Espectáculos
Ver día anteriorMiércoles 28 de julio de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

La gobernadora se valió del poder del dinero, dice Pedro Rivera, productor y músico

“La mayoría de los conciertos y bailes gruperos, cancelados a consecuencia de la ley Arizona”

Fundó Cintas y Discos Acuario, sello que grabó por primera vez a Chalino Sánchez y Valentín Elizalde

Foto
Aquí, junto a su hijo Lupillo Rivera, en junio de 2005Foto José Antonio López
Arturo Cruz Bárcenas
 
Periódico La Jornada
Miércoles 28 de julio de 2010, p. 9

A unos días de que entre en vigor la llamada ley Arizona, considerada discriminatoria para los trabajadores migrantes indocumentados, el promotor y músico Pedro Rivera expresó: Esa ley es mala y ya tiene consecuencias. En mi campo, la mayoría de los conciertos y bailes gruperos se han cancelado. Creo que esta mujer (la gobernadora Jan Brewer) se metió a la política porque tenía forma de hacerlo, pero no por una carrera democrática.

El pasado 23 de junio, en la ciudad de Los Ángeles, California, declararon esa fecha Día de Pedro Rivera, por sus aportaciones a las culturas de México y Estados Unidos, así como por ser descubridor de cantantes populares.

En entrevista con La Jornada, Pedro Rivera agregó que la gobernadora de Arizona se valió de la ocasión y del poder del dinero. No tiene corazón. Rivera sabe de lo que habla, porque llegó a Estados Unidos como millones de sus compatriotas, para buscar un mejor futuro, pues en La Barca, Jalisco, la pobreza era un túnel sin salida. Ubicó el origen de su carrera de cantante y descubridor de talentos en 1974-75, cuando arribó a Long Beach, California, sin dinero.

Protocolo

En un acto protocolario, el pasado 23 de junio, a las nueve de la mañana, en el palacio de gobierno de Estados Unidos, llamado City Hall, ubicado en el 2001 LA Street, se proclamó el Día de Pedro Rivera una fecha festiva en la ciudad californiana. Estoy muy contento porque fue un acto en vida y porque estuvo toda mi familia. Allá, eso es un reconocimiento a escala nacional. Hoy seguimos en la misma lucha y seguimos descubriendo cantantes.

Precisó: El racismo siempre ha sido muy fuerte en Estados Unidos, pero gracias a la disciplina que hemos llevado logramos salir adelante.

Incursión en la fotografía como medio de vida

Él forma parte de la llamada Dinastía Rivera, que de vez en cuando se presenta en Estados Unidos con plazas llenas. Son una familia única desde el punto de vista artístico: Pedro Rivera y sus hijos Lupillo, Jenni, Juan, Pedro (pastor eclesiástico) y Gustavo.

Fundó hace décadas su empresa Cintas y Discos Acuario, en la que grabó por primera vez voces hoy reconocidas como Chalino Sánchez, Valentín El gallo de oro Elizalde, Las Voces del Rancho y El Chapo de Sinaloa. Una de sus batallas es que sus artistas no se oyen en la radio hasta que lo abandonan y firman con alguna disquera trasnacional. Nunca hemos sido apoyados por la radio. ni mi empresa.

Recordó cuando a su casa llegó un fotógrafo que le dijo a su mujer que, como sus hijos estaban muy bonitos, podían aparecer en los productos Gerber. Tomó unas fotos y otro día regresó para venderlas; el precio equivalía a varias semanas de trabajo de Pedro, quien vio en una cámara la posibilidad de un negocio. Se compró una Minolta y luego una Polaroid. Entre 1972 y 73 iba a tomar fotos a las iglesias y fiestas, como bautizos.

Relató que el problema era ir a vender las fotografías, pues el transporte salía muy caro, por lo que optó por ir a tomar fotos a las cantinas de Long Beach. Allí, entre tragos y música, comenzó mi gusto por las canciones. No llegaban los cantantes y decían que cantara el fotógrafo, o sea yo. Pasaron los meses y un amigo me regaló un máster. Eso pasaba en la cantina La Hacienda. Conocí a grupos como Banda Sinaloense. Con el máster y mi cámara comencé a grabar artistas en casete. Afirmó que no sabía nada sobre la grabación de música.

Aprendió que debía hacer un lado A y un lado B, así como medir el tiempo de las canciones. Producía hasta 300 casetes, a cinco dólares cada uno. Genaro Rodríguez fue el primer artista al que grabó. Así comenzó todo.

Sus hijos, entre ellos Lupillo, actualmente llamado El toro del corrido, vendían los casetes en los bailes gruperos. Por cada venta les daba un dólar. La primera artista que triunfó en su disquera fue Graciela Beltrán, con el tema La pochita de Sinaloa. Lleva grabados unos 150 artistas.

Pedro Rivera promueve en la actualidad su disco Corridos y rancheras. “Los sentires (sentimientos) de México y Estados Unidos son muy diferentes. Allá, cuando hacen una canción, te venden música; acá, por el lado hispano, vendemos letras, amor. Somos más apasionados que en otros países.” Y lo dice un conocedor que tiene la distinción de festejar su día en Estados Unidos.