Cultura
Ver día anteriorSábado 21 de enero de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

El reconocido artista británico celebra su cumpleaños haciendo música e historia

Simon Rattle inicia nueva era en el retorno triunfal a su patria

Debido a que los boletos para su primer concierto como titular de la Sinfónica de Londres se agotaron, decidió que se transmitiera en vivo y gratis por Internet

Dejará en 2018 la Filarmónica de Berlín

Foto
Sir Simon Rattle (al centro, en primer plano con los integrantes de la Sinfónica de Londres, en imagen tomada de la página oficial en Internet de esa orquesta), desde la capital alemana cambió la historia y ahora hará lo propio en su natal Gran Bretaña. Con la Filarmónica de Berlín inauguró la era de los conciertos en vivo, programación muy audaz, muy atrevida, programas didácticos, acercamiento del arte de la música a todos, sin distinción
Pablo Espinosa
 
Periódico La Jornada
Sábado 21 de enero de 2017, p. 2

El 19 de enero de 2017 quedará registrado en la historia como el inicio de nuevas eras.

Entre otros felices acontecimientos, sir Simon Rattle (Liverpool, 1955) celebró su cumpleaños haciendo música y haciendo historia: dirigió su primer concierto como nuevo titular de la Orquesta Sinfónica de Londres luego de convertir a la Filarmónica de Berlín, que recibió en 2002 y dejará en 2018, en la mejor orquesta del planeta.

Como los boletos para este concierto se agotaron en muy poco tiempo, Rattle tomó la primera decisión histórica en su retorno triunfal a su patria: el concierto en Londres se transmitió en vivo por Internet, gratis, y estará en breve disponible, también sin costo, en Youtube.com/lso y medici.tv, durante 90 días.

Fue una experiencia inolvidable, que arrojó muchos resultados positivos. En primer lugar, Rattle se consolida como el mejor director de orquesta en la actualidad. También, se refrendó como la mejor batuta mahleriana. Y por último pero no a lo último: hizo de ese concierto un instante de dicha que perdurará por siempre.

Pasión, entrega y comprensión

La Sinfónica de Londres no había sonado jamás como lo hizo el jueves. Los rostros de asombro y alegría de sus integrantes, captados en primeros planos y big close ups, confirmaron lo que escuchamos en vivo: una lectura asombrosa, impactante, brutalmente hermosa de la Sexta Sinfonía de Gustav Mahler. Eso fue el Nirvana.

Fiel a su estilo, Simon Rattle inició el programa con una obra de estreno: Remembering “in memoriam Evan Scofield”, del compositor Marc-Anthony Turnage (1960), uno de los epítomes del nuevo pensamiento musical británico.

El sello Rattle quedó clarísimo: pasión, entrega, comprensión absoluta de la partitura. Curiosamente, su antecesor en la Filarmónica de Berlín, Claudio Abbado, fue el máximo mahlerista en su momento, relevo que Rattle ostenta con alegría.

Nadie, ningún otro director vivo, entiende, comprende y transmite el verdadero espíritu de lo mahleriano. El tema de amor del segundo movimiento: la piel chinita, el corazón encendido, bajo el influjo de un soneto de amor de Shakespeare. El mazaso del cuarto movimiento: uno queda temblando, en medio de una tragedia shakespereana. Toda la sinfonía: una obra maestra de interpretación musical.

Quedó claro que una nueva era se inicia. El estilo inglés de la transmisión en streaming, por ejemplo, el ritmo narrativo en el uso de las cámaras, sus encuadres, marcaron la diferencia con la eficacia, exactitud, pulcritud y asombro a los que nos tiene acostumbrados Rattle con sus conciertos en vivo con la Filarmónica de Berlín. Los ingleses, muy elegantes; los alemanes, contundentes.

Como las casualidades no existen, Simon Rattle inició su nueva era con un programa similar al que marcó su inicio, el 7 de septiembre de 2002, en Berlín: una obra de estreno inglesa y una sinfonía de Mahler. Catorce septiembres después, el próximo, Rattle dirigirá la misma obra de hace 14 años: Asyla, de Thomas Ades y en el mismo programa, la nueva fanfarria para la Sinfónica de Londres, que escribió la compositora Helene Grime, y también sonará una obra de otro gigante de la música inglesa: Harrison Birtwistle.

Así como Simon Rattle cambió la historia desde Berlín, ahora hará lo propio en su patria. Con la Filarmónica de Berlín inauguró la era de los conciertos en vivo, programación muy audaz, muy atrevida, programas didácticos, acercamiento del arte de la música a todos, sin distinción. Eso mismo hará ahora en su nueva era, en su retorno triunfal.

Enhorabuena.