Cultura
Ver día anteriorLunes 10 de octubre de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

La banda, dirigida por Fredik Norén, tiene 25 años de trayectoria y más de 10 grabaciones

La Orquesta de Jazz de Estocolmo dará inicio a la 39 edición del festival Cervantino

Se presenta el próximo miércoles en la Alhóndiga de Granaditas, en Guanajuato

Carlos Paul
 
Periódico La Jornada
Lunes 10 de octubre de 2011, p. a13

Con 25 años de trayectoria, la Orquesta de Jazz de Estocolmo, una de las más destacadas agrupaciones suecas, será la encargada de inaugurar en la Alhóndiga de Granaditas la 39 edición del Festival Internacional Cervantino, el miércoles 12 de octubre a las 20 horas.

Con 9 millones de habitantes, Suecia, invitada de honor del encuentro cultural en Guanajuato, tiene alrededor de un centenar de clubes de jazz y más de 800 big bands, lo cual habla de una comunidad jazzística sólida y propositiva, donde destaca la prestigiosa Orquesta de Jazz de Estocolmo, fundada y encabezada por el trompetista Fredik Norén.

Por primera vez, la agrupación, integrada por 18 músicos de distintas generaciones y con más de 10 álbumes grabados, visita nuestro país.

La banda es una orquesta de jazz acústico que no utiliza instrumentos electrónicos, lo cual genera un singular registro musical. Ha llevado su música que la han llevado a países como Estados Unidos, Inglaterra, Irlanda, Sudáfrica, Argentina y Uruguay, entre otros países.

Desde hace varios años, la mayoría de las obras que interpreta son compuestas por sus integrantes, además de incluir partituras tanto de consagrados como de jóvenes músicos de la escena nórdica.

La Orquesta de Jazz de Estocolmo se caracteriza por ofrecer un sonido grande, oscuro y cálido, comentó Norén vía telefónica desde aquella ciudad.

“Lo que buscamos –explicó– es un adecuado equilibrio entre la improvisación y el ensamble de la banda, pues para las grandes orquestas de jazz es importante tener espacio para los solistas y para las partes orquestadas.”

El registro jazzístico de la banda está dentro de la tradición, pero con la idea de desarrollarla con acordes distintos, incorporando diferentes técnicas en los arreglos y con la influencia de diversos estilos musicales, además de que los solistas se encuentran en constante desarrollo.

Si bien definir el jazz resulta difícil, diría que es algo que se improvisa en el momento; sin improvisación no hay jazz.

Además de director musical de la big band, Norén es responsable del programa de jazz para jóvenes de la Federación de Jazz de Suecia, y como tal organiza campamentos, concursos y conciertos del género, pues hay gran cantidad de músicos jóvenes.

En Suecia, expresa Norén, el jazz está muy incorporado al sistema educativo y recibe buen financiamiento del gobierno. La cuestión es que Suecia es un país muy pequeño, y aunque hoy día existen alrededor de 100 clubes de jazz, por la cantidad de músicos a veces hay problemas para encontrar donde tocar, por lo que tenemos que pensar en salir más al extranjero.

Como consultor de jazz juvenil, considera que para promover este género, uno de los lineamientos más importantes es divertirse. ¿Por qué un joven empieza a tocar?, se pregunta Norén. Porque disfruta tocar y crear música con alguien más. Igual lo puede hacer por conocer la tradición, desarrollar su habilidad en un instrumento, pero sin la posibilidad de divertirse no tendría mucho caso tocar.

La noche de la inauguración del FIC promete ser una velada musical cálida y divertida, en la que la improvisación no dejará de estar presente. El manejo de los tiempos y el sonido serán los ingredientes más importantes.

Parte de las piezas que interpretará la orquesta están inspiradas en la tradición folclórica escandinava, en concordancia con el tema de la 39 edición del FIC: los dones de la naturaleza.