Economía
Ver día anteriorMiércoles 14 de marzo de 2018Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Una parte de los activos, prácticamente perdidos
Roberto González Amador
 
Periódico La Jornada
Miércoles 14 de marzo de 2018, p. 22

El mecanismo empleado por la Afore pública Pensionissste para inyectar recursos del fondo de retiro de los trabajadores a la constructora ICA dejó sin posibilidad de recuperar al menos una parte de esos activos.

La decisión de canalizar recursos del Pensionissste a ICA fue tomada cuando la administradora de fondos para el retiro (Afore) era dirigida por José María de la Torre, quien ahora es director de proyectos especiales en Planigrupo, una empresa que participa en el desarrollo, diseño, construcción, comercialización y administración de centros comerciales, según su perfil en la red Linkedin.

A finales de mayo de 2015, poco antes de la compra, la acción de ICA cotizaba en la Bolsa Mexicana de Valores en 12.58 pesos, un precio que se desplomó a 1.48 pesos cuando la compañía constructora se acogió a un concurso mercantil. En los pasados cinco años, el precio máximo alcanzado fue de 40.15 pesos por acción.

Los comités de riesgo e inversión del Pensionissste emplearon los recursos de los trabajadores para adquirir acciones de ICA, con lo que al declararse el concurso mercantil este mes, los accionistas de la empresa vieron diluida prácticamente a cero su inversión. En cambio, los acreedores de la compañía están en un proceso de recuperación de sus garantías o pagos pendientes.

Las Afore tienen la facultad de adquirir acciones de renta variable, esto es, de cotizar en los mercados bursátiles mexicano o extranjero; para ello están obligadas a elegir entre aquellas que tengan las mejores notas de las agencias calificadoras de deuda, para reducir el riesgo de minusvalía de los recursos. Esa no era la calificación que recibían las acciones de ICA que fueron adquiridas por el Pensionissste con fondos de los trabajadores.

El 17 de diciembre de 2015, Expansión publicó que Standard & Poor’s rebajó la calificación de ICA a grado especulativo, informó en su oportunidad la propia compañía a la Bolsa Mexicana de Valores.

La calificación de solvencia de ICA pasó, en ese momento, de B a CCC+, con perspectiva negativa.

La nota CCC significa que es actualmente vulnerable y depende de condiciones favorables, del negocio, financieras y económicas para cumplir sus compromisos financieros, de acuerdo con el documento Definiciones de calificaciones de Standard & Poor’s, citado por Expansión. El 2 de diciembre de 2015, la calificación de los títulos bajó más todavía, al nivel de CC.