Mundo
Ver día anteriorSábado 26 de junio de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Los representantes amenazan en carta con suspender la ayuda al país centroamericano

Siguen las violaciones a derechos humanos en Honduras: legisladores demócratas a Obama

Denuncian el asesinato de ocho periodistas y que varios golpistas ocupen funciones del gobierno

Afp
 
Periódico La Jornada
Sábado 26 de junio de 2010, p. 19

Washington, 25 de junio. Congresistas demócratas denunciaron que en Honduras imperan aún las violaciones a los derechos humanos y a la democracia, en una carta que dirigieron al gobierno del presidente estadunidense, Barack Obama, en la que amenazaron con suspenderr la ayuda a ese país.

Los 27 legisladores que firmaron la misiva enviada el jueves a la secretaria de Estado, Hillary Clinton, condicionaron el envío de ayuda hasta que el gobierno de Obama mande una misión para evaluar concienzudamente la situación en el terreno en Honduras, a casi un año del golpe de Estado, que se conmemora el lunes.

Le escribimos para expresar nuestra constante preocupación sobre las graves violaciones contra los derechos humanos y al orden democrático que se iniciaron con el golpe y que continúan hasta hoy, señaló la carta.

Clinton anunció en marzo pasado durante una visita a América Central que su país restauraría la ayuda financiera a Honduras, suspendida desde el golpe de Estado del 28 de junio del año pasado, para lo cual escribió al Congreso.

Pero sin un pronto y preciso informe, estaríamos renuentes a que el apoyo de Estados Unidos a Honduras continúe, señaló la misiva, firmada, entre otros legisladores, por el jefe de la Subcomisión de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes, John Tierney, y por el de la Comisión Judicial, John Conyers.

Los congresistas reconocieron los esfuerzos del presidente Porfirio Lobo para reconciliar al país y fortalecer el estado de derecho, pero resaltaron hechos como los nueve periodistas asesinados este año y que militares cercanos al golpe de Estado que derrocó al entonces presidente Manuel Zelaya ocupen actualmente funciones en el gobierno.

En el Congreso no podemos aprobar apoyo adicional para el gobierno de Honduras sin un informe confiable sobre el estatus de los derechos humanos y políticos, subrayaron los demócratas.

El gobierno de Estados Unidos, que fustigó el golpe de Estado, se convirtió luego en uno de los principales defensores del gobierno de Lobo y busca activamente la readmisión de Honduras en la Organización de Estados Americanos, de la que el país centroamericano fue suspendido tras el golpe de Estado.