Cultura
Ver día anteriorJueves 23 de junio de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Patricia Soriano exhibe 35 cuadros en la Academia de San Carlos

Muestra pintora una visión apocalíptica del México actual

Exploro la destrucción global y el narcotráfico, dice a La Jornada

Foto
Carrusel del norte, óleo sobre tela de Patricia Soriano que forma parte de su exposición Instinto y presagio, que se puede visitar en la Academia de San Carlos Foto Cortesía de la pintora
Reyes Martínez Torrijos
 
Periódico La Jornada
Jueves 23 de junio de 2011, p. 7

Con el tema de la amenaza latente de la destrucción y nuestra desaparición de este mundo, Patricia Soriano presenta su exposición Instinto y presagio, formada por 35 piezas, en la Academia de San Carlos.

Es una visión apocalíptica que habla de la destrucción global, del narcotráfico, de la mutilación, de las clasificaciones humanas en la sociedad; es un recorrido narrativo donde están presentes mis inquietudes y preocupaciones, que en palabras de especialistas es expresionista, y así me asumo. Me interesa mucho una pintura que muestre de manera evidente contrastes de color y tratamientos, señaló la artista en charla con La Jornada.

Académica durante más de 20 años, Soriano describe el óleo Carrusel del norte, una estructura radial, una perspectiva ramificada donde aparecen suspendidas unas cabezas. Gustó muchísimo al público porque lo consideran un reflejo de lo que los mexicanos vivimos; les parecía contundente y muy fuerte, porque es un cuadro que se resuelve con contrastes de colores rojos y azules, con cabezas cercenadas volando, y con cristales a manera de estructuras poliédricas.

Los cristales asumen la significación de los agentes que violentan el entorno: la delincuencia, la corrupción, el narcotráfico y toda esta hecatombe de actos de destrucción ecológica, reconoce la docente de La Esmeralda y la Escuela Nacional de Artes Plásticas de la Universidad Nacional Autónoma de México.

La muestra, curada por Silvia Navarrete y exhibida en las dos primeras salas de la institución educativa, debe su título –afirma Patricia Soriano– al instinto de los hombres que habitamos este globo terráqueo y el presagio vaticinador de la destrucción mundial de la que somos objeto.

Destaca que desde hace más seis años su producción en pintura, gráfica y dibujo está marcada por la preocupación por la figura del animal, concretamente el perro, para expresar “la condición instintiva de los hombres; hablar de la rabia, de las organizaciones como manada; jerarquía, raza, condiciones de vida.

“En el Museo de Arte Moderno hay un cuadro mío, que realicé en 1996, en la muestra Pintores neomexicanos. En esta pintura, titulada El amor es como un perro rabioso, aparece la imagen del animal bajo niveles de representación populares, lúdicas.”

Presagio se impone como tema en la obra de Patricia Soriano desde hace dos años –explica–, cuando empezó a “reflexionar acerca de los fenómenos atmosféricos, de los desastres ecológicos, cuando en México acontecieron, por ejemplo, las inundaciones de Angangueo y Monterrey... y yo empiezo a retomar el paisaje, en condiciones de devastación y deterioro.

“Imágenes que tienen una naturaleza transcultural e incluyen elementos asiáticos y mexicanos; donde hay una conciencia de retroceso a mis etapas anteriores, porque los paisajes también son de autores del Medievo, de Brueghel y del Bosco, pintores con los que me he identificado previamente y que he retomado por plena necesidad y conciencia.

Me interesa llevar esta exposición a Culiacán, Sinaloa, porque allá están dadas las condiciones para que yo pueda recibir una respuesta a lo que propongo. Identificación, porque hay gente que no se va por esta interpretación desesperanzada de mi trabajo sino que le place en el aspecto estético. Ya mandé mi información a un museo de allá y espero respuesta.

Instinto y presagio concluirá el 28 de junio en el recinto de Academia 22, Centro Histórico.