Directora General: CARMEN LIRA SAADE
Director Fundador: CARLOS PAYAN VELVER  
Domingo 6 de diciembre de 2009 Num: 770

Portada

Presentación

Bazar de asombros
HUGO GUTIÉRREZ VEGA

Al pie de la letra
ERNESTO DE LA PEÑA

Anochecer
ATHOS DIMOULÁS

Vivir más allá de los libros
JUAN DOMINGO ARGÜELLES entrevista con ALÍ CHUMACERO

La ciudad letrada y la esquizofrenia intelectual
ANDREAS KURZ

Augusto Roa Bastos y el cuento
ORLANDO ORTIZ

Leer

Columnas:
Jornada de Poesía
JUAN DOMINGO ARGÜELLES

Paso a Retirarme
ANA GARCÍA BERGUA

Bemol Sostenido
ALONSO ARREOLA

Cinexcusas
LUIS TOVAR

La Jornada Virtual
NAIEF YEHYA

A Lápiz
ENRIQUE LÓPEZ AGUILAR

Artes Visuales
GERMAINE GÓMEZ HARO

Cabezalcubo
JORGE MOCH


Directorio
Núm. anteriores
jsemanal@jornada.com.mx

 

Alonso Arreola
labalonso@yahoo.com.mx

Cuatro raros para un fi n de año

Va terminando el año, la década. Como cada doce meses, el Santa Claus que llevamos dentro se inquieta meditando sobre algunos regalos insoslayables. Con afán de ayudar al indeciso, aquí cuatro recomendaciones para enrarecer el aire y ganar respeto mientras se disuelve la reunión.

Varios, 2009 -Post-Punk

Con el segundo título de Original Anthems from the 70’s and 80’s Post- Punk Scene (himnos originales de la escena posterior al punk de los años setenta y ochenta), esta antología de tres discos realmente puede considerarse una joya. Editada por Warner Music, en ella tenemos pruebas infalibles de ese breve paréntesis –oscuro paréntesis inclinado a la depresión y la introspección– que se abrió en Inglaterra y Estados Unidos con la decadencia del punk, pero antes de la institucionalización del glamoroso pop. Así, y disculpará el lector este listado, Bauhaus, Pixies, The Jesus & Mary Chain, The Birthday Party, Love and Rockets, Joy Division, Dead Can Dance, Nico, Echo & The Bunnymen, Killing Joke, Snail, The Mission, The Sisters Of Mercy, E. Neubauten y hasta Iggy Pop, entre muchos otros, esperan conectarse con la melancolía de algunos treinta y cuarenta y cincuentañeros de buena oreja. Altamente recomendable.


Escena de ¡Que viva México!

Les Amateurs, 2009- Les Amateurs

Cayó en nuestras manos por accidente, una noche de alcoholizada melomanía. No sabemos qué tan difícil sea conseguirlo en México. Suponemos que si se le escribe a Juanfa Suárez (juanfasuarez@yahoo. com.ar), su líder y compositor principal asentado en Argentina, será tarea sencilla. Ahora bien, ¿qué hace tan especial a este disco? De una fracturada canción de cuna a un noise estridente, apenas en sus dos primeros tracks, lo de estos Amateurs abreva en proyectos vanguardistas del jazz-rock anglosajón como The Bad Plus, Cuong Vu y Battles, pero con una irreverencia latinoamericana, nada ingenua, que como su nombre les permite coquetear sin “conflictos profesionales” con la estética de la ópera rock, el surf, el progresivo, la psicodelia y géneros vocales tipo Zappa o Sigur Ros. Sabemos que lo dicho no ayuda a eso de imaginarse un sonido. Lo sentimos. Sepa quien nos mira, sin embargo, que estamos sorprendidos, impresionados con esta obra; que aún no recuperamos el aliento tras su novedosa avalancha compositiva (a la mezcla y producción les falta poder, eso es cierto); que sobre todo nos gusta su espíritu abierto, poco engreído. Porque aquí no hay virtuosismo sino un simple dejarse ir luego de parir melodías valiosas. Realmente notable.

Varios, 2009- Ecos del tejedor, v. 1

Editado en forma práctica (aunque sin todo el cuidado debido, pues hay errores en su empaque y diseño), Ecos del tejedor es una muestra necesaria, pequeña inevitablemente, de lo que semana a semana suena en las Cafebrerías El Péndulo de la Condesa y Polanco. Enrique Quezadas, Leticia Servín, Jaime Ades, Miguel Inzunza, Los pechos privilegiados, Juan Pablo Villa y Edel Juárez, son algunos de los dieciocho participantes que, sobre todo desde la nueva trova urbana, aportan algo de sus propias producciones con el afán de promoverse a bajo precio. Y es que sí, esta obra cuesta menos de treinta pesos y funciona bien como muestrario de quienes muy rara vez suenan en la radio. Desde luego, no se recomienda a melómanos alérgicos a la guitarra de palo o la rima intelectual, y se pide tolerancia frente a sus inconsistencias.

Nine Rain, 2009-¡Que viva México!

Hoy integrado por Steven Brown (saxos, clarinete y voces), Nicolás Klau (bajo, electrónicos), Alejandro Herrera (vihuela, requinto jarocho, berimbau, voces), José Luis Domínguez (guitarras), Daniel Aspuru (teclado, sax, batería, transductor eólico) y Oxama (percusiones), el grupo Nine Rain rara vez nos defrauda. Este esfuerzo, el séptimo de su carrera, lo confirma. Suponemos incluso que las pasajeras desafinaciones de algunos instrumentos son producto consciente del concepto casi rupestre que lo anima. (O eso esperamos.) ¿Cuál concepto? El de musicalizar el clásico del cine mudo de Sergei Eisenstein, ¡Que viva México!, filmado entre 1930 y 1932. Así, veintidós piezas en casi ochenta minutos combinan la esencia de los mundos prehispánico, colonial y mestizo de nuestro país, desde la perspectiva jazzística y melancólica de una banda multicultural que, por experimento y capricho, supo ponerse al servicio del mítico y desaparecido director ruso. Disfrutable sin la película pasando ante nuestros ojos, sólo es criticable su mezcla, así como algunas decisiones de producción y sonido (las distorsiones de las guitarras, la crudeza de las voces) que mandan el trabajo algunos años para atrás. Destacan, empero, composiciones como “Tehuanas”, en donde la vihuela sabe dialogar con el saxofón y los sintetizadores, y como “México Woke Up”, pieza ambiciosa que sin cumplir del todo su promesa deja notable huella en el espíritu.