Mundo
Ver día anteriorDomingo 7 de agosto de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Autoriza la municipalidad de Santiago una marcha de jóvenes de educación secundaria

Preocupa a la CIDH el uso desproporcionado de la fuerza policial contra los estudiantes chilenos
Foto
Personal de limpieza realiza su trabajo en una de las calles de Santiago afectadas por los destrozos provocados durante las manifestacionesFoto Xinhua
Dpa, Afp y Pl
 
Periódico La Jornada
Domingo 7 de agosto de 2011, p. 25

Santiago, 6 de agosto. La Comisión Interarmericana de Derechos Humanos (CIDH) expresó este sábado en Washington su preocupación por los graves hechos de violencia ocurridos durante el desarrollo de las protestas estudiantiles en Chile y por el uso desproporcionado de la fuerza en contra de centenares de manifestantes.

Según la información disponible, para disolver una serie de protestas no autorizadas como reacción a las políticas educativas, las fuerzas de seguridad utilizaron personal a pie, a caballo y en vehículos, que habrían golpeado a los manifestantes y utilizado gases lacrimógenos y chorros de agua a presión, indicó la CIDH.

Las protestas se saldaron con 874 detenidos y 90 policías heridos, admitió la víspera el viceministro del Interior, Rodrigo Ubilla.

Mientras, el gobierno municipal de Santiago autorizó para este domingo una marcha de estudiantes de secundaria, representantes y la agrupación de padres para que exijan mejoras en la educación pública, tras las violentas protestas del jueves que dejaron al menos 874 detenidos.

La manifestación del domingo no tiene autorización de circular por la emblemática Alameda (Bernardo O’Higgins, la principal arteria de la capital chilena) y lo hará por otras calles cercanas.

Comenzará en el parque Bustamante y concluirá en el parque Almagro con un acto cultural, según un informe de la intendencia de Santiago difundido por medios de comunicación locales.

El jueves pasado la policía militarizada impidió con un violento despliegue de caballería, gases lacrimógenos y coches lanzagua los intentos de realizar una marcha estudiantil en rechazo a las propuestas con 21 puntos del gobierno chileno sobre educación.

Los hechos terminaron con 874 detenidos y 90 agentes de la policía de Carabineros heridos.

Las autoridades manifestaron su rechazo a nuevas manifestaciones estudiantiles por calles céntricas de la ciudad y confirmaron dicha prohibición después de las acciones represivas del jueves,

No obstante, el permiso para la marcha de este domingo se otorga luego de declaraciones de funcionarios que instan a los estudiantes a dejar en manos del gobierno las políticas sociales y no en manos de los movimientos sociales.

Según la televisora regional Telesur, el presidente chileno, Sebastián Piñera, ha declarado que “ya es hora de abandonar la época de las manifestaciones y dejar atrás las tomas y marchas”.

Los disturbios se repitieron hoy en menor medida, cuando estudiantes levantaron barricadas en las afueras del liceo Lastarria, en el barrio Providencia; fueron dispersados por la policía, que no informó de detenidos o lesionados.

La movilización estudiantil se inició hace dos meses y se ha radicalizado con marchas multitudinarias, huelgas de hambre de decenas de alumnos y la ocupación de colegios y universidades.

Los estudiantes exigen reformas constitucionales que permitan una educación de calidad, gratuita y que se acabe con el lucro en las universidades, prohibido en la legislación chilena, pero que es burlado mediante resquicios legales.

Además, los estudiantes convocaron para el próximo martes a un paro nacional y otra marcha por el centro de Santiago.