Mundo
Ver día anteriorLunes 19 de diciembre de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Tenía una conducta berrinchuda y los mandos lo sabían: defensa

Supervisor recomendó aplicar a Manning un estudio siquiátrico antes del tema Wikileaks
Reuters
 
Periódico La Jornada
Lunes 19 de diciembre de 2011, p. 28

Fort Meade, 18 de diciembre. La capitán Casey Fulton, de los supervisores del soldado Bradley Manning, sometido a juicio por haber filtrado documentos a Wikileaks, recomendó la suspensión del militar acusado de ayudar al enemigo y sugirió que se le aplicara un análisis siquiátrico después de haber observado un comportamiento berrinchudo, mucho antes de que se supiera que había entregado material confidencial al sitio de filtraciones en Internet.

La defensa legal de Manning insistió hoy ante un tribunal castrense que los mandos superiores del militar fueron notificados de los problemas emocionales de Manning y fueron conminados, sin éxito, a cancelar su acceso a documentos confidenciales y secretos de las fuerzas armadas estadunidenses, con el fin de evitar daños a los intereses de Estados Unidos.

En el tercer día del juicio celebrado en el cuartel Fort Meade, en Maryland, Fulton dijo haber solicitado una orden de derogación de los accesos privilegiados de Manning, después de haber presenciado lo que describió como un berrinche de Manning en mayo de 2010, cuando trabajaban en una oficina de alta seguridad conocida como Instalación de Información Sensible y Compartimentalizada (Scif, por sus siglas en inglés).

La defensa de Manning pudo llevar a Fulton al tribunal, pero las autoridades de la corte militar permitieron a otros dos oficiales invocar su derecho a no ser considerados en el juicio, a fin de evitar el riesgo de autoincriminarse durante su presentacion como testigos clave.

Uno de los oficiales ausentes, el sargento Pauld Adkins, fue testigo de un episodio en el que Manning se enfureció y empujó una mesa, provocando la caída al suelo de una computadora, según la explicación dada por uno de los dos abogados del analista de información de inteligencia militar, David Coombs.

Ese mismo testigo recibió en una ocasión un correo electrónico en el que Manning afirmaba ser homosexual y padecer un problema de identidad, que en abril de 2010 ya afectaba su vida y su trabajo. El mensaje por computadora incluía una foto del militar vestido de mujer, bajo el nombre de Breanna Manning.

El sábado, la defensa comenzó a argumentar sobre los problemas emocionales de Manning, señalando que dada su orientación homosexual, no era sujeto de confianza. El capitán de la brigada del ahora procesado, Steven Lim, dijo que Adkins no le dijo nada sobre el asunto antes de que Manning enviara información confifencial a Wikileaks en 2010.

Los fiscales llevaron a su vez a la audiencia en Fort Meade a un experto en computación, el agente especial David Shaver, quien confirmó que los mismos documentos confidenciales y videos que tomó de los equipos de cómputo del ejército, son los que entregó a Wikileaks.

Enlaces:

Los cables sobre México en WikiLeaks

Sitio especial de La Jornada sobre WikiLeaks