Sociedad y Justicia
Ver día anteriorSábado 7 de octubre de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Patricia de Gortari, premida por investigación sobre el tema

Problemas en la infancia detonan trastornos alimenticios en los adultos
Arturo Sánchez Jiménez
 
Periódico La Jornada
Sábado 7 de octubre de 2017, p. 34

El estrés que se padece en la infancia puede generar cambios en el cerebro y llevar que quien lo sufrió presente trastornos alimenticios.

Por una investigación al respecto, la especialista Patricia de Gortari recibió el Premio a la Investigación Doctor Manuel Camelo 2017 –antes llamado Premio Nacional de Siquiatría–, que otorga el Instituto Nacional de Siquiatría Ramón de la Fuente Muñiz.

La experta realizó estudios con animales para investigar que la respuesta al estrés se puede presentar en humanos.

Su modelo de investigación consistió en generar estrés a crías de ratas. En humanos se sabe que el maltrato o abuso infantil, o vivir situaciones estresantes o adversas, provocan que niños desarrollen sobrepeso y obesidad. Es algo que buscamos simular en esta investigación, de acuerdo con la científica, que ofreció una conferencia.

La especialista analizó cambios en el cerebro de los animales, específicamente en regiones llamadas hipotálamo y núcleo accumbens, que pueden explicar por qué evitan la comida o comen de más .

Explicó que “en cuanto nacen las crías son retiradas de su madre durante un lapso de tres horas diarias por 15 días, y, vemos si después desarrollan obesidad por estar sometidos a ese estrés continuo“, subrayó.

Se ha encontrado que ciertas células hipotalámicas y proteí-nas no son capaces de respon-der a señales de la sangre que informan al cerebro sobre la abundancia de las reservas de ener-gía. Por lo tanto, pueden ser las que impidan controlar el consumo de alimentos a los individuos con obesidad.

Hay señales a nivel periférico que le están indicando a los animales que tienen que comer más, aún cuando ya desapareció la situación estresante. Los adultos ya no pueden regresar a un equilibrio adecuado en el funcionamiento de un gen que responde al estrés, por lo que tiene una conducta de mayor consumo de alimentos y mayor peso.

El gen en juego es distinto a los que se han identificado que tiene relación con el desarrollo de sobrepeso y obesidad en la población mexicana. De Gortari señaló el desarrollo de una epidemia de sobrepeso y obesidad en México podría estar relacionada con los cambios en este gen o con otros factores.

El premio Doctor Manuel Camelo que recibió la investigadora incluye una beca para desarrollar proyectos en el campo de siquiatría y salud mental.