Sociedad y Justicia
Ver día anteriorLunes 3 de enero de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Se busca frenar contrabando de la cactácea y el nopal hacía países de Asia, afirma dirigente

Productores entregan iniciativa de ley a diputados para proteger el maguey

En dos décadas desaparecieron 60 millones de plantas por explotación irrefrenada de las pencas

MAtilde Pérez U.
 
Periódico La Jornada
Lunes 3 de enero de 2011, p. 30

Ante el riesgo de que desaparezcan los 20 millones de plantas de maguey que subsisten y por el incremento del contrabando del genoma a países asiáticos, la Unión Nacional de Productores de Maguey y Nopal entregó a la Cámara de Diputados un proyecto de ley para proteger la cactácea.

Es urgente regular la comercialización de la penca de esta planta, altamente cotizada para la elaboración de barbacoa y hábitat de los chinicuiles y gusanos de maguey, que ya forman parte de la comida gourmet, expuso Ciro Ríos Lara, presidente de la citada agrupación.

En dos décadas desaparecieron 60 millones de plantas por la extracción indiscriminada de la hoja del maguey para la elaboración del mixiote, lo cual ha perjudicado a los productores.

Una planta de maguey tarda entre ocho y 12 meses para producir y su vida útil es de apenas cuatro meses pues sólo florece una vez y muere. Pero no se trata sólo de una planta más de la biodiversidad del país, sino de una parte representativa de nuestra raíz cultural, por lo que debe ser tratada como patrimonio nacional.

La propuesta, abundó, incluye la creación de una comisión encargada de regular las actividades económicas de las que se desprende el uso de la cactácea, entre ellas fijar el precio de los hijuelos y de la piña. Definiría las zonas de producción y las protegidas; sería la responsable de elaborar y presentar a la Secretaría de Agricultura, ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación los programas para apoyar la reproducción, mantenimiento y fomento del maguey.

También prevé las sanciones en caso de que se explote la planta sin previa autorización del propietario del predio donde se localicen: “quienes extraigan, utilicen y comercialicen el maguey, cutícula, ixtle, aguamiel, pulque, piña u otros derivados de la planta sin el permiso del propietario, cometerán delito federal, el cual será castigado con una multa equivalente a cien mil salarios mínimos y reparará los daños al propietario.

Ríos Lara comentó que aprobar dicha ley generaría confianza en los productores y sería una barrera para el contrabando, sobretodo por parte de los chinos que se están llevando los cultivos tradicionales, como los nopales. Los asiáticos han registrado 30 productos derivados de esta cactácea y se han convertido en una competencia para los productores del país.

Se estima que en México hay 600 mil hectáreas y 50 mil productores de nopal y tuna; el nopal silvestre ocupa 3 millones de hectáreas. Los principales cultivadores se localizan en la delegación Milpa Alta, en la ciudad de México, y Morelos; los de tuna se ubican en el estado de México, Zacatecas, Puebla e Hidalgo.

La producción es de 700 mil toneladas de nopal al año, pero cerca de 60 por ciento se pierde pues no se cosecha, se estima que hay 300 productos derivados del nopal y 200 pequeñas empresas que trabajan con dicho cultivo.

Añadir un comentario