Política
Ver día anteriorDomingo 16 de noviembre de 2014Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Los medios de comunicación de ese país resaltan la crisis que se enfrenta aquí

La imagen de México se deteriora en Estados Unidos por caso Iguala

El creciente desorden y el sentimiento de ilegalidad, desafíos mayores para Peña Nieto: WSJ

Foto
En Chihuahua se realizó una marcha para exigir que aparezcan con vida los 43 normalistas desaparecidosFoto Reuters
David Brooks
Corresponsal
Periódico La Jornada
Domingo 16 de noviembre de 2014, p. 5

La violencia, la impunidad y la corrupción es, una vez más, la noticia que impera sobre México en Estados Unidos, empañando, sino es que anulando, la imagen tan exitosamente elaborada por el gobierno de Enrique Peña Nieto durante los pasados dos años.

El guión oficial sobre reformas audaces y el amanecer del momento mexicano en Estados Unidos ha sido interrumpido por el explosivo caso de los 43 estudiantes de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, Guerrero, desaparecidos desde el pasado 26 de septiembre, y el manejo de esta crisis por el gobierno.

El desmoronamiento de la imagen oficial se aceleró en los días recientes y el caso de Guerrero y sus secuelas son ahora el prisma por donde las cúpulas políticas, económicas y culturales de Estados Unidos observan al país vecino.

El Departamento de Estado ha sido obligado a responder a la crisis en México expresando condolencias y, por segunda vez en varios días, la portavoz Jen Psaki reiteró que el delito bárbaro debe ser plena y transparentemente investigado, y los responsables presentados ante la justicia sin demora y castigados. También agregó que instamos a todas la partes a permanecer en calma a través de este proceso.

Algunos legisladores federales, que acaban de reiniciar sesiones en Washington después de las elecciones intermedias, están monitoreando la situación en México y se espera que pronto se sumarán a las expresiones públicas de preocupación, indicaron a La Jornada fuentes cercanas al Congreso.

Mientras tanto, varios de los principales medios estadunidenses a lo largo de estos días reportan no sólo el caso sino la crisis política que ha detonado. The New York Times publicó un editorial en el que advierte de la descomposición de ley y orden en México y el fracaso del gobierno en brindar seguridad y respeto al imperio de la ley, y concluye que Peña Nieto no ha logrado cumplir aún con su promesa de reducir la violencia, la corrupción oficial y las muertes.

El rotativo también publicó un par de artículos sobre cómo el caso Iguala revela un sistema judicial y de seguridad pública disfuncional, y cómo la crisis política resultante es tal vez el mayor reto hasta la fecha para el gobierno mexicano.

Algunos medios estadunidenses reportan que México arde y casi todos emplean la palabra crisis para calificar lo que está ocurriendo. El Los Angeles Times inició un reportaje así: Su palacio en llamas, las calles de la capital repletas de manifestantes enojados, su gobierno sumergido en su crisis más seria hasta la fecha, y el presidente mexicano Enrique Peña Nieto hizo lo que muchos ejecutivos en jefe acosados quisieran hacer. Se fue del país (en referencia al viaje a China).

En su edición de este sábado, The Wall Street Journal publicó como nota principal de su portada: México, golpeado por disturbios y escándalo, y como subtítulo: El creciente desorden y el sentimiento de ilegalidad en México se están volviendo en desafíos políticos y económicos mayores para el presidente Enrique Peña Nieto.

Por otro lado, el conductor de noticias de Univision y comentarista Jorge Ramos, tal vez la figura mediática latina de mayor influencia en Estados Unidos, ha escrito columnas publicadas en inglés y español en ambos lados de la frontera en donde responsabiliza a Peña Nieto del clima de violencia e impunidad que impera en México. Acusa que la respuesta gubernamental al caso Iguala mostró que Peña Nieto es un líder incompetente por su indiferencia y negligencia.

Ramos afirma que, en los hechos, los miles que están pidiendo su renuncia tienen la razón de su lado. En otra columna señala que ante la preocupación por su imagen, Peña Nieto está fracasando en ese frente también, luchando una batalla perdida en los medios sociales y las universidades. Su próxima derrota podría ocurrir en las calles.

Al continuar la crisis en México, el noticiario nacional de CBS News recientemente envió a corresponsales a Guerrero para reportar sobre el caso de los 43 normalistas desaparecidos. La ira está hirviendo en México, inició uno de los reportajes al informar que crece la frustración con el gobierno, lo cual se expresa con miles de personas en las calles demandando justicia. Otros, incluyendo CNN y Telemundo, ahora tienen enviados reportando desde Guerrero.

Hasta en actos no relacionados con esta crisis ha brotado el tema. En un acto de gala en reconocimiento del director de cine mexicano Alfonso Cuarón en el famoso Museo de Arte Moderno de Nueva York hace unos días, Guillermo del Toro, con Cuarón a su lado, dio lectura a una carta firmada por ellos dos y Alejandro González Iñárritu (quien no estaba presente) condenando al gobierno mexicano por su manejo de la desaparición de los 43 normalistas, reportó Variety, la principal publicación de la industria de los espectáculos en este país.

El gobierno federal argumenta que estos actos sólo son violencia local. No es así.… Creemos que estos delitos son sistémicos e indican un mal mucho más grande: las líneas borrosas entre el crimen organizado y funcionarios de alto nivel en el gobierno mexicano. Tenemos que demandar respuestas sobre esto y lo tenemos que hacer ahora, leyó Del Toro.

Ante el público de reconocidos artistas, entre ellos Julian Schnabel, Salman Rushdie y Katie Holmes, los directores mexicanos solicitaron la atención de los presentes a esta crisis y los invitaron a compartir el dolor e indignación que sienten las familias de los estudiantes desaparecidos y de cada civil en México que está viviendo con esta atroz realidad de manera cotidiana, y por lo menos estar conscientes de esta violación sistemática de derechos humanos que se lleva a cabo tan frecuentemente y tan cerca de ustedes.

En otro acto cultural en el Instituto Cervantes sobre literatura entre tres escritoras, Elena Poniatowska insistió en mantener presentes a los normalistas.

Por otro lado, varios tanque pensantes influyentes en Washington han tenido que hacer un giro: de enfocar la atención en las reformas promovidas en México a, una vez más, la crisis de seguridad, con el Brookings Institution, el Woodrow Wilson Center y otros organizando foros y conferencias de prensa sobre la crisis que brotó desde Guerrero.

En The New Yorker, una de las revistas de mayor influencia entre la intelectualidad estadunidense, Francisco Goldman reporta sobre la desaparición de los normalistas y las protestas en México, y escribe recientemente que el sacerdote Alejandro Solalinde le platicó que la presidencia de Peña Nieto ha sido un tipo de performance y que Estados Unidos se ha estado relacionando con una máscara.… El gobierno es un monstruo con una máscara y detrás de la máscara está este pequeño hombre.

Solalinde le dijo que eso fue justo lo que le comentó al embajador de Estados Unidos en México cuando el funcionario lo llamó: ustedes han estado negociando con una máscara.

Hasta la revista Time, que famosamente colocó a Peña Nieto en su portada en febrero de este año con el encabezado de Salvando a México, ha tenido que reportar ahora en una nota titulada La pesadilla de México, que lo ocurrido en Iguala ha obligado al país, una vez más, a enfrentar el flagelo de la narco-violencia y que miles de manifestantes están demandando la renuncia del presidente.