Capital
Ver día anteriorLunes 8 de enero de 2018Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

La querella incluye al jefe delegacional con licencia Valentín Maldonado

Enfrentan funcionarios de Coyoacán una denuncia por el delito de despojo

Buscan apropiarse de más de 3 mil metros de terreno para abrir calle

Derriban árboles y muros

Foto
Vista del predio, de los árboles derribados y parte de la obra vial que autoridades de la delegación Coyoacán realizan de manera ilegal, denunciaron propietarios del predio de Canal de Miramontes 2640, en el sur de la ciudadFoto Cristina Rodríguez
Rocío González Alvarado
 
Periódico La Jornada
Lunes 8 de enero de 2018, p. 31

Funcionarios de la delegación Coyoacán, entre ellos Valentín Maldonado, titular de la demarcación con licencia, fueron denunciados penalmente por el delito de despojo, al tratar de apropiarse de un terreno de más de 3 mil metros cuadrados con el uso de la fuerza pública, en la avenida Canal de Miramontes número 2640, en la colonia Los Cipreses.

Alfredo Massad, abogado de la familia Parra Ruiz, propietaria del terreno, detalló que el mismo día que irrumpieron en el terreno con granaderos colocaron en la fachada una notificación en la que aducen tener derecho de vía por el paso de unos cables de alta tensión, que están en desuso desde hace 20 años, para abrir una vialidad.

Para la realización de la obra, que daría continuidad a la calle San Francisco Culhuacán y terminaría en Canal de Miramontes, no cuentan con uso de suelo porque se trata de un lote clasificado como área verde por la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi), que forma parte del predio, en el que durante años estuvo el restaurante Las Delicias, después la discoteca La Casa de la Abuela y Rockotitlán del Sur.

De hecho, en el sitio ya se tiraron la bardas y se derribaron 16 árboles, acción por la cual también interpusieron una queja ante la Procuraduría Ambiental y de Ordenamiento Territorial.

Los afectados detallaron que el 14 de junio de 2017 ingresaron con granaderos para tomar posesión del lugar, sin previo aviso, con el argumento de que era área federal. Es un terreno del cual pagamos predial todos los años; tenemos la posesión y la propiedad, pero ahora lo quieren convertir en una calle sin más, apuntaron.

Massad detalló que el terreno ha pertenecido a la familia Parra Ruiz desde hace más de tres décadas y estuvo en litigio con uno de los familiares de los propietarios, pero desde 2012 obtuvieron una sentencia favorable y se les adjudicó la propiedad. No han escriturado porque no han tenido los recursos, apuntó, y señaló que han intentado rentar el local ubicado en el predio, pero las autoridades delegacionales les han negado los permisos.

Explicó que ya interpusieron un recurso de amparo en contra de la obra, que está en curso, y otro contra la Comisión Federal de Electricidad, que se ha negado a dar información sobre el estado que guardan los cables de alta tensión que están en el lugar, el cual ya les fue otorgado, pero fue impugnado por la dependencia federal y aún no se resuelve.

La delegación reclama el terreno con base en dos oficios, uno de la Secretaría de Marina y otro de la CFE, aduciendo el derecho de vía por cables que no están en uso, y que tendrían que ser retirados cuando se abra la vialidad, porque los postes bloquean el paso, refirió.

Apuntó que en realidad lo que hay es una servidumbre administrativa, que imposibilita a los propietarios construir por donde pasan los cables, situación que siempre han respetado, porque es un área verde, pero a la autoridad no le da derecho a apropiarse del terreno.