Opinión
Ver día anteriorSábado 5 de febrero de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Advertencia de Estados Unidos contra el crimen organizado
Simón Vargas *
E

l Congreso de Estados Unidos, a través de un informe del Servicio de Investigación Congresional (CRS) –agencia de apoyo dedicada a proveer investigaciones y análisis sobre cuestiones legislativas–, señaló el 27 de enero que la creciente crisis de seguridad en México, con las elevadas cifras de asesinatos de civiles y servidores públicos, principalmente personal policial, la aparición de autos-bomba, crímenes y desapariciones de periodistas y migrantes, así como los ataques a sedes consulares, han elevado el nivel de preocupación sobre la estabilidad de nuestro país.

El reporte añade que algunos observadores han externado su preocupación, ya que, desde su perspectiva, los cárteles podrían actuar más como terroristas domésticos; mientras, otros estiman que son organizaciones trasnacionales que emplean tácticas terroristas. Y hay quienes consideran que el crimen organizado tiene similitudes a un movimiento insurgente, que trata de infiltrarse en el gobierno y en las fuerzas de seguridad. El reporte del CRS finaliza subrayando que “los cárteles mexicanos no tienen otra ideología mas que la despiadada búsqueda del beneficio, pero su poder de corrupción e intimidación ha puesto en tela de juicio el monopolio del Estado en el uso de la fuerza y en el imperio de la ley”.

El Congreso destaca los progresos del gobierno del presidente Felipe Calderón por reducir la violencia e imponer su autoridad en zonas controladas por los cárteles de la droga y sus implicaciones para Estados Unidos. La secretaria de Estado Hillary Clinton enfatizó la importancia del trabajo conjunto en diferentes ámbitos, desde lavado de dinero, tráfico de armas y fortalecimiento del sistema de justicia, hasta los apoyos que comprende la iniciativa Mérida para detener el narcotráfico y el crimen organizado, con lo que refrendó su apoyo a la estrategia de Calderón Hinojosa.

En tanto, la secretaria de Seguridad Interna de Estados Unidos, Janet Napolitano, durante un encuentro con estudiantes universitarios en El Paso, Texas, advirtió a los cárteles mexicanos de la droga que cualquier intento por llevar sus tácticas violentas al otro lado de la frontera causará una poderosa reacción de Estados Unidos. Napolitano destacó que los traficantes de drogas buscan socavar el imperio de la ley en el norte de México y nosotros tenemos que estar atentos a las repercusiones en Estados Unidos. En ese sentido, reiteró que seguirán trabajando con el gobierno mexicano para desmantelar y derrotar a los cárteles de las drogas.

Sin embargo, reportes del Departamento de Justicia estadunidense, con datos del Centro de Inteligencia Nacional sobre Drogas (NDIC) y de la Agencia Antinarcóticos (DEA), señalan que los cárteles mexicanos han extendido su influencia a 14 países de América Latina; mientras, en Afganistán, por conducto de empresas fantasma, el cártel de Sinaloa opera con grupos turcos para abastecerse de droga que se distribuye en Estados Unidos y Europa, principalmente en España –país de la Unión Europea (UE) en el que más droga se consume, según datos de Naciones Unidas–, donde los cárteles mexicanos han comenzado a afianzarse y a remplazar a los colombianos en el tráfico de cocaína, debido al fortalecimiento de la vigilancia en la frontera norte del país y a la saturación del mercado en Estados Unidos.

En ese contexto, la sociedad percibe cada día más inseguridad, el turismo internacional se aleja, las inversiones se contraen y los empresarios emprenden el éxodo, debido a las limitadas garantías de seguridad. Por esa razón diversas voces demandan un golpe de timón en la estrategia contra el crimen organizado, el cual debe fundamentarse en temas como educación, generación de empleo, justicia, salud y equidad social, participación ciudadana e igualdad de oportunidades, entre otros. No es sólo con el uso de la fuerza como se combate ese fenómeno.

Pese a que el discurso oficial en algunos sectores estadunidenses es de respaldo al plan de acción mexicano, los análisis y la información de inteligencia muestran que los cárteles mexicanos están teniendo una expansión y un incremento en acciones violentas que les preocupan. Urge un replanteamiento en el modelo que garantice seguridad y estabilidad para que el país retome el camino del desarrollo. Si continuamos así podríamos perder la lucha, y de ganarla ésta implicaría una victoria pírrica.

(*) Consultor en asuntos de seguridad

Añadir un comentario