Cultura
Ver día anteriorViernes 24 de julio de 2015Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Artista exhibe pieza alusiva a la tortura en Ciudad Juárez
Merry MacMasters
 
Periódico La Jornada
Viernes 24 de julio de 2015, p. 4

La instalación Ecos de una flor en el desierto, de Emilia Sandoval (Chihuahua, 1975), montada en la vitrina de la Galería Talcual, está dedicada a su madre, la activista y defensora de los derechos humanos juarense Emilia González Tercero quien, por fortuna, superó un cáncer de páncreas.

Tras invitarme a trabajar en el Proyecto Vitrina, estábamos por definir la fecha cuando a mi mamá le detectaron la enfermedad. Era un momento difícil, entonces, en la medida que una vitrina es un lugar en el que uno guarda algo apreciado, muy especial, decidí atesorarla y dedicarle la pieza, explica Sandoval, en cuyos trabajos reflexiona sobre la sociedad contemporánea.

La pieza consta de un altavoz, con forma de lámpara volteada, parado sobre un pedacito de arena. El brazo de la bocina está forrado de sondas de oxígeno, blancas y verdes, utilizadas por su madre durante su tratamiento.

En vez de que se escuchen voces, una luz, al pasar por unas perforaciones en el altavoz, proyecta sobre la pared la frase: Tortura Nunca Más, en referencia a la campaña lanzada por doña Emilia en Ciudad Juárez en 1990, junto con otros activistas con la finalidad de concientizar a la población de que la tortura es un método utilizado en esta época por el gobierno para detener. De noche, la frase se aprecia en todo su esplendor.

Irá a bienal en Porto Alegre

Ecos de una flor en el desierto se complementa con un texto de Damián Comas, escritor y artista, quien observa: Como tantas otras flores del desierto, Emilia González ha sido una luchadora social, desde la reivindicación de los pueblos indígenas, tarahumaras, como en lo inevitable que fue relacionarse con la destrucción y el desbordante número de homicidios en Ciudad Juárez, representante allí del movimiento y del grito ¡Tortura nunca más! Acciones que la convirtieron en una activista comprometida y en una persona por la que el cáncer pasó en dos ocasiones amenazando con ser incurable.

Radicada en Oaxaca desde hace 11 años, Sandoval también participa en Pautas desiguales, exposición conmemorativa por el séptimo aniversario de la Galería Ethra.

También participará en la décima Bienal del Mercosur, en Porto Alegre, Brasil, en septiembre próximo.

La instalación Ecos de una flor en el desierto concluirá exhibición el 29 de agosto en la vitrina de la Galería Talcual (Praga 27, colonia Juárez).