Estados
Ver día anteriorSábado 2 de mayo de 2015Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Indígenas de Chihuahua paralizan obras de gasoducto
Foto
Indígenas del municipio de Urique impidieron los trabajos de construcción del gasoducto El Encino-Topolobampo, a cargo de la compañía TransCanadá, para exigir reparar los daños en su comunidadFoto Miroslava Breach
Miroslava Breach, corresponsal
 
Periódico La Jornada
Sábado 2 de mayo de 2015, p. 28

Chihuahua, Chih.

Medio centenar de indígenas de la comunidad San Luis de Majimachi, municipio de Urique, bloquearon este viernes la construcción del gasoducto El Encino-Topolobampo, construido por la compañía TransCanadá, ocasionando la suspensión de la obra en el tramo que cruza las tierras comunales, para llegar a un acuerdo de reparación del daño ocasionado por trabajos de la empresa trasnacional.

A la acción pacífica se sumaron habitantes de otras comunidades indígenas, como Pitorreal, Kawirare, Repechike y Rochivo, apoyados por organizaciones no gubernamentales, entre ellas la Comisión de Solidaridad y Defensa de los Derechos Humanos AC y la Red Serrana.

Fátima Valdivia, asesora y representante legal, perteneciente a la Red Serrana, informó que la decisión de los indígenas es bloquear las obras hasta que se concluya la consulta iniciada hace tres meses y se logre un acuerdo para la reparación del daño.

Valdivia criticó la violación a los derechos del pueblo indígena y que la empresa constructora Gas Natural del Noroeste no respetara el último acuerdo de la comunidad de fecha 17 de marzo del 2015, que rechaza el consentimiento y reinicio de la obra, así como los términos de aprobación, entre ellos la decisión de apoyar la propuesta de inversión presentada por la Coordinación Estatal de la Tarahumara.

Explicó que la comunidad desconocía el documento, por lo que no habían decidido sobre consentir el paso del gasoducto por su comunidad y tampoco habían decidido sobre los beneficios comunitarios.

Por separado, el representante de la comunidad de Baqueachi, en el municipio de Carichí, interpuso una queja por presunta violación a sus derechos humanos y como pueblo indígena, por Azucena Ruiz Rodríguez, delegada de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indios, quien intentó reducir los recursos que obtuvieron para un proyecto aprobado en las oficinas centrales, pese a que fue publicado en el Diario Oficial de la Federación el 8 de enero.