Economía
Ver día anteriorMartes 17 de enero de 2012Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

En decenas de ciudades de EU se realizaron vigilias y celebraciones por el día del líder

El mensaje de Martin Luther King marchó con Ocupas contra la injusticia económica

El sueño de King nos está ocupando a nosotros, afirmó el músico Stephen Said

Foto
Aspecto parcial de una de las marchas realizadas ayer en Estados Unidos por integrantes del movimiento Ocupa en memoria del líder Martin Luther KingFoto Mike Fleshman
David Brooks
Corresponsal
Periódico La Jornada
Martes 17 de enero de 2012, p. 29

Nueva York, 16 enero. Para festejar el Día de Martín Luther King, Ocupa Wall Street realizó una serie de marchas, foros, acciones de solidaridad con luchas sindicales y una celebración con líderes comunitarios y del movimiento de derechos civiles aquí y en decenas de otras ciudades, recuperando el mensaje de la lucha por los derechos de los trabajadores y contra la injusticia económica que King promovía en sus últimos días.

El domingo, más de mil 500 personas llenaron la famosa iglesia Riverside –donde King ofreció uno de sus discursos más poderosos y peligrosos (sería asesinado exactamente un año después), pronunciándose contra la guerra en Vietnam y vinculando las políticas bélicas a la injusticia económica–, donde integrantes del movimiento Ocupa participaron junto con líderes religiosos, de derechos civiles y artistas para celebrar la vida del profeta y destacaron lo contemporáneo de su mensaje de hace más de 40 años.

Varios recordaron su voz desde ese mismo podio instando a una revolución de valores para acabar con el racismo, el materialismo extremo y el militarismo, y sobre todo la gran disparidad entre la pobreza y la riqueza en este país. La compasión verdadera es más que arrojar una moneda a un indigente. Aparece cuando ve que una construcción que produce indigentes tiene que ser restructurada, proclamó King aquí.

La legendaria Patti Smith acudió para ofrecer una combinación de canto y poesía hablada. Afirmó que King habló al futuro, él camina hoy con nosotros. Cantó con su furia suave que tal vez seremos lo suficientemente fuertes para construir el reino de la paz una vez más. Ofreció como poema versos nuevos y viejos de una de sus canciones: “sueño que el pueblo tiene el poder /el pueblo gobierna /el pueblo tiene el poder para redimir todo lo que soñamos…. Podemos girar las revoluciones del mundo /para llorar /para ocupar /para votar /para marchar /para reír /para amar”.

El reverendo Stephen Phelps, de la iglesia Riverside, declaró que hay un despertar por todo el país, y sostuvo que las palabras de King tienen eco en la primavera árabe y en Ocupa Wall Street, algo que está rescatando nuestro espíritu. Resumió el nuevo movimiento como un despertar para ayudar a despabilar al país de su somnolencia enraizada en el temor.

Estela Vázquez, vicepresidenta de la sección 1199 del sindicato nacional de servicios, afirmó que los 350 mil agremiados que representa forman parte de un movimiento que está retomando el mensaje de King, particularmente en su apoyo a los trabajadores y sindicatos. Por lo tanto, sostuvo, tenemos que marchar, organizar y ocupar desde Nueva York a Los Ángeles.

El gran cantautor Steve Earle ofreció una de sus canciones, en la que pide el retorno de figuras de la lucha social como su antecesor Woody Guthrie, como Emma Goldman y el legendario anarcosindicalista Joe Hill: regresen a nosotros ahora. Uno los promotores más famosos (y ricos) del hip hop, Russell Simmons, habló de la urgencia de sacar el dinero de las empresas del proceso democrático. Un músico africano con su kora encantó al público mientras agrupaciones de soul, rap y gospel dieron diversos ritmos al diálogo con el mensaje de King. Yoko Ono envió un mensaje de solidaridad con el acto.

Durante 24 horas, entre el domingo y este lunes, se realizaron marchas (algunas de varios cientos, otras mucho más reducidas, tal vez porque la temperatura nunca superó los cero grados) por la ciudad que unieron la imagen de King y el movimiento Ocupa en defensa de los derechos sindicales. Hubo actos de solidaridad con trabajadores del sindicato de comunicación CWA y del transporte público TWU, y contra la injusticia económica expresada en los desempleados, los pobres, los endeudados y los que han perdido sus viviendas.

También se enfatizó la solidaridad entre razas y generaciones, con actos en Harlem y en Brooklyn entre latinos, afroestadunidenses, blancos y diversos líderes religiosos y comunitarios.

Estas acciones, vigilias y celebraciones por King se repitieron en decenas de ciudades, incluyendo Washington, Atlanta, Boston, Baltimore, Chicago, Minneápolis, San Luis y San Francisco, entre otras, informaron agrupaciones del movimiento Ocupa.

El sueño de King nos está ocupando a nosotros, afirmó el músico iraquí-estadunidense Stephen Said, uno de los organizadores de estos eventos.

Muchos recordaron que King había declarado que la siguiente fase de su lucha por los derechos civiles sería lo que llamó una campaña de los pobres, y que estaba promoviendo la instalación de un plantón permanente frente a los edificios del poder político en Washington, idea muy parecida a la del movimiento Ocupa.

De hecho, entre los organizadores y participantes de los actos de este fin de semana, hay veteranos del movimiento de derechos civiles que trabajaron muy cerca de King, como el reverendo Benjamin Chavis, James Lawson, Vincent Harding y otros. Todos recuerdan que King estaba enfocado en promover el movimiento por la justicia económica y muchos repitieron hoy, en diversos actos con el movimiento Ocupa, que el reverendo King está aquí con ustedes.