Política
Ver día anteriorMiércoles 13 de septiembre de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Su alto perfil académico les permite aportar a la economía, afirma en Los Ángeles

Expulsión de dreamers, gran regalo para México y pérdida para EU: Videgaray

Reconoce que los jóvenes que eran beneficiados por el DACA preferirían quedarse allá

Foto
El secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, anunció en el consulado de México en Los Ángeles las medidas de apoyo que toma el país para los dreamers que sean deportadosFoto Ap
Ap
 
Periódico La Jornada
Miércoles 13 de septiembre de 2017, p. 17

Los Ángeles.

México está tomando medidas para facilitar el regreso de jóvenes inmigrantes que dejarían de estar protegidos de las deportaciones, ahora que el presidente Donald Trump está desmantelando el programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés), dijo el secretario mexicano de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, aunque reconoció que preferirían permanecer en Estados Unidos.

De visita en esta ciudad, el funcionario explicó que el gobierno de México está facilitando la revalidación de estudios y dispuso un programa de créditos para los jóvenes emprendedores. Resaltó que se trata de personas con un perfil académico alto que les permite aportar de manera muy significativa a la economía, la cultura y la sociedad a la que pertenecen.

También se planea, dijo, crear una bolsa de trabajo para los inmigrantes, luego de que Trump anunció su decisión de cancelar el programa que otorga permisos temporales de estancia e integrarse a los centros laborales a quienes llegaron al país siendo niños.

Videgaray añadió que se ofrecerá asesoría jurídica a los inmigrantes y se buscará que legisladores estadunidenses presenten un plan para que los jóvenes, conocidos como dreamers obtengan un estatus legal.

En el consulado de México en Los Ángeles, apuntó que el eventual regreso de connacionales pertenecientes al DACA sería un gran regalo para México y una pérdida importante para Estados Unidos, pero destacó lo más relevante no es qué país gana, sino lo que ellos quieren.

La decisión del gobierno de Trump de eliminar el programa es un golpe muy duro para la comunidad mexicana que vive en Estados Unidos, debido a que alrededor de tres cuartos de los 800 mil que están protegidos por el programa son mexicanos.

Durante su visita, el canciller también se reunió con líderes comunitarios, empresarios e integrantes de organizaciones de la sociedad civil.