Mundo
Ver día anteriorLunes 24 de enero de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Contra el Establishment
En 2009 la economía cubana era menos vulnerable que en la crisis post-soviética

Diversificó créditos y fuentes de ingresos: análisis diplomático de EU

La isla no es dependiente de Venezuela como lo fue de la URSS, según reporte

Foto
Un reparador de calzado en su taller del barrio de El Cerro en La HabanaFoto Ap
Gerardo Arreola
Corresponsal
Periódico La Jornada
Lunes 24 de enero de 2011, p. 23

La Habana, 23 de enero. La economía cubana en 2009 era menos vulnerable que en el peor momento del periodo especial –la crisis que siguió al derrumbe soviético– según estimaron diplomáticos estadunidenses, en un análisis revelado por Wikileaks.

La Sección de Intereses de Estados Unidos despachó el 4 de junio de 2009 un detallado informe sobre el panorama económico de la isla, basado en gran medida en fuentes públicas y oficiales y enfocado en buena parte en la política energética.

El reporte registró que la vida diaria de los cubanos seguía extremadamente difícil, por una economía en retroceso y mal manejada y el efecto de los tres huracanes que pasaron por el país en 2008.

Sin embargo, la evaluación resultó ponderada: La economía cubana es menos vulnerable a un regreso al peor momento del periodo especial, gracias a fuentes de ingresos y de créditos más diversificadas, a una población ingeniosa y a una apertura de las relaciones con Estados Unidos, real (por las remesas y los viajes) o teórica (fin del embargo).

Más aún, resumió el reporte, el gobierno cubano está en mucho mejor situación para captar moneda fuerte que antes de 1990, mediante aranceles, derechos, impuestos y tiendas en divisas.

El de 2009 fue un año crucial para la economía cubana, al iniciarse un fuerte reordenamiento del gasto público, que incluyó una reducción de las importaciones del 37 por ciento y una virtual parálisis de sus obligaciones financieras.

El análisis consideró que el nivel de vida de los cubanos, aún lejos del que tenían 20 años antes, ahora es mucho mejor que en el lapso entre 1990 y 1993, los más profundos de la crisis post-soviética.

Aunque apuntó que la isla no depende tanto de Venezuela como lo fue de la Unión Soviética, el informe subrayó que incluso una pérdida parcial de apoyo de parte del país sudamericano tendría un impacto severo en varias facetas de la economía cubana.

Según el documento, la situación de mediados de 2009 había hecho estallar el rumor en la calle y en los medios internacionales de que Cuba puede estarse encaminando hacia otro periodo especial.

Los diplomáticos estadunidenses describieron la situación de ese momento como una mezcla de advertencias de posibles apagones y una potencial (si no ya real) reducción del financiamiento venezolano.

Citaron serios problemas de liquidez (incluyendo el congelamiento de pagos a empresas extranjeras), que llevaron al sector bancario a perder mucha de la credibilidad que había construido en años recientes y una evaluación del consejero comercial francés: Cuba estaría en bancarrota o muy cerca de ella hacia finales del año.