Cultura
Ver día anteriorViernes 1º de abril de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Conmemoran en el Banco de México 20 años de que recibió el Nobel de Literatura

Acuñan moneda de curso legal con la efigie del escritor mexicano Octavio Paz

Publican Por las sendas de la memoria, antología de los prólogos de su Obra completa

Foto
Marie Jo Paz muestra la moneda conmemorativa del poetaFoto Cristina Rodríguez
Foto
Un acercamiento de la moneda conmemorativa del poetaFoto Cristina Rodríguez
Ericka Montaño Garfias y Roberto González Amador
 
Periódico La Jornada
Viernes 1º de abril de 2011, p. 5

El poeta Octavio Paz está al alcance de cualquier bolsillo. Para recordar que en 1990 fue galardonado con el Nobel de Literatura, el Banco de México (BM) puso en circulación este jueves una moneda conmemorativa, con valor nominal de 20 pesos.

La acuñación de la pieza, diseñada y elaborada en la Casa de Moneda de México, es un acto de reconocimiento y gratitud a la obra de Paz, dijo Consuelo Sáizar, presidenta del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (CNCA).

Como un “doble acierto” definió la iniciativa Agustín Carstens, gobernador del Banco de México: enriquece la tradición de las monedas conmemorativas mediante el reconocimiento a figuras del arte y las humanidades; y a la vez celebra de manera especial al único escritor mexicano que se ha hecho acreedor al Nobel de literatura.

El proceso que culminó este jueves con la liberación de la moneda, que a la vez de conmemorar al poeta tiene valor de curso legal, comenzó el año pasado por una iniciativa de la diputada Kenia López Rabadán, del Partido Acción Nacional.

En 2010 se cumplían dos décadas desde que la Academia Sueca reconoció en Paz a un poeta poseedor de una escritura apasionada con amplios horizontes, caracterizados por una inteligencia sensual e integridad humanística, y la idea de acuñar una moneda fue acogida por todos los grupos parlamentarios.

El poeta trabajó en el BM

En la ceremonia de este jueves, realizada en el antiguo edificio sede del Banco de México en el centro de la capital, y a la que asistió Marie Jo Paz, viuda del poeta, Carstens recordó que el Nobel fue recibido por Paz cuando contaba con 76 años de edad y era, dijo, el único reconocimiento literario que le faltaba.

Paz se hizo acreedor a todos esos galardones por una razón de peso: por su gran calidad como poeta y ensayista y por su carácter polifacético como literato; metafóricamente no hubo un solo escritor en Octavio Paz, sino muchos: el poeta, el ensayista, el crítico artístico, el polemista, el analista poético, el filósofo de la antropología mexicana, el crítico político, el periodista y un largo etcétera, apuntó Carstens.

La fecha elegida para la liberación de la moneda conmemorativa coincidió con la del natalicio de Paz, el 31 de marzo de 1914. La primera vez que la imagen de Octavio Paz apareció en el dinero circulante fue en 2000, cuando el Banco de México acuñó una moneda con valor de 20 pesos y el rostro del autor de El arco y la lira acompañado de la frase Todo es presencia, todos los siglos son este presente, recordó ayer el CNCA.

La moneda está constituida por dos combinaciones: una en la parte central y otra para su anillo perimétrico. En el reverso tiene el rostro de Octavio Paz y debajo la leyenda Premio Nobel de la Literatura 1990.

En el anverso, como todas las piezas de curso legal, el escudo nacional con la leyenda Estados Unidos Mexicanos.

Octavio Paz trabajó en el Banco de México contando los billetes que se iban a quemar. No tenía un quinto. Era joven, tendría 16 o 17 años, no tenía empleo y trabajó ahí, pero más de una vez, creo, en vez de contarlos escribía sonetos, recordó Marie Jo Paz, viuda del escritor, al finalizar la ceremonia.

Es como una ironía un poco, un guiño simpático, un poco lúdico, de la vida, que muchos años después haya una moneda, en este mismo lugar, con su retrato. Me gusta muchísimo que sea en una moneda, a él le habría gustado muchísimo justamente que sea una moneda y no un billete de esos grandes nada más para la elite, dijo Marie Jo Paz.

Adelantó que existen varios proyectos en torno a la obra de Paz. “Hoy mismo sale un libro, Por las sendas de la memoria, una antología de los prólogos que escribió para cada volumen de la Obra completa. Es como una autobiografía, es como un itinerario poético.”