Sociedad y Justicia
Ver día anteriorMiércoles 13 de diciembre de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Algunos pasajeros tuvieron que esperar hasta más de seis horas para viajar

En el aeropuerto capitalino, retrasos en vuelos por las bajas temperaturas

Molestos, muchos usuarios acudieron a módulos de la Profeco para levantar quejas

Foto
Muchos aprovecharon las demoras en la terminal aérea para dormir un ratoFoto César Arellano García
César Arellano García
 
Periódico La Jornada
Miércoles 13 de diciembre de 2017, p. 37

Debido a las bajas temperaturas, algunos vuelos nacionales e internacionales sufrieron retrasos en el Aeropuerto Internacional de Ciudad de México (AICM). En pasillos de las terminales uno y dos varios pasajeros aprovecharon bien cobijados los asientos o algún rincón para dormir mientras anunciaban los nuevos itinerarios.

Durante varias horas el aeropuerto más importante del país se vio lleno de cientos de usuarios, quienes de manera desesperada buscaban una respuesta por las demoras. Hubo vuelos que tuvieron retrasos hasta de más de seis horas.

En mostradores, principalmente de aerolíneas de bajo costo, había un ambiente tenso, de enojo, nerviosismo y preocupación, por los retrasos en los vuelos. Personas que acudieron a recibir a familiares y amigos veían con frecuencia y desesperados los anuncios de las operaciones en las pantallas que están en los pasillos de las terminales aéreas.

En tanto, turistas nacionales y extranjeros buscaban un lugar dónde sentarse: en el suelo, sobre maletas. O para recargarse: muros, columnas o cualquier sitio para descansar. También utilizaron las puertas de vidrio de algunos establecimientos. Los más perjudicados fueron los niños, quienes se acostaban en el suelo o sobre maletas. También personas de la tercera edad, con capacidades diferentes, embarazadas y mujeres que cargaban a recién nacidos.

En el transcurso del día hubo momentos en que la palabra demora aparecía con letras rojas, entre ellos los vuelos con destinos a San Francisco, Guadalajara, Chihuahua, Mérida, Tijuana, Lima, Monterrey, La Habana, Zihuatanejo y Monterrey, sólo por mencionar algunos.

De igual forma, los vuelos procedentes de Orlando, Houston, Santa Clara, Cancún, Mérida, Los Cabos, Los Ángeles y Zihuatanejo. La gente acudía a los módulos que la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) instaló en ambas terminales aéreas para interponer quejas.

De acuerdo con las reformas a la Ley de Aviación Civil que entraron en vigor el pasado 8 de noviembre, en caso que la demora o retraso sea responsabilidad de la aerolínea, deberá compensar a su cliente dependiendo del tiempo; por ejemplo, de una a dos horas, la empresa tiene que ofrecer descuentos para vuelos posteriores hacia el mismo destino y alimentos y bebidas, según sus políticas.

De dos a cuatro horas, los descuentos por compensación no podrán ser menores a 7.5 por ciento del precio del boleto. Si éste es mayor a cuatro horas, al pasajero se le otorgarán descuentos para vuelos en fechas posteriores hacia el destino contratado, alimentos y bebidas. Además, tendrá opciones de indemnización para la cancelación del vuelo.