Política
Ver día anteriorJueves 24 de julio de 2014Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Astillero

Juegos del hambre (cero)

¿Discurso mata realidad?

No te preocupes, Rosario II

Escenarios controversiales

Julio Hernández López
U

no de los rasgos distintivos de la prolongada etapa de estupefacción en que vive el país es el abuso impune de la propaganda oficial para tratar de que las palabras y los planes gubernamentales aparezcan como esperanza viable o verdad cumplida, aunque los receptores de esos mensajes insistentes comprueben cotidianamente que la realidad es distinta a lo anunciado.

Tocó ayer el turno a la Cruzada contra el Hambre (y la propaganda apabullante se mantendrá durante el tiempo en que lo electoral lo requiera) y el jefe máximo del Ejército de (presunta) Liberación Nacional Alimentaria se destapó con un planteamiento antiapocalíptico: Hambre cero. Linda propuesta y afanoso sustento retórico por parte del licenciado Enrique Peña Nieto, quien aseguró que el gobierno federal no cejará un ápice en el esfuerzo de combatir hasta llevar a cero el hambre en el país. Felicitaciones (con despensa llena) a la discursiva del antedicho licenciado.

El ensueño nutricio es al mismo tiempo una especie de segunda versión del no te preocupes, Rosario, frase con la cual el bondadoso Peña Nieto sacó adelante a la secretaria de Desarrollo Social luego que en Veracruz los panistas habían pillado conversaciones en abril de 2013 en las que distintos funcionarios, tanto federales como de la administración de Javier Duarte, hacían planes electorales a partir de los recursos públicos de corte asistencial.

El abatimiento total del hambre en México como aspiración en la que no se habrá de cejar se produjo en otro escenario igualmente controversial. En el municipio de El Nayar, adonde ayer se trasladó la costosa y aparatosa caravana peñista, tuvo en mayo pasado otro tropiezo la ahumada titular de la Sedesol. Frente a mujeres indígenas a las que habría de entregar la operación de un comedor comunitario, Rosario Robles Berlanga hizo alegatos en contra de la excesiva producción demográfica desde flancos de pobreza, máxime si esas hazañas de natalidad tenían como objetivo perverso alcanzar mayores beneficios asistenciales. Les estamos solicitando que vayan a los talleres de planificación familiar, para que sean tres hijos en toda su vida y no más, dijo la falsa cuña de izquierda en el equipo federal priísta, según nota de la corresponsal de La Jornada, Myriam Navarro (http://bit.ly/1rYucsc).

La confirmación gozosa de que Robles puede llevar a Peña al mismo lugar de sus tropiezos para demostrar que estos son no solamente remontables, sino políticamente premiables, tuvo como escenario más general el estado de Nayarit, donde recientemente se ha librado otro de los juegos del hambre (presupuestal). En la batalla nayarita por la alta degustación de los siguientes platillos municipales trianuales entró en conflicto el tozudo gobernador priísta, Roberto Sandoval, ex director del rastro municipal de Tepic y ex presidente de la unión estatal de tablajeros e introductores de ganado (también fue presidente municipal de la capital del estado y diputado local). Sandoval sustituyó al también priísta Ney González, hijo del histórico líder cetemista Emilio M. González, quien también gobernó la entidad (¿qué ha hecho el pueblo nayarita para ser sometido a tan prolongada penitencia política y gubernamental?).

Foto
CIERRAN PERIFÉRICO. En el contexto de las movilizaciones de campesinos contra la reforma energética, transportistas bloquearon Anillo Periférico, frente al Toreo de Cuatro Caminos, para protestar contra la restricción impuesta por el Gobierno del Distrito Federal, que les prohíbe circular por la ciudad de 7 a 9 de la mañana, de lunes a viernesFoto Cuartoscuro.com

Pues bien, el rudo Sandoval fue acusado de tosquedad excesiva por panistas y perredistas, que a fin de cuentas pudieron colocar a su mesa el mejor filete en juego, el de la presidencia municipal de Tepic, que quedó para el político de blanco y azul conocido como Polo Domínguez. Al frente de los comensales del sol azteca estuvo J. Guadalupe Acosta Naranjo, nacido en Sinaloa pero con carrera política en Nayarit, donde en dos ocasiones ha sido diputado local.

Uno de los flancos más polémicos de esas elecciones correspondió a la actuación de la delegada de Rosario Robles en la entidad, que en realidad lo era del propio gobernador Sandoval y que fue puesta allí justamente para que utilizara los recursos asistenciales en favor del PRI, como con insistencia lo denunciaron luego tanto panistas como perredistas, validos de una grabación de audio al estilo Veracruz. El 5 de mayo, en esta columna que lo mismo puede servir de aperitivo que de postre, se asentaba que esa delegada, Noemí Galindo, era la comisionada para que como delegada federal de la Sedesol haga fluir los recursos asistenciales conforme a planes políticos. En aquella columna, titulada “¿Cómo les digo ‘hola’?”, se narraban las andanzas nayaritas de quien parecía aspirar a ser la Secretaria de Control Natal en Zonas Indígenas (Seconazi) conforme a su regla natal indígena de tres (http://bit.ly/1rMbEvx).

A ese mismo Nayar de las pretensiones rosaristas de demografía popular restringida y a ese mismo Nayarit de las acusaciones de fraude electoral con recursos de la Sedesol fue Enrique Peña Nieto a anunciar su pretendida Hambre Cero. Allí fue destituida la delegada Galindo, nombrada por Robles pero al servicio del gobernador Sandoval, y supuestamente está bajo investigación por su presunta responsabilidad en la desviación de lo asistencial hacia lo electoral. Mejor escenario no pudo encontrar Peña Nieto para lanzar nuevas promesas. Imposible sería que los órganos de información y análisis del aparato de Los Pinos no tuvieran en cuenta estos factores tan negativos a la hora de decidir el recuento de acciones de la famosa cruzada y el arranque de la presunta etapa cero.

Con ese marco de referencia es válido preguntarse si el padrón de beneficiarios será utilizado justamente para maniobras electorales. Más de tres millones de ciudadanos en situación de pobreza están ya recibiendo las migajas de supervivencia que les dispensa el aparato federal que tiene la vista puesta en ganar las elecciones intermedias para avanzar en el proceso de rediseño nacional faccioso y antipopular, y para garantizar a inversionistas nacionales y extranjeros la continuidad del banquete que se han organizado a título de Reformas.

Y, mientras los gobiernos del neoporfirismo atienden y entienden la justa insatisfacción que del campo ha llegado a manifestarse a la ciudad, ¡hasta mañana!

Twitter: @julioastillero

Facebook: Julio Astillero

Añadir un comentario