Política
Ver día anteriorDomingo 15 de diciembre de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Difiere a febrero la reglamentación sobre réplica y consulta popular

Le bastó al Senado la reforma energética; anticipa vacaciones
Andrea Becerril
 
Periódico La Jornada
Domingo 15 de diciembre de 2013, p. 5

El Senado cerró de forma precipitada el periodo de sesiones, un día antes de la fecha oficial, con muchos pendientes, entre ellos las leyes reglamentarias en materia de réplica y consulta popular y la reforma política del Distrito Federal, que el PRI se había comprometido con el PRD a impulsar, pero a última hora dejaron fuera.

Como PRI y PAN ya tienen la reforma energética, que es lo que en realidad querían, lo demás no importa, comentó el senador perredista Mario Delgado, mientras sus compañeros de bancada Dolores Padierna y Alejandro Encinas deploraron que en la sesión de este viernes, los panistas, encabezados por sus coordinador, Jorge Luis Preciado, hubieran usado todo tipo de maniobras y al final se retiraran de la sesión, que tuvo que suspenderse por falta de quórum, en el momento en que se iba discutir la ley federal de la consulta popular.

Los legisladores señalaron que van a insistir para que esa ley reglamentaria del artículo 35 constitucional pueda aprobarse en el próximo periodo de sesiones –que se inicia el 1º de febrero– junto con la reforma política del Distrito Federal y los demás pendientes, entre ellos la minuta que regula la deuda de los estados.

Encinas comentó que la minuta sobre la ley reglamentaria de la consulta popular requiere modificaciones de fondo, pues los diputados de PRI y PAN le colocaron varios candados, con el claro objetivo de impedir que los mexicanos puedan expresar en 2015 si están de acuerdo en la reforma energética recién aprobada que permite la privatización del petróleo y la electricidad, y establece un marco legal que beneficia a las empresas extranjeras, las cuales vendrán a explotar esos recursos estratégicos.

Entre los puntos más preocupantes de la minuta remitida por la Cámara de Diputados está el requisito de reunir las firmas de uno por ciento de la lista nominal de electores en 17 estados, frente a 2 por ciento de esa lista en todo el país, que define la Constitución. La ley secundaria no puede ir por encima de la Carta Magna y establecer un porcentaje de determinado número de estados. Eso es restrictivo y sólo pretende obstaculizar un derecho ciudadano.

Detalló que hay en la minuta otras restricciones, pues mientras en la Constitución se define que la consulta popular no opera en temas de seguridad nacional, de derechos humanos y los asuntos de carácter fiscal, en la minuta se pretende incluir que ese mecanismo ciudadano sea sólo para leyes, ya que hay una redacción tramposa y podía interpretarse que no se puede llevar a consulta reformas constitucionales.

Esos candados se iban revisar el viernes por la noche ante el pleno, pero el PAN y en parte el PRI boicotearon la sesión. Encinas comentó que los panistas trataron de impedirlo y desde la sesión de comisiones unidas intentaron descarrilar el proceso legislativo.

Expuso que el panista Fernando Yunes tachó su firma de la lista de asistencia a la reunión de comisiones y la también blanquiazul Pilar Ortega pretendía que se cancelara su firma y en la sesión del viernes por la noche sostuvo que se había incluido su rúbrica sin su autorización. Desde ahí hubo un intento deliberado del PAN por reventar la discusión de esa ley, dijo. Detalló que el PRI se unió a ello, ya que sus legisladores salieron también del recinto, para que no hubiera quórum.

Encinas resaltó que tratarán de lograr el consenso para que esa ley reglamentaria se vote en el próximo periodo de sesiones, pero de todas formas, la consulta que impulsan en torno a la reforma energética va a salir. Independientemente de que no se dictaminó la ley secundaria, los derechos establecidos en la Constitución son de vigencia permanente, no hay restricción.

Agregó que varios precedentes han acreditado ello, así como una jurisprudencia de la Corte, de que aún no reglamentados, los derechos se pueden ejercer. El más reciente fue de la iniciativa preferente que presentó Calderón y que se puso en marcha sin legislación secundaria.

El senador Delgado, presidente de la Comisión del Distrito Federal, resaltó que desde el día 6 presentó un proyecto de dictamen de la reforma política para la capital del país, pero ni priístas ni panistas presentaron observaciones, ni aceptaron que se convocara a dictaminar.

Es una triquiñuela más. Es faltar a los compromisos que hicieron; no sólo en el Senado, sino también con el jefe de Gobierno del Distrito Federal.

Quedó también pendiente la minuta para crear la pensión universal y el seguro de desempleo.

Añadir un comentario