Mundo
Ver día anteriorViernes 2 de septiembre de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Diputados votan hoy cambio a la Constitución que se traducirá en reducciones al gasto social

Marchas en España contra reforma que limitará el déficit público

Indignados realizan jornada de protesta en Cataluña en repudio a los recortes al sector salud

Foto
Protesta en Madrid contra una reforma a la Constitución que será votada hoy en el Congreso de los DiputadosFoto Xinhua
Armando G. Tejeda
Corresponsal
Periódico La Jornada
Viernes 2 de septiembre de 2011, p. 22

Madrid, 1° de septiembre. Miles de personas se manifestaron hoy en varias ciudades españolas para protestar contra la reforma a la Constitución impulsada por el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) con apoyo del derechista Partido Popular (PP).

El espíritu de la modificación a la máxima legislación del país es limitar el déficit de todas las administraciones públicas, en sintonía con las reformas recomendadas por las agencias de calificación, los organismos financieros internacionales y los órganos de decisión de la Unión Europea (UE).

Esta reforma, conocida como la regla de oro, está destinada a limitar de manera estricta el déficit –a 0.4 del PIB– y la deuda pública, además de priorizar el pago de los intereses de la deuda. Para sindicatos y organizaciones sociales se traducirá en recortes al gasto social, pérdida de derechos laborales y, eventualmente, la eliminación del estado de bienestar.

En Madrid y en Palma de Mallorca marcharon miles de indignados bajo el lema: no a esta reforma de la Constitución; abajo el orden de los mercados y el capital, en la que se escucharon consignas contra el poder económico y contra los dos principales partidos políticos, PP y PSOE, que aplicaron su mayoría en el Congreso de los Diputados para tramitar por la vía de urgencia una reforma que en otro caso exigiría una consulta ciudadana.

El movimiento del 15 de mayo (15-M) congregó a más de dos mil simpatizantes en la plaza de Atocha para llevar a cabo una nueva protesta que finalizó en el Congreso de los Diputados, en cuyas puertas hicieron un plantón y hasta celebraron una asamblea para acordar nuevas acciones de protesta cívica ante lo que consideran un nuevo golpe mortal a la democracia.

Y señalaron de nuevo al gobierno, al PSOE, al PP y a la cúpula empresarial de Europa y del país, que –a su juicio– promueven políticas públicas que afectan sobre todo a las clases menos favorecidas, que son las que finalmente cargan con los efectos de la crisis.

Estas manifestaciones son el preámbulo de una serie de protestas que se llevarán a cabo en la jornada de este viernes, en la que se prevé que se aprobará la reforma en una sesión extraordinaria del Congreso de los Diputados, en la que PP y PSOE sólo contarán con el apoyo de la formación minoritaria Unión del Pueblo Navarro. El resto, desde la izquierda y centro-izquierda hasta los nacionalistas de cariz conservador, votarán en contra.

En España habrá elecciones generales el próximo 20 de noviembre.

El 15-M realiza además acciones en Cataluña para protestar contra los recortes en la sanidad pública. Decenas de indignados ocuparon esta madrugada varios Centros de Atención Primaria (pequeñas clínicas públicas para atender las necesidades sanitarias más elementales de la población). El gobierno de la Generalitat, del conservador Artur Mas, va a a cerrar 21 centros sanitarios a partir de septiembre, que se suman a otros 25 que dejaron de funcionar en el verano.