Ciencias
Ver día anteriorMiércoles 26 de julio de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Desarrollan en la UNAM enzimas para degradar PET
Jessica Xantomila
 
Periódico La Jornada
Miércoles 26 de julio de 2017, p. 2

Amelia Farrés González y Carolina Peña Montes, investigadoras de la Facultad de Química (FQ) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), desarrollaron enzimas que tienen la capacidad de degradar polímeros complejos del PET, (siglas en inglés de tereftalato de polietileno), plástico derivado del petróleo, en un periodo de dos a cuatro semanas.

Con ello se reduce significativamente el tiempo del proceso de descomposición de esos residuos estimado en entre 500 y mil años.

En México se generan alrededor de 722 mil toneladas anuales de PET y de acuerdo con información de la Cámara de Diputados cada mexicano ingiere 163 litros de refresco al año, la mayoría envasados en plásticos de este tipo.

En conferencia de prensa, las científicas explicaron que para llegar a la degradación aislaron los genes cutinasas del hongo Aspergillus nidulans –frecuente en suelos y frutas– y lo introdujeron en levadura Pichia pastoris, organismo hospedero muy utilizado como sistema de expresión para la producción de proteínas recombinantes.

Proceso de pulverización

El proceso para que actúe comienza con pulverizar el PET obtenido de envases de plástico, después se mantiene en contacto con las enzimas cutinasas y tras 15 días el poliéster se destruye, añadieron.

Farrés González dijo que el tiempo variar según las condiciones de reacción, como temperatura, iones y tamaño de partículas.

Agregó que el proyecto está concluido a nivel laboratorio y están por comenzar la etapa de escalamiento para aplicarlo en los centros de degradación de PET, para luego reciclarlo, proceso que disminuiría la necesidad de depender de la oleoquímica. La formación de plásticos en el mundo ocupa entre 4 y 8 por ciento del petróleo.

El tratamiento no es contaminante, es económico y se inscribe en la química verde. Obtuvo el tercer lugar en el Programa de Fomento al Patentamiento y la Innovación de la Coordinación de Innovación y Desarrollo de la UNAM.