Estados
Ver día anteriorSábado 20 de junio de 2015Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Residuos alcanzaron el río de Cata

Minera provoca derrame tóxico en Guanajuato
Carlos García y Ricardo Montoya
Corresponsales
Periódico La Jornada
Sábado 20 de junio de 2015, p. 25

La empresa canadiense Great Panther Silver derramó mil 200 galones de residuos tóxicos en el río de Cata y en las inmediaciones del yacimiento El Rosario, en Guanajuato, informó la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

La empresa canadiense, que extrae oro y plata en el municipio de Guanajuato, es responsable del derrame de 840 galones de jales en piletas de contención y otros 360 galones en el río de Cata y sobre uno de los caminos que conduce a la mina.

Los lodos o jales mineros son sustancias tóxicas generadas después de la extracción de minerales y metales como plomo, zinc, cobre, plata y oro y pueden representar un riesgo para el equilibrio ecológico, el ambiente y la salud de la población, señala la Norma Oficial Mexicana NOM-141-SEMARNAT-2003.

Un tubo de ocho pulgadas se reventó, en el área de flotación de la planta de beneficio de la mina El Rosario, generando la fuga de los jales mineros, detalló la Profepa.

Personal de la delegación federal en el estado se trasladó al lugar del incidente para realizar una visita de inspección en materia de residuos peligrosos, contaminación de suelo y agua, por el derrame, divulgó la dependencia en un comunicado.

Agregó que con arena y tierra fueron recuperados los lodos derramados en una carretera y se tomaron muestras del agua del río de Cata para verificar su probable contaminación, abrir un procedimiento administrativo contra la empresa canadiense y pedir la reparación del daño a través de un programa autorizado por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), concluye el comunicado.

Por separado, en Tepeji del Río, Hidalgo, el edil Fernando Pérez acusó a Petróleos Mexicanos (Pemex) de incumplir con el pago de 2 millones de pesos que en 2012 gastó el gobierno municipal para apoyar a los técnicos de la paraestatal a controlar una fuga de gas de uno de los ductos que pasa por las colonias Noxtongo y Tlaxinacalpan.

Agregó que hace tres años el gobierno municipal exigió el pago pero los representantes de Pemex sólo aportaron 200 mil pesos.