Mundo
Ver día anteriorViernes 18 de enero de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Maduro difunde parte médico del presidente: toda fase de infecciones ha sido controlada

Chávez no regala el petróleo, más bien hace una inversión: dirigente opositor
Foto
Artistas que se sumaron a actividades del gobierno venezolano en solidaridad con el presidente Hugo Chávez montaron la exposición Chávez vive y vencerá en una galería de Caracas visitada ayer por estudiantesFoto Ap
Arturo Cano
Enviado
Periódico La Jornada
Viernes 18 de enero de 2013, p. 33

Caracas, 17 de enero. Que lo diga, para evitar suspicacias, un adalid del antichavismo: Aquí se habla mucho de un regalo, pero eso no es regalo. Hugo Chávez no nos está regalando nada, nos está dando un crédito a largo plazo donde nos cobra el 40 o 60 por ciento y el resto para la inversión. Es la voz de Roberto Micheletti, el presidente golpista de Honduras. Así hablaba a los medios hondureños hace un año, en medio del debate sobre la vuelta de su país a la iniciativa de Petrocaribe.

¿El presidente Hugo Chávez regala el petróleo de Venezuela como dicen aquí sectores de la oposición y repiten muchos medios de otros países? La respuesta es de otro personaje libre del pecado del chavismo: el canciller hondureño Arturo Corrales, a quien más bien la resistencia hondureña ubica como dueño de concesiones en el sector energético y partícipe en la conspiración para derrocar al presidente Manuel Zelaya.

Hace unos días, Corrales festejó el retorno de su país a la iniciativa y explicó que supone el suministro de petróleo al mismo precio (del mercado) internacional, pagando una parte de inmediato en efectivo y el resto mediante un préstamo en un plazo adecuado.

Honduras, invitado a la próxima asamblea de Petrocaribe

El funcionario de Honduras informó esta semana que su país ha sido invitado por Venezuela a la próxima asamblea del instrumento regional, que se celebrará el 14 de febrero. El país centroamericano estaba suspendido de la iniciativa como resultado del golpe de Estado contra Zelaya, en 2009.

Antes del derrocamiento de Zelaya, Honduras recibía 20 mil barriles diarios de combustible, pagaba 60 por ciento de la factura en 90 días y le era otorgado un plazo de 25 años para pagar el resto, con interés del uno por ciento.

Ese esquema de pago funciona para las naciones que forman parte de Petrocaribe, aunque en algunos casos, el pago es con productos o servicios profesionales.

La iniciativa energética agrupa a 18 países: Antigua y Barbuda, Bahamas, Belice, Cuba, Dominica, Granada, Guatemala, Guyana, Haití, Honduras, Jamaica, Nicaragua, República Dominicana, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente y Las Granadinas, Surinam y, claro, la potencia petrolera que es Venezuela.

La información oficial de Petrocaribe deja la voz cantante sobre las bondades del instrumento al presidente dominicano Leonel Fernández: Luce como hasta anormal que un país productor y exportador de petróleo, en lugar de estar sólo en reuniones con países productores y exportadores convoque a países que son importadores netos de crudo a compartir generosamente ese patrimonio y esa riqueza.

Venezuela considera a Petrocaribe más que un acuerdo de suministro con facilidades de pago, pues incluye, a través del Fondo Alba Caribe, el financiamiento de proyectos de educación, salud, vivienda, medioambientales y agrícolas, entre otros.

Crudo por comida y textiles

El pasado 10 de enero –día en que Hugo Chávez debió asumir su siguiente mandato– representantes de todos estos países acompañaron al chavismo en el acto de solidaridad con Hugo Chávez. Ese día antes del mitin que incluyó discursos de varios de los asistentes extranjeros, el vicepresidente Nicolás Maduro ofreció a los asistentes aumentar el monto de compensación o trueque para el pago de petróleo o combustibles.

Así, los países que participan en el organismo podrían pagar mediante el envío a Venezuela –un país importador por antonomasia– de alimentos o textiles, como ya ocurre en los casos de República Dominicana, Nicaragua, Guyana y El Salvador (éste último podría incorporarse a la iniciativa).

Otro caso es el de Cuba, que ha pagado con la participación de sus médicos en la Misión Barrio Adentro, que llevó servicios de salud a zonas populares de Venezuela. Además, participan en diversos programas sociales venezolanos ingenieros agrícolas, entrenadores deportivos y otros profesionistas.

El 10 de enero, el ministro de Energía, Rafael Ramírez, dijo a los representantes de las naciones de Petrocaribe que este año la cifra de compensación alcanzaría mil 300 millones de dólares.

En ese mismo informe, Ramírez recordó que Petróleos de Venezuela (Pdvsa) ha contribuido a la instalación de plantas eléctricas en Nicaragua y Haití, así como sobre el avance de planes de inversión en refinación en Cuba, Nicaragua y Jamaica, que llevaría la capacidad de procesamiento de 119 a 450 mil barriles diarios. Esto incluye la refinería El Supremo Sueño de Bolívar en Nicaragua.

En la reunión del 10 de enero en Miraflores también se hicieron públicos los planes para crear una zona económica de Petrocaribe.

Venezuela produce entre 2.5 y 3 millones de barriles diarios de petróleo. Más de 40 por ciento es colocado en Estados Unidos, pero en los últimos años la diversificación ordenada por Chávez ha convertido a China en el segundo mejor cliente (además de acreedor de Venezuela), pues según datos de finales del año pasado este país exporta unos 600 mil barriles diarios al gigante asiático.

En cambio, el total de los barriles exportados a las pequeñas naciones que integran Petrocaribe ronda apenas los 169 mil barriles diarios.

Verlo como reparto, un error

Chávez no regala el petróleo, más bien hace una inversión, dice José Albornoz, ex vicepresidente de la Asamblea Nacional y dirigente del opositor Movimiento Progresista. Si lo ves como un reparto estás en un error, es una inversión estratégica que incluso un gobierno no chavista haría.

Albornoz remite al Pacto de San José –que en la página oficial de Petrocaribe aparece como el antecedente inmediato–, firmado en 1980 por Venezuela y México. Mediante ese mecanismo, los dos países petroleros se comprometieron al suministro diario de 160 mil barriles de petróleo (80 cada uno), a precios más baratos que los del mercado, a las naciones de Centroamérica y el Caribe participantes del acuerdo, como son Barbados, Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, Jamaica, Nicaragua, Panamá y República Dominicana.

Ex dirigente del Partido Patria para Todos, Albornoz rompió con el chavismo luego de que su organización se negara a integrarse al partido único propuesto por Chávez.

Hoy en la oposición, admite sin embargo que los acuerdos comerciales con las naciones de la zona son fundamentales para la defensa de la soberanía venezolana, más allá de la ascendencia que Chávez buscaba tener en la política de otros países.

Cochez, destituido

Aunque, claro, petróleo es poder: Sólo ve cómo se echó para atrás Panamá, luego de lo que dijo su embajador ante la OEA (Guillermo Cochez). Cochez, por cierto, no sobrevivió y fue destituido este jueves.

Consultado sobre otro tema –la salud de Chávez y el posible desenlace– Albornoz estima que el gobierno está ganando tiempo por su conflicto interno, pero en la oposición también nos conviene más tiempo antes de una posible nueva elección presidencial.

De hecho, durante la entrevista conversa por teléfono con el gobernador de Amazonas y militante de su partido, Liborio Guarulla, y le informa que en una reunión de la Mesa de Unidad celebrada la noche del miércoles se acordó que el próximo 23 de enero la oposición no saldrá a la calle. Hay que ser prudentes, dice después.

Al caer la noche, todos los medios de Venezuela difunden el parte del día sobre la salud de Chávez. El vicepresidente Maduro dice que toda la fase de infecciones ha sido controlada. Y el flamante ministro de Exteriores Elías Jaua completa: Si yo soy canciller es porque el presidente está mandando y tomando decisiones.

Añadir un comentario