Opinión
Ver día anteriorMiércoles 2 de diciembre de 2015Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
 
Argentina: la CIA y el Mossad al poder
José Steinsleger
B

ienvenidos a Macri & asociados, nueva franquicia de la Argentina democrática. Los tres poderes republicanos que en los cuatro (u ocho) años venideros regirán el país serán: un poder financiero que retomará el saqueo nacional, con métodos inspirados en la piratería caribeña colonial; un poder judicial decimonónico, que legalizará el saqueo con un concepto de seguridad jurídica diseñado a modo, y un poder mediático con programas de embrutecimiento masivo, y analistas cuidadosamente escogidos para explicar el saqueo.

A modo de consuelo: un Congreso opositor y, a corto plazo, millares de votantes que empezarán a preguntarse si valió la pena manifestar su odio a Cristina a cambio de hundir nuevamente el país. Posible despertar de una conciencia que, obviamente, surgirá del bolsillo de la gente. Aunque… quién sabe. Decía Mark Twain: es más fácil engañar a la gente que convencer a la gente de que ha sido engañada.

Sin embargo... ¿cuán desconocidas eran las ideas del presidente electo por la mitad de los argentinos y un cachito más? A diferencia de otros políticos derechistas, el equipo de Macri & asociados fue muy explícito con las suyas. Bastaría recordar, por ejemplo, el día en que siendo jefe de gobierno de la ciudad de Buenos Aires, Macri admitió haber recurrido a las embajadas de Washington y Tel Aviv para elegir al jefe de la policía metropolitana (https://www.youtube.com/watch?v=GkoOsALlthM).

Designación que recayó en el comisario Jorge Fino Palacios, tenebroso personaje a quien la justicia absolvió por la represión y asesinato de manifestantes durante las protestas de 2001, ligado a la banda que en 2004 secuestró y asesinó al hijo de un empresario textil. El Fino Palacios es autor del macartista libelo Terrorismo en la aldea global, y actualmente está detenido junto con el grupo de espías que grababan las llamadas telefónicas de lideres judíos renuentes a seguir la pista iraní (sugerida por el gobierno de Tel Aviv) en el caso del atentado terrorista a la mutual judía AMIA (1994).

Otro personaje que integrará el gabinete de Macri & asociados es el rabino ultrasionista Sergio Bergman, quien en su columna del diario La Nación propuso sustituir los versos del himno nacional que dicen libertad, libertad, libertad por seguridad, seguridad, seguridad. Asimismo, Bergman es uno más de los que acusan a Cristina de la muerte del fiscal Alberto Nissman, acaecida en enero pasado. Crimen que, sibilinamente, la designada ministra de Seguridad de Macri & Asociados, Patricia Bullrich, comentó para el mismo diario: Me cuesta creer que la presidenta (Cristina) haya ordenado que lo maten.

Por su lado, y con motivo de la lucha librada por el gobierno kirchnerista contra los fondos buitres, en el blog del conocido politólogo estadunidense Jim Lobe (lobelog.com) aparecieron datos interesantes sobre la campaña sionista contra Argentina en el país del norte. Ahí, el comentarista Eli Clifton levanta un artículo publicado en el Washington Post a inicios de mayo pasado. Suscrito por Jim y Charles Davis, el texto ofrece datos muy interesantes acerca del empeño del poderoso lobby Comité de Asuntos Públicos Americano-Israelí (AIPAC, por sus siglas en inglés) para acusar a Cristina de impulsar una teoría conspirativa antisemita, y presentar a su gobierno como un aliado del terrorismo promovido por Irán.

Entonces, mucho habrá que sopesar. En particular, la sistemática tenacidad de yanquis y sionistas para interferir en la única fuerza nacional y popular que durante 70 años les quitó el sueño: el peronismo. Y en particular, el proceso que Néstor Kirchner impulsó desde 2003 bajo sus banderas. Sólo que ahora, sin recurrir al torpe intervencionismo de 1945, o a los golpes cívico-militares que desangraron al país entre 1955 y 1983.

El acucioso investigador mexicano Fernando Buen Abad glosa un informe del profesor estadunidense James McGann (director del Programa Think Tanks y Sociedad), donde se dice que en Argentina funcionan dos de las cinco mejores usinas de ideas políticas de América Latina: el Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec), y el Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales (CARI)… Además, es el país con más think tanks en la región, y se encuentra octavo en el nivel mundial…. De los 5 mil 80 think tanks que existen en todo el mundo, 408 (8.03 por ciento) se encuentran en América Latina, pero 100 funcionan en Argentina… seguida por Brasil, con 38 think tanks, y Chile, con 38.

Uno para todos, todos para uno. Los tres poderes de Macri & asociados contarán, por último, con el renovado apoyo de las agencias de inteligencia de Washington, Tel Aviv y la OTAN, junto con sus organismos de cooperación, asistencia técnica, ayuda humanitaria, fundaciones sin fines de lucro, periodistas independientes, intelectuales todo terreno, y sitios alternativos en la web.