Política
Ver día anteriorLunes 13 de abril de 2015Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Ayuda a los familiares en la búsqueda de víctimas

Cumple dos años de labor el Equipo Mexicano de Antropología Forense
Fernando Camacho Servín
 
Periódico La Jornada
Lunes 13 de abril de 2015, p. 15

Ante la falta de capacidad del gobierno en materia forense o por los intereses políticos que muchas veces obstaculizan el trabajo de las instituciones, un grupo de profesionistas de diversas áreas crearon hace un par de años el Equipo Mexicano de Antropología Forense (EMAF), cuyo propósito es ayudar a familiares de víctimas de violación de derechos humanos en la búsqueda de sus seres queridos.

Roxana Enríquez, integrante de esta organización, indicó en entrevista con La Jornada que en mayo de 2013 el EMAF se constituyó formalmente como asociación civil, luego de su creación en 2010 con el esfuerzo de sus siete miembros actuales, entre quienes figuran arqueólogos, antropólogos físicos, criminólogos y criminalistas.

Decidimos ser una AC, una plataforma independiente que se financia con otros trabajos que tenemos, porque nuestra experiencia ha sido que cuando formas parte de una institución, no tienes la incidencia que deberías, porque siempre se responde en primer lugar a intereses políticos, indicó la arqueóloga, quien trabajó casi cinco años como perito forense en Ciudad Juárez.

Trabajando en la casa de algún integrante o en cafeterías, el EMAF ha logrado formar su estructura básica, crear su página web (emaf.org.mx) y tejer vínculos con organizaciones que lo han ayudado a surgir, entre ellas el Equipo Peruano de Antropología Forense y la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos.

Aunque todavía se encuentra en fase de consolidación, el equipo ya realizó peritajes en el caso del luchador social Rosendo Radilla, víctima de desaparición forzada por miembros del Ejército en 1974, y de Brenda Damaris González, joven asesinada en 2011 y cuyos restos fueron entregados a su familia en medio de irregularidades graves, a tal punto que se dudaba de su identidad.

Por estas experiencias, los miembros del EMAF identificaron que la clave de su labor es acercarse con seriedad y respeto a los familiares de las víctimas, no sólo para saber cómo ayudarlos, sino porque muchas veces éstos han tenido que convertirse en investigadores e incluso estudiar aspectos científicos, debido al mal trabajo de las autoridades. Requerimos de su experiencia porque ellos han tenido que volverse especialistas en todo. Es muy inquietante ver cómo han tenido que aprender un montón de conceptos y tecnicismos, ellos solos y sin obligación de hacerlo, subrayó.

Enríquez manifestó que aunque su labor puede resultar molesta para las instituciones, en realidad busca generar diálogo entre el gobierno y la sociedad civil.