Política
Ver día anteriorSábado 18 de septiembre de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Acusan al gobernador Ulises Ruiz de auspiciar al MULT y a la Ubisort, los grupos agresores

Habitantes de San Juan Copala exigen a la SG protección para el municipio autónomo

El gobierno federal es cómplice de estos hechos por su omisión ante la violencia en la Mixteca oaxaqueña, sostienen

Diversas ONG advierten del riesgo de una masacre; AI inicia acción urgente

Foto
Habitantes de San Juan Copala acudieron ayer a la Secretaría de Gobernación a plantear sus demandasFoto Yazmín Ortega Cortés
Emir Olivares Alonso y Fernando Camacho
 
Periódico La Jornada
Sábado 18 de septiembre de 2010, p. 18

La situación en el municipio autónomo de San Juan Copala, en Oaxaca, cada vez es de mayor tensión y riesgo, pues grupos paramilitares tienen rodeada esa población y no paran de disparar contra los habitantes, señalaron varios indígenas triquis de ese municipio que mantienen un plantón en el Zócalo de la ciudad de México, a un costado de la Catedral Metropolitana.

Junto con organizaciones sociales, los copalenses realizaron un acto de protesta en el centro de la ciudad en el que denunciaron las innumerables agresiones contra sus compañeros y exigieron a los gobiernos federal y estatal la desarticulación de los paramilitares, actuar para garantizar la seguridad en la región y el respeto a la autonomía de Copala.

Informaron que hasta ayer había tres mujeres heridas de bala en la región, una de ellas de 85 años, quienes pudieron salir de San Juan Copala hasta la tarde cuando elementos de la policía estatal lograron superar el cerco paramilitar que se mantienen en torno al municipio.

Aun con las amenazas y las agresiones de los grupos armados pertenecientes al Movimiento de Unificación y Lucha Triqui (MULT) y de la Unidad para el Bienestar Social de la Región Triqui (Ubisort), la gente no se moverá de Copala, el municipio autónomo sigue en pie, aseguró José Merino, vocero en el Distrito Federal del Movimiento de Unificación y Lucha Triqui Independiente, organización que mantiene el municipio autónomo.

Tras el mitin en el Zócalo capitalino, los manifestantes se dirigieron a la Secretaría de Gobernación, donde una comisión fue atendida por funcionarios de la dependencia. Los representantes gubernamentales sólo se limitaron a decir a los copalenses que confíen en el nuevo gobierno estatal que está por tomar posesión.

El Comité por la Defensa y la Justicia para este municipio y el sector de trabajadores de la otra campaña se sumaron al mitin de ayer al mediodía. Desde ahí llamaron a la ciudadanía a no ser indiferentes respecto de la violencia que se suscita en la región triqui y exigieron a las autoridades dejar de ser cómplices de los grupos paramilitares.

Las organizaciones acusaron a la administración estatal de Ulises Ruiz de auspiciar al MULT y a la Ubisort para atentar contra la autodeterminación política y territorial de San Juan Copala. Agregaron que el gobierno federal es cómplice de estos hechos por su omisión ante la violencia desatada en la Mixteca oaxaqueña.

Por otro lado, Amnistía Internacional (AI) denunció que la semana pasada varios hombres armados agredieron a dos mujeres del municipio autónomo, una de ellas fue violada sexualmente y a la otra le dispararon al intentar huir.

Emitió una acción urgente dirigida a los gobiernos federal y estatal a fin de que implementen las medidas necesarias para proteger la integridad y seguridad de las víctimas y sus familiares, pues hasta ahora no les ha proporcionado la protección adecuada; se investiguen estas y otras agresiones contra los habitantes del poblado, y se les garanticen sus garantías fundamentales.

La agresión contra las mujeres ocurrió el pasado 7 de septiembre, a cinco kilómetros del municipio autónomo, cuando regresaban de una localidad vecina donde compraron comida. AI subrayó que Copala lleva más de nueve meses sitiado y rodeado por grupos armados presuntamente vinculados con las autoridades oaxqueñas.

En tanto, el Observatorio Eclesial y el Centro Regional de Derechos Humanos Bartolomé Carrasco coincidieron en que en caso de que la violencia siga avanzando en esa comunidad triqui, la responsabilidad principal será de los gobiernos estatal y federal, quienes hasta el momento han preferido distraer a la gente con los festejos del bicentenario de la Independencia, en vez de ponerle freno a las agresiones. Advirtieron que los actos violentos del MULT y la Ubisort pueden desembocar pronto en una masacre.

Gabriela Juárez, secretaria ejecutiva del Observatorio Eclesial, afirmó: estamos indignados por lo que ha sucedido en San Juan Copala, porque mientras nuestros hermanos están siendo violentados, el gobierno festeja el bicentenario, como si quisieran que se nos olvidara la violencia.

Nora Martínez, del Centro Regional de Derechos Humanos Bartolomé Carrasco, también llamó la atención sobre el clima de violencia en aquella región, donde los grupos paramilitares actúan con total impunidad. La situación es muy grave. Nos indigna lo que está padeciendo la gente, sobre todo las mujeres, los niños y los adultos mayores, denunció.