Política
Ver día anteriorSábado 28 de diciembre de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Regresión histórica en derechos humanos durante el primer año de Peña Nieto, señala balance de ONG
Fernando Camacho Servín
 
Periódico La Jornada
Sábado 28 de diciembre de 2013, p. 6

Durante 2013, la situación de los derechos humanos en el país empeoró más en comparación con 2012, al grado de significar ya una regresión histórica en ese terreno, debido a la ineficiencia de las autoridades para investigar la comisión de delitos graves, pero también por los efectos del modelo económico vigente, señalaron activistas de organizaciones civiles.

Adrián Ramírez, presidente de la Liga Mexicana en Defensa de los Derechos Humanos, advirtió que el primer año del gobierno de Enrique Peña Nieto se consolidó la regresión histórica que se ha registrado en México en materia de respeto a las garantías básicas de la población.

Estamos viviendo una gran situación de vulnerabilidad en todos los ámbitos, empezando por el derecho fundamental al trabajo y a tener un salario justo, debido a las reformas estructurales y las políticas regresivas que tanto daño hacen a los bolsillos de los mexicanos, lamentó Ramírez.

Al mismo tiempo, cada vez se restringen más los derechos civiles y políticos de la gente a través de leyes para contener manifestaciones de descontento mediante el uso de la fuerza, recurso que se usa sobre todo contra quienes defienden los recursos naturales de las comunidades en contra de los llamados megaproyectos.

A todo ello, alertó, se suman las constantes violaciones a los derechos de los migrantes indocumentados, el surgimiento de grupos de autodefensa que pueden convertirse en fuerzas paramilitares, la continuación del desplazamiento forzoso de miles de personas, los feminicidios y otras formas de violencia.

En síntesis, vivimos una crisis grave y profunda de violaciones a los derechos humanos en la que el Estado mexicano está apresurando una serie de modificaciones legislativas que inhiben o criminalizan la protesta social, indicó.

Manuel Olivares, secretario de la Red Guerrerense de Organismos Civiles de Derechos Humanos, coincidió en que 2013 fue un año muy negativo, en primer lugar por la falta de efectividad del gobierno de México para investigar y frenar la violencia en el país.

Ese es uno de los aspectos que no han sido atendidos eficientemente y han provocado que en México haya miles de personas asesinadas o desaparecidas, al mismo tiempo que se hace pensar que todos ellas tenían algo que ver con la delincuencia organizada, aseveró.

Por el otro lado, tenemos una estrategia económica que se inició hace más de tres sexenios, que únicamente beneficia al capital trasnacional y pone a la gente en situación de mayor vulnerabilidad para satisfacer sus necesidades. Esto nos lleva a un escenario más complicado, porque entonces puede haber grandes movilizaciones de inconformidad y mayor riesgo de que se use la violencia en contra de los grupos inconformes, alertó.

Añadir un comentario