sin energía eléctrica, señaló Claudia Gutiérrez de Vivanco, del Grupo Antinuclear Madres Veracruzanas.

En conferencia de prensa convocada por Greenpeace, especialistas advirtieron que la energía nuclear, además de los riesgos que representa en cuanto a seguridad y por la generación de desechos radiactivaos, es altamente costosa.

Alejandro Nadal, de El Colegio de México y colaborador de La Jornada, en referencia a la compañía japonesa Tepco, dueña y operadora de la planta de Fukushima, dijo que se ha visto envuelta en una larga historia de mentiras y manipulación de la información sobre la seguridad en sus plantas nucleares. En algunos casos varios de sus funcionarios incurrieron en responsabilidades penales. Su credibilidad es muy pobre y su conducta en esta catástrofe no hace sino empeorar esta situación. Lo que está sucediendo en Japón tiene que ser la sepultura total de la energía nuclear a escala mundial como opción para obtener energía.

A su vez, Claudio Estrada, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), aseveró que esta catástrofe pone una vez más de manifiesto el riesgo de la tecnología nuclear. Si bien se ha avanzando mucho en medidas de seguridad en los reactores, lo cierto es que sigue siendo una tecnología altamente riesgosa y siempre puede haber imprevistos.

El tsunami en Japón fue más devastador que el terremoto que lo originó y la catástrofe nuclear en Fukushima será mayor al daño generado por el propio tsunami, dijo Alejandro Calvillo, director de la organización El Poder del Consumidor. Esta catástrofe es una prueba más de que los reactores nucleares no son intrínsecamente seguros y que las consecuencias de un accidente grave son inadmisibles por sus consecuencias devastadoras tanto por su afectación en amplios territorios como sus efectos en la salud de la población, que se pueden extender por generaciones.

Además, la energía nuclear es extremadamente costosa y sólo viable con fuertes subsidios a lo largo de todas sus fases de operación. Tan sólo en Estados Unidos, entre 1947 y 1999 se destinaron unos 115 mil millones de dólares en subsidios directos y unos 145 mil millones en subsidios indirectos, detalló el investigador Gian Carlo Delgado.

En México ha habido un amplio rechazo a la energía nuclear, el país es sísmicamente activo y volcánicamente activo, como Japón, con todo y sus nuevas tecnologías, y lo que no tiene solución es el asunto de los desechos radiactivos. Es una aberración permitir que se instalen más nucleoeléctricas y sin saber cómo y dónde se están depositando los residuos, señaló la geóloga Maria Fernanda Campa, de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México y de la Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad.

Inaceptable para México, operar un reactor como el de Fukushima, opina académico

Emir Olivares A. y Rubicela Morelos Enviado y corresponsal

Temixco, Mor., 18 de marzo. Ante las fallas en reactores nucleares en Japón, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) convocó a discutir las ventajas y riesgos del uso de la energía nuclear y que se analice el cierre de la planta de Laguna Verde, Veracruz.

Manuel Martínez, del Centro de Investigación en Energía de la institución, aseveró que dicha planta sólo genera 3 por ciento de la energía eléctrica del país, por lo que si se cierra no causará mayores afectaciones.

Es necesario cerrarla de forma temporal; el reactor que utiliza es del mismo tipo del que se usa en [Fukushima] Japón. En 1990 se puso en operación Laguna Verde, pero el reactor se compró desde mediados de los años 70. Desde un análisis de riesgos, es inaceptable tolerar para México tener operando en este momento un reactor como el de esta planta.

Tras la inauguración en esta ciudad de la primera etapa del Laboratorio Nacional de Sistemas de Concentración Solar, el investigador se manifestó contra el proyecto que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) impulsa en el país, con el que se pretende instalar 10 plantas nucleoeléctricas similares a la de Laguna Verde.

No sé quién esté asesorando al secretario de Energía [José Antonio Meade], pero ir ayer, antier a Laguna Verde y decir que está limpia, está pintadita, trapeadita, eso no tiene que ver con un análisis a fondo de los problemas tecnológicos y ambientales de esta planta.

Cero emisiones de CO2

La única ventaja de la energía nuclear –sostuvo Martínez– es que no emite dióxido de carbono, como cualquier fuente de energía renovable. Sin embargo, alertó que contamina aire, suelo y agua y afecta la biodiversidad.

“La tragedia en Japón demostró que se rompieron todos los supuestos de máxima seguridad. Los expertos en nucleoelectricidad nos han dicho siempre que hay cinco ‘nuncas’ que ya se rompieron en el país asiático. Nos habían dicho que nunca un terremoto iba a estropear una nucleoeléctrica: es falso; que nunca un tsunami iba a estropear una nucleoeléctrica: también es falso.

“Nos dijeron que nunca iba a salir material radiactivo de las albercas donde se guarda éste ya consumido, y fue falso. Nos han dicho también que nunca se iba a volar el segundo contenedor, el edificio externo de una central nuclear, que eso era la diferencia entre Chernobil y la tecnología occidental, y ya se rompieron en los cuatro reactores en Japón.

“Nos dijeron que nunca habría radiación de las barras de combustible nuclear en operación que salieran a la atmósfera, y ya salieron. Frente a esos cinco ‘nuncas’ rotos, ahora nos tienen que explicar muy claramente el programa nucleoeléctrico para México.”

Mientras, la UNAM informó que en breve convocará a un debate público en el que expertos analicen las ventajas y desventajas de la energía nuclear.

El rector de la institución, José Narro Robles, dijo que en las próximas semanas se celebrará un seminario donde investigadores y distintos actores analicen la problemática y estudien las experiencias en el mundo.

Hemos visto lo que pasó en Estados Unidos, lo que pasó en Rusia; no sabemos todavía la dimensión del problema de Japón. Soy de los que piensan que hay que discutirlo; hagamos una discusión inteligente, responsable, porque no puede ser que con una visita de personas que no son expertas [a Laguna Verde encabezada por el titular de Energía] certifiquemos que todo está bien.